El error de pensar que la educación sexual depende de los textos y materiales escolares

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 13 05 2022 (Breve)

Correo 10 06 2022 (Breve) 

“Profesor, siendo varón me atraen sexualmente otros varones. ¿Es eso normal?” ó “Profesora,  sé que nací hombre, pero desde pequeño siento que mi identidad es femenina. ¿Es eso  normal? ¿Cabe cambiarme de sexo?”…  “Profesor ¿cómo es que XXX tiene dos mamás y no tiene papá?”… “¿Tener relaciones sexuales duele? ¿A partir de qué edad se pueden usar anticonceptivos? ¿Cómo actuar para sentirse a gusto durante la relación sexual?  ¿La masturbación hace daño a mi sexualidad? ¿A qué edad se puede empezar a usar la píldora anticonceptiva?” 

Según nuestros legisladores, los padres de los alumnos deben resolver por mayoría si los profesores pueden abordar estos temas y en qué términos. 

El congreso aprobó por 88 votos un proyecto de ley 904/2021-CR, que plantea una serie de restricciones e intervenciones de terceros en la aprobación de los materiales, textos y recursos educativos usados para la educación sexual en los colegios del Perú. Se inspira principalmente en congresistas que piensan que basta no hablar de la sexualidad para que eso sea bueno para los alumnos. Muchos de ellos no toleran la existencia de LGBT, ni de familias conformadas por parejas homosexuales. Parecen pensar que reconocer abiertamente su legitimidad en los espacios escolares, va a dañar la salud sexual de los alumnos y seducirlos para construir una identidad de género distorsionada.   

Más allá de las complejidades y complicaciones que surgirán de esta norma que desautoriza al Minedu como rector del sector y a los directores y docentes de los colegios como colectivos profesionales con criterios educativos, y de las confrontaciones que se suscitarán entre padres de familia con distintas posturas sobre el tema en cada colegio, hay realidades sobre las que no se puede legislar.

Supongamos que en un salón de clases un alumno es objeto de burla y agresión por parte de algunos compañeros por ser hijo de una familia de dos papás (o dos mamás). Recordemos que ese niño o niña tiene el derecho a no ser discriminado por razones de su identidad sexual, conformación familiar o cualquier otro tema diferenciador.

El maestro o la maestra a cargo del salón que observa esto tiene algunas opciones.

1). Hacerse de la vista gorda para no chocar con los padres, con lo que legitimaría el maltrato al agredido.        

2). Intervenir sancionando al agresor, pero sin aludir al motivo de la burla, con lo que se limita a instalar un sistema de represión sin explicación de causa. Puro autoritarismo represivo. 

3). Intervenir frenando la agresión, pero explicando que si bien las “familias correctas” son las conformadas entre heterosexuales, lamentablemente hay también estas otras, aunque los hijos no tienen la culpa de eso. Eso en esencia también alinea al maestro con los agresores. 

4). Intervenir haciendo notar que es inaceptable tal agresión por razones de conformación familiar, que le debemos respeto a cada cual como es, sin constituirse en juez de la buena o mala conformación familiar de procedencia.

Sigamos. Si como consecuencia de la amonestación al agresor éste replica que sus padres le han dicho que las familias así constituidas son anormales, o alguno de los alumnos pregunta directamente si esas conformaciones familiares son equivalentes moralmente a cualquier otra, el maestro tiene nuevamente tres opciones: una, explicar que hay una prohibición de los padres para hablar del tema; otra, expresar -así sea subliminalmente- su desacuerdo con esas conformaciones familiares; la tercera, expresar -así sea subliminalmente- su postura que legitima cualquier conformación familiar.

Cualquiera de sus posturas constituye un componente potente de la educación sexual. Pero la primera, la del silencio, citando o no la voluntad de los padres, es la más grave de todas, porque transmite el mensaje a los alumnos de que “las cosas importantes para ustedes no tienen cabida para ser conversadas en el colegio”. Por extensión, todos los otros temas difíciles (drogas, suicidio, delitos, abortos, etc.) tampoco tienen cabida para ser hablados en el colegio. 

Dicho sea de paso, el silencio nunca es neutral. Basta ver los gestos faciales sumados a la entonación de voz de la maestra para darse cuenta qué es lo que piensa. 

Finalmente, no hay que olvidar que la principal fuente de información y orientación sexual de estos tiempos para los alumnos es la pornografía en Internet o los comentarios de sus propios pares, con lo que negar al colegio un rol educador implica perder la oportunidad de balancear ese mundo de estímulos sesgados en materia sexual.  

Ante todas esas situaciones, lo escrito en los libros no sirve de mucho. Además, no pueden contextualizar cada situación especifica. Los profesores tienen que ser capaces de abrir espacios de conversación naturales en vez de sentir que deben tomar posición o hacer de la negación el objetivo educativo, con lo que solo lograrán alejar a los alumnos. Todo eso escapa a cualquier legislación, norma o texto escrito. Tiene que ver con la postura de los directores y docentes respecto a estos temas, lo que demanda un esfuerzo por clarificar estas situaciones en el equipo docente, afirmar la centralidad del bienestar del niño como valor educativo supremo, desligarse del rol docente-juez respecto a la identidad sexual de los padres o alumnos, y más bien acoger a los alumnos con el más amplio criterio de respeto a la diversidad.     

Por eso, ante la diversidad de posturas de los padres, las sociedades depositan en los ministerios de educación un rol rector que se base en el saber científico, pedagógico y psicológico más avanzado para cada época, y en la coherencia con valores educativos como el de la inclusión y respeto a la diversidad, que dicho sea de paso, son piedras fundamentales para la vida en democracia.  

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/5049743845126110

En FB2: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/5063218053778689

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1523283787408359424

En FB2: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/5144103852356775

Artículos afines:

Video: Educación Sexual Integral, para charlar en familia. Spot producido por el Ministerio de Educación de la Nación Argentina. 

El Comercio: Congreso aprueba ley que afecta el enfoque de género y educación sexual en colegios. El proyecto de ley 904-2021 de la Comisión de Educación fue aprobado con 88 votos a favor, 17 en contra y 13 abstenciones, y quedó exonerado de segunda votación.

Gestión: Ministra de la Mujer pide observar ley que afecta la educación con enfoque de género

La República: Grupos conservadores ahora podrán vetar los textos escolares

Respuestas fáciles a preguntas difíciles 

La educación sexual de la primera infancia

¿Qué debería enseñarle a mi hijo de escuela secundaria sobre la identidad?

10 preguntas de los jóvenes sobre sexo

Dudas sexuales más frecuentes entre los adolescentes

Preguntas y respuestas sobre sexo

Las preguntas de los niños sobre sexualidad