Reflexiones desde el costado, sobre la invasión de Rusia en Ucrania

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Si Brasil invadiera militarmente el Perú ¿qué países mandarían tropas para ayudar a defender el territorio peruano?

Lo que los países pequeños deben aprender de lo que le pasa a Ucrania

Lo que estamos viendo en el mundo es que entre la idealidad de la constitución de la ONU y las normas del derecho internacional y la realidad en la que actúan grandes potencias frente a países medianos o pequeños hay un enorme abismo que uno de los pocos países que ha sabido leer a tiempo es Israel, incipiéntemente Ucrania, y quizá lo veamos en el futuro con Taiwán, cuyas doctrinas militares están diseñadas para escenarios de David contra Goliat.

1). Los países no se mueven por valores sino por intereses.

2). Las grandes potencias constantemente hacen prevalecer sus intereses sin importar atropellar a los demás. Para ellos la ONU está de adorno y en todo caso formalmente se limitan a vetar cualquier resolución del consejo de seguridad que pudiera resultarles desfavorable

3). Las sanciones de los aliados siempre llegan tarde frente a una agresión o invasión, tienen infinidad de posibilidades de fisuras y el día que se levantan por algún tipo de acuerdo negociado, no ocurre a costa de renunciar a los hechos consumados (como en el caso de Crimea por ejemplo).

4). Los países procuran tener una profundidad estratégica territorial que amortigüe cualquier invasión o acción militar de un vecino poderoso (argumento de Rusia en relación al dominio sobre los países periféricos que aún no pertenecen a la OTAN)

5). El dominio del ciberespacio es tan importante como el propiamente militar, para controlar y perturbar la información y las comunicaciones del enemigo, accionar los equipos militares de ataque y defensa, vigilancia e inteligencia, etc.

6). Las grandes potencias definen la oportunidad de ataque cuando perciben que sus ocasionales contrapartes están debilitadas o distraídas por serios problemas internos o externos, como ocurre por ejemplo con los Estados Unidos cuya democracia y unidad nacional implosiona y sufrió un apartoso fracaso político militar en Afganistán, y los países de la OTAN que tienen serias diferencias entre ellos y requeiren unanimidad para alguna acción política o militar

7). Los países tienen que valerse por sí mismos para sostener su seguridad nacional porque ninguno otro vendrá a pelear las batallas del agredido por otro país. Eso supone una doctrina militar autónoma, redes de relaciones internacionales diversificadas para evitar dependencias excesivas de unos pocos, y un alto nivel de inteligencia cibernética que puede dar ventajas frente a los opresores. 

8) Tener una excelente fuerza aérea comparable con la del invasor permite a los países pequeños sostenerse mucho mejor ante una invasión masiva de infanterías numerosas. 

9). Si mañana Brasil decidiera invadir Perú, tendríamos un panorama similar al de Ucrania frente a Rusia. De hecho, la historia del Perú muestra que nuestro país ha perdido sistemáticamente territorios frente a todos los países vecinos.

10). En suma, las asimetrías de países poderosos frente a países menores sólo puede intentar equilibrarse si su doctrina de seguridad está construida bajo la metáfora de David contra Goliat, que apuesta más por el software que por el hardware, las habilidades blandas frente a las duras, y si tienen un liderazgo sólido capaz de hablarle al alma de la nación para que se sostengan frente al opresor como lo está haciendo Volodímir Zelenski.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/4878895348877628

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1499724589865259009

Artículos afines:

¿Será Ucrania el Afganistán de Putin? 

Reflexiones desde el costado, sobre la invasión de Rusia en Ucrania

Como hablar con los niños sobre la invasión de Ucrania