Las evaluaciones censales (ECE) solo alimentarán el trauma matemático

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

El viernes compartí mi columna “El Trauma Matemático” comentando cómo a partir de datos escolares norteamericanos se ve que las personas que tienen dificultades con las matemáticas desde el inicio de la escolaridad tienden a mantenerlas en el tiempo, convirtiéndolas en fobias o traumas que hacen que rehuyan todo esfuerzo por entenderlas, rechacen las áreas escolares científicas que demandan conocimientos matemáticos y luego, a la hora de escoger una carrera profesional, descarten todas las carreras que son percibidas como cargadas de matemáticas (ingeniería, economía, contabilidad, finanzas, ciencias, etc.). Eso termina recortando sus posibilidades de aprendizaje y visiones vocacionales con lo que la escuela en lugar de empoderarlos termina limitando sus opciones (http://www.trahtemberg.com/articulos/3472-el-trauma-matematico.html

Desde que se iniciaron las evaluaciones censales en matemáticas los resultados siempre han sido similares: pocos alumnos evidencian alcanzar los logros esperados. La mayoría no logra lo que se espera de ellos en cada grado evaluado, y los alumnos que arrancan mal en 2do de primaria nunca llegan a mejorar. Todo lo contrario, empeoran con los años lo que parece avalar la idea de que quien desde temprana edad siente que no es apto para las matemáticas, ahonda ese sentir y la producción consecuente con el paso de los años. Ello se agrava cuando los resultados de las ECE se hacen públicos y se les da forma de rankings comparando regiones, distritos, colegios y hasta alumnos individuales para prestigiar a unos pocos y denigrar a la mayoría. Hasta hace poco se bonificaba salarialmente a los profesores de colegios que rendían mejor. 

En ese contexto, en el que se asocia la calidad de la educación con los puntajes obtenidos en estas evaluaciones, -ignorando todas las otras áreas y objetivos curriculares-, si la mayoría no sale bien, obviamente se genera una presión de padres hacia maestros y maestros hacia alumnos para que rindan mejor. Allí, el entrenamiento continuo resulta ser el instrumento pedagógico usual para conseguir el fin perseguido. Con ello, convierten a los colegios en academias de preparación para las ECE cosa que contradice frontalmente todos los objetivos enunciados en el diseño curricular nacional, entre ellos el de la educación en valores, formación ciudadana, educación integral, respeto a las diferencias  (inclusión), desalentar el bullying, etc.  

¿Todo eso por qué? Por que en lugar de plantearse estrategias amables y accesibles para que cada alumno se tome el tiempo necesario para construir los conceptos matemáticos a su ritmo y tiempo, previa manipulación concreta el tiempo necesario para madurar los conceptos y entender los enunciados y relaciones numéricas, se les empuja tempranamente a “aprender como sea” lo que figura en el programa siendo el expediente más simple memorizar, mecanizarse, apelar a fórmulas que no entienden, con tal de poder responder las preguntas tipo que encaran en cada uno de los simulacros.  

Este diagnóstico no es excepcional. Se ha reiterado hasta la saciedad no solo en el Perú sino en toda América Latina. Sin embargo, nuestro gobierno sigue sin entender que una cosa es tomar evaluaciones muestrales para fines de retroalimentación particularmente del Minedu sobre la pertinencia del currículo y estrategias de formación docente y diseño de materiales didácticos, y otra cosa es convertir los resultados en datos públicos para que generen frustraciones colectivas y  sean manejados por quienes no pueden hacer mucho al respecto. 

En noviembre tendremos otra vez las ECE esta vez en 2do de secundaria. Ya sabemos cuáles serán los resultados porque se trata de las mismas escuelas, currículos, enfoques docentes, maestros y alumnos que los que dieron las pruebas años anteriores. Sentirse halagados si se sube unos puntitos no cambiará la imagen de que la gran mayoría de los peruanos no logrará niveles satisfactorios en ninguna de las áreas evaluadas, pese a que actualmente en los grados a evaluarse existe la histeria de entrenamiento pre-ECE. ¿Y de qué servirá todo eso? ¿Cambiará en algo la realidad de la educación peruana? Otra vez, un par de titulares para bajar la autoestima a los profesores y alumnos, para que al día siguiente no pase nada. 

¿No es hora de terminar con esta caricatura de evaluación que únicamente perpetúa el freno a la modernización de los enfoques pedagógicos en la escuela peruana? 

En Facebook: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2511844285582758  
 
En Twitter https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1183383630120398849  

Artículos afines:

El trauma matemático

Emoción y cognición en Matemáticas

"La conversación educativa que deberíamos tener" The Washington Post 30 10 2019 por Alfie Kohn Desafía la sabiduría convencional sobre la educación sobre lo que importa, y no importa, en educación. The education conversation we should be Having 

¿Por qué si asisten al mismo colegio, con los mismos profesores y abordajes pedagógicos, los logros de unos y otros alumnos son tan diversos?

Los estudiantes que disfrutan de las matemáticas tienen mejores logros matemáticos a largo plazo según un estudio longitudinal de 3.425 estudiantes alemanes de los grados 5 al 9.Encontraron que los estudiantes que disfrutaban y se enorgullecían de sus capacidades para las matemáticas tenían un logro aún mejor que los estudiantes con mayor inteligencia. Las investigaciones han demostrado que el aprendizaje y el rendimiento cognitivo de los estudiantes pueden verse influenciados por reacciones emocionales al aprendizaje, como el goce, la ansiedad y el aburrimiento. La mayoría de los estudios sobre este tema se han realizado en laboratorios. Ahora un nuevo estudio longitudinal de Alemania investiga cómo las emociones de los estudiantes en un contexto escolar se relacionan con su logro. (U. de Munich y U. Católica Australiana) Journal Reference: Reinhard Pekrun, Stephanie Lichtenfeld, Herbert W. Marsh, Kou Murayama, Thomas Goetz. Achievement Emotions and Academic Performance: Longitudinal Models of Reciprocal Effects. Child Development, 2017; DOI: 10.1111/cdev.12704 

Los exámenes de matemáticas: la maldición de lo niños. Simon Jenkins  15 06 2018 The Guardian Si los niños no pueden recordar lo que les enseñaron hace dos meses, no lo recordarán de por vida, probablemente porque nunca valió la pena recordarlo. Las matemáticas se han convertido en una religión estatal, un ritual nacional, y por una sola razón: porque la competencia en matemáticas es fácil de medir. Los funcionarios ministeriales sufrirían agonías tratando de medir la creatividad, la imaginación, las habilidades para la vida o la autoestima. Pero medir los resultados de un examen de matemáticas lo puede hacer cualquier principiante  

El trauma matemático puede instalarse en las personas más allá de la escuela primaria para dañar sus perspectivas hasta la edad adulta. Kevin Dickinson, Bigthink, 23/9/2019 

"Niños malos":no saben leer ni calcular

Educación ciudadana bloqueada desde la infancia

Ansiedad y odio a las matemáticas

Las odiadas matemáticas

Matemáticas: el terror de los alumnos
 
Las Matemáticas de los primeros grados son decisivas

Físicos y Biólogos desisten de leer investigaciones que son presentadas con muchas ecuaciones matemáticas. Even physicists are 'afraid' of mathematics  Physicists avoid highly mathematical work despite being trained in advanced mathematics, new research suggests. Dr Tim Fawcett and Dr Andrew Higginson, from the University of Exeter, found, using statistical analysis of the number of citations to 2000 articles in a leading physics journal, that articles are less likely to be referenced by other physicists if they have lots of mathematical equations on each page.

Los estudiantes que disfrutan de las matemáticas tienen mejores logros matemáticos a largo plazo según un estudio longitudinal de 3.425 estudiantes alemanes de los grados 5 al 9.Encontraron que los estudiantes que disfrutaban y se enorgullecían de sus capacidades para las matemáticas tenían un logro aún mejor que los estudiantes con mayor inteligencia. Las investigaciones han demostrado que el aprendizaje y el rendimiento cognitivo de los estudiantes pueden verse influenciados por reacciones emocionales al aprendizaje, como el goce, la ansiedad y el aburrimiento. La mayoría de los estudios sobre este tema se han realizado en laboratorios. Ahora un nuevo estudio longitudinal de Alemania investiga cómo las emociones de los estudiantes en un contexto escolar se relacionan con su logro. (U. de Munich y U. Católica Australiana) Journal Reference: Reinhard Pekrun, Stephanie Lichtenfeld, Herbert W. Marsh, Kou Murayama, Thomas Goetz. Achievement Emotions and Academic Performance: Longitudinal Models of Reciprocal Effects. Child Development, 2017; DOI: 10.1111/cdev.12704