Papa Francisco critica pruebas estandarizadas

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 23 10 2020y Diarios Regionales 

Cuando los líderes de grandes organizaciones como por ejemplo la Iglesia Católica hacen un pronunciamiento oficial, es porque sus equipos de consultores y asesores se han informado, lo han meditado y finalmente lo hacen público como postura oficial para todos los fines que sus fieles consideren afines.

Por eso es que me llamaron mucho (positivamente) la atención las declaraciones del Papa Francisco en un video mensaje pidiendo poner freno al culto a las “pruebas estandarizadas”, para ir más allá de “simplificaciones aplanadas sobre la utilidad”, reclamando que el sistema educativo no mida su éxito bajo el prisma de superar “pruebas estandarizadas” sino por las garantías que ofrece como “antídoto” a la cultura individualista. (Publimetro México Europa Press 15/10/2020)

Citaré textualmente algunos de los párrafos de su mensaje: … "Hoy se requiere la parresia necesaria para ir más allá de visiones extrínsecas de los procesos educativos, para superar las excesivas simplificaciones aplanadas sobre la utilidad, sobre el resultado “estandarizado”, sobre la funcionalidad y la burocracia que confunden educación con instrucción y terminan destruyendo nuestras culturas; más bien se nos pide que busquemos una cultura integral, participativa y multifacética"… Y ha asegurado: "El valor de nuestras prácticas educativas no se medirá simplemente por haber superado pruebas estandarizadas, sino por la capacidad de incidir en el corazón de una sociedad y dar nacimiento a una nueva cultura. Un mundo diferente es posible y requiere que aprendamos a construirlo, y esto involucra a toda nuestra humanidad, tanto personal como comunitaria".

… "Educar es siempre un acto de esperanza que invita a la coparticipación y a la transformación de la lógica estéril y paralizante de la indiferencia en otra lógica distinta, capaz de acoger nuestra pertenencia común. Si los espacios educativos hoy se ajustan a la lógica de la sustitución y de la repetición; y son incapaces de generar y mostrar nuevos horizontes, en los que la hospitalidad, la solidaridad intergeneracional y el valor de la trascendencia construyan una nueva cultura, ¿no estaremos faltando a la cita con este momento histórico?", se ha preguntado el Papa.

Como columnista que ha confrontado constantemente la inutilidad de asumir los resultados de las pruebas estandarizadas como sinónimo de suficiencia o calidad educativa, me reconforta que cada vez más líderes de opinión con peso en la educación sean capaces de decirle a los adoradores de PISA y tantas otras similares que ya fue suficiente. Quién sabe Covid19 haya sido un terremoto suficientemente esclarecedor para que quienes diseñan las políticas educativas piensen nuevamente qué significa realmente ser un ciudadano de estos tiempos, cuáles son las habilidades y "saberes" que eso demanda y qué tipo de enfoque educativo (desde la escuela) permite que cada individuo construya su identidad, libertad de pensamiento, autonomía y que sea capaz de su autoregulación social y emocional. Imaginando eso, podrían darse cuenta que no se puede pretender el respeto a la individualidad partiendo de propuestas homogenizadoras, estandarizadoras, que anulan al individuo en función de una imagen de "estudiante estándar". Tampoco se logra partiendo de normas que  surgen de la desconfianza en que las instituciones individuales son incapaces de administrarse con autonomía y con ello hacer emerger sus enormes capacidades de adecuación e innovación. La innovación rara vez surge de los ministerios de educación. Lo usual es que surjan desde las instituciones individuales y que eso fluya hacia los costados y hacia arriba, para que el ministerio de educación lo acoja y redistribuya en toda la comunidad.    

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3417086385058539

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1319597114540830721 

Fuente: Papa Francisco.- El Papa pide una educación que no se mida por superar "pruebas estandarizadas" sino por ser "antídoto" a la cultura individualista

Artículos afines: 

El origen de la escolarización moderna 

¿Por qué si asisten al mismo colegio, con los mismos profesores y abordajes pedagógicos, los logros de unos y otros alumnos son tan diversos?  

"La conversación educativa que deberíamos tener" The Washington Post 30 10 2019 por Alfie Kohn Desafía la sabiduría convencional sobre la educación sobre lo que importa, y no importa, en educación. The education conversation we should be Having 

Educación en Estados Unidos, y el uso de pruebas estandarizadas para discriminar  y "matar" la educación  Telesur TV 31 octubre 2016 Anahi Rubin  

Números y educación (Santiago Cardozo)   Exaspera un poco ver cómo la reflexión sobre educación ha sido plenamente copada por el “virus” de los números: encuestas, porcentajes, indicadores, gráficas de barra o de torta o de líneas o de lo que sea, esta parece ser la lógica que asume hoy la reflexión sobre la educación; especie de zona dentro de la cual se puede reflexionar sobre lo educativo. Llegados a este punto, es como si la educación se identificara punto por punto con el aparato estadístico que procura “reflejarla”. ¿Por qué este aparato estadístico se ha vuelto la forma misma de la reflexión sobre la educación? ¿Por qué las autoridades educativas se mueven de acuerdo con esta lógica, situándola en el centro del debate y de sus decires, como si lo educativo no fuera más que un estado traducible a porcentajes, indicadores, expresable en intrincadas grillas de medición de la realidad misma? ¿Por qué esta necesidad de lo estadístico?  En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/826677454099458?pnref=story

Vídeo: Las ideas fuerza de la educación en Finlandia en pocas palabras. En su reciente película "¿Qué invadimos ahora?" el siempre incisivo y polémico Michael Moore ha sabido explicar en unos pocos minutos el más que llamativo éxito educativo de Finlandia, un sistema basado en unas pocas ideas muy claras.https://www.youtube.com/watch?v=vuEhgfkPfho  En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/829767040457166?pnref=story 

Estándares de sentido común

PISA distorsiona la educación (Revista Padres-Cosas 208)  
Los sucesivos programas ha sido un colosal y costoso fracaso. La administración Obama orientó sus propuestas de reforma hacia el “Common Core” de lo que todo alumno debe lograr para estar bien educado. Los desempeños a lograr se convirtieron en los referentes de los tests y la acción docente de preparación para ellos en las aulas. Más de lo mismo.  Sin embargo, la industria de tests prosperó, así como la de los juegos, software, aplicaciones educativas y canales de televisión educativos. El mercado llenó el vacío creado por las frustraciones generadas por las políticas educativas. Lo irónico del tema es que la presión de la industria de los tests en lugar de dar mejores opciones para el futuro lo que ha hecho es  erosionarlas.  

(Irrelevantes) pruebas estandarizadas y de ingreso

Estándares de logro ¿tienen sentido? El caso de un equipo de atletismo

Pruebas estandarizadas y exámenes e ingreso

ECE: evaluar muestras de cohortes

Orina y PISA

Sugiero replantear el nuevo currículo presentado por el Minedu 

Imposible: igualdad de oportunidades

El error de intentar medirlo todo. En un mundo evaluado por ‘likes’, algoritmos, indicadores y objetivos, los números no deben ser inmunes a la crítica. Estos parámetros son siempre reduccionistas. De entrada, porque la medición se refiere fundamentalmente a la parte cuantitativa de las cosas. Quien mide, inevitablemente, presta mayor atención a las dimensiones que se dejan medir mejor, de manera que éstas son privilegiadas en relación con otros aspectos de la realidad. La cuantificación hace que destaquen determinados aspectos, e invisibiliza a otros. La lógica de la medición tiene ciertos efectos secundarios. A menudo el impacto y la imagen se valoran más que el contenido

¿Y si estamos ahogando la sed de aprender de los niños con un bombardeo de estímulos? Los incentivos externos saturan los sentidos, empachan y anestesian la capacidad de saborear lo lento de lo ordinario CATHERINE L’ECUYER  "¿Dónde marchitó aquel asombro? ¿Y si la sed de aprender se hubiera ahogado en un océano de información sin sentido, en un bombardeo de estímulos externos compuestos por ruidos, contenidos y horarios que no respetan el orden interior de los niños, y por qué no decirlo también, de nosotros sus padres? Para que la sed sea sostenible, es preciso dejar beber poco a poco a la persona de una fuente que se ajuste a sus necesidades reales. ¿Hay que sorprenderse si uno se ahoga intentando tomar un sorbo de una boca de incendio? El asombro es lento, saborea la realidad a la que se acerca por primera vez, o como si fuera por primera vez. En cambio, los estímulos externos que saturan los sentidos empachan, embotan, anestesian el deseo, la sensibilidad y la capacidad de saborear la dimensión estética y lo lento de lo ordinario".  

Richard Gerver: “Hay demasiadas modas pasajeras en la educación”.Las escuelas se centran demasiado en lo académico. En España o Inglaterra los exámenes son la razón de ser de la escuela. Esto tiene que parar. La educación no va de aprobar exámenes, sino de desarrollar a los jóvenes para que tengan éxito. Los profesores no necesitan los exámenes para eso. Seamos serios. Están evaluando a sus alumnos todo el tiempo. Los exámenes existen porque les gustan a los políticos y los piden los padres. Pero, en realidad, como herramienta, obstaculizan la educación, no la mejoran. La OCDE señala que los países con sistemas que se centran en exámenes son en los que los chicos tienen más dificultades para encontrar un trabajo. Esto se debe a que la educación no está enfocada a su desarrollo, sino a prepararlos para un examen. 

A treinta años del Simce: los avances y desafíos de un nuevo Sistema de Evaluación de la Calidad de la Educación Por Carlos Henríquez, Secretario Ejecutivo de la Agencia de Calidad de la Educación, responsables del SIMCE.Sabemos la importancia de contar con evaluaciones externas, pero también conocemos los límites de estas herramientas: siempre serán un complemento al trabajo interno de la comunidad escolar. Por ello hemos insistido en promover una mirada amplia, porque la calidad no puede reducirse a resultados en pruebas estandarizadas.

“En la evaluación, la LOMCE ha sido un obstáculo en el camino que se había emprendido” Paco Luna, experto en evaluación de Euskadi, sobre sus límites y sus posibilidades. Estas evaluaciones son técnicamente potentes, pero tienen limitaciones. Una muy fuerte es cuando se llega al nivel de resultados de alumnos. En ocasiones, los que estamos en este campo actuamos con una cierta arrogancia técnica, pensando que nuestros instrumentos son capaces de describir mejor la situación de aprendizaje de un centro que las pruebas que hace el propio centro.  Es cierto que hay quejas en ese sentido, pero está muy relacionado con dónde sitúas la evaluación. Si lo haces como referencia única de un centro, entonces es normal que se pongan nerviosos, porque les estás dando una única fotografía que tienen que trasladar a las familias. Pero si les garantizas que es una información interna, sin rankings ni difusión de esa información, y que tienen autonomía para actuar a partir de esos resultados, no tiene por qué ser así. Si es una información complementaria periódica para compararte con otros centros y puedes analizar qué cambiar, estas evaluaciones aportan información y no tienen por qué ponerte demasiado nervioso porque no tienen consecuencias directas ni en el sueldo ni en los resultados académicos; es una información más para la toma de decisiones.