Desestatizar la educación.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

¿Quieren una evidencia de cómo la deficiente educación se expresa en el Perú? Olvídense de PISA, ECE, DCN, Sunedu... observen. 

En un año el liderazgo gubernamental y burocrático  del Perú no ha sido capaz de conseguir vacunas y oxígeno, hacer una lista depurada de personas que deben vacunarse (tampoco  acercarse a las cifras correctas de las que han enfermado y muerto por covid) ni de diseñar la estrategia que permita vacunar a  decenas de miles de personas diarias ni bien lleguen las vacunas.

Siguen desvariando con las metas de compras y vacunación, depurando listas, cambiando estrategias a ver si aciertan con alguna, y discutiendo si los privados pueden intervenir. 

Para informarse, hay que acudir a analistas extraoficiales. 

Y eso que no he tocado temas como conseguir que todos los niños tengan en casa de inmediato el material escolar impreso y las tabletas que han seguido el mismo patrón de incompetencia que las vacunas. 

Por si fuera poco, un buen grupo de líderes y funcionarios sin escrúpulos engañan, mienten, se vacunan irregularmente, sin la menor consciencia de la equidad y bien común. 

Todos esos líderes y decisores sobre la salud y educación fueron producto de la escuela y universidad peruana de hace una y dos generaciones, que es la misma que tenemos hoy que promete educar ciudadanos y  profesionales competentes, ingeniosos y éticos. ¿No es suficiente? ¿Seguiremos escuchando que el gran objetivo de la educación peruana es subir unos puestos en PISA o las ECE o gastar más dinero -a ciegas-  en el sector sin dar en el blanco, o llenar los protocolos que exige Sunedu?

Hay que desestatizar la educación y darle una verdadera oportunidad a los niños y jóvenes para educarse en función de sus potencialidades y no a las limitaciones de los gobernantes y decisores de turno. Necesitamos un Minedu que haga normas sensatas, realmente "rectoras", en lugar densos y asfixiantes normas, reglamentos, procedimientos, protocolos, estándares, sin incentivos, que matan la creatividad y capacidad de las instituciones públicas y privadas para resolver sus problemas o tomar iniciativas innovadoras apelando a sus propias capacidades y medios, de cuya difusión luego se benefician todos.

Como eso requiere visión y coraje... me imagino que esperarán a que primero lo hagan en otros países para luego darse cuenta que también algo hay que hacer en el Perú.... y nuevamente llegaremos tarde.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3846807148753125

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1379456558615162884 

Artículos afines:

Una ciudadanía sin autonomía queda condenada a la esclavitud e impotencia 

MINEDU propone gestionar en el vacío

Un Minedu cobarde que debe ser castrado 

El Minedu frente a columnistas y críticos que demandan cambios.

La educación relevante tendrá que esperar al 2026

Reformas educativas que suman cero

Obligación del MINEDU: Visibilizar la innovación educativa

Minedu, la innovación y la Educación al 2021

Pura aritmética que demanda una nueva inteligencia ministerial: la presencialidad no llegará antes del 2022.