Cuidado con el diseño de clases híbridas

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 09 10 2020y Ediciones regionales 11 10 2020  

Cuando se habla de aprendizaje híbrido (fuera del contexto de la pandemia) eso significa que los estudiantes aprenden tanto presencialmente como en línea como consecuencia de que el plan de estudios incluye una parte de trabajo sincrónico (interactivo, con todos los alumnos y el profesor presentes) y otra asincrónico (que no requiere la presencia del profesor, pero que es el responsable de acompañar y evaluar ese trabajo en los plazos que se establezcan). Pretende combinar lo mejor de ambos mundos para maximizar la experiencia de aprendizaje de cada alumno de los que están a cargo del mismo profesor. 

Pero lo que se está planteando como híbrido en el contexto de la pandemia es algo así como pedir al profesor que tenga un plan de trabajo con quienes asistirán al colegio y otro para los que no asistirán, trabajando con ambos a la vez, lo cual en esos términos podría requerir más profesores para implementarse. Veamos.

Cuando se dé la opción de que los padres escojan entre el modelo parcialmente virtual (semipresencial) y el totalmente virtual, la pregunta es ¿Cómo se diseñarán las clases para ese caso y cómo se asignarán los profesores para esa función?.  

Si un mismo profesor tiene que trabajar con el mismo salón durante toda la semana, pero atender a algunos alumnos de forma presencial y otros de forma virtual simultáneamente, en esencia lo que estará haciendo equivale a sentarse en el aula en el que tendrá una parte de los alumnos presentes en el aula y la otra parte en su casa a los que verá por una pantalla de computadora. En ese esquema todos los alumnos hacen lo mismo, pero se neutraliza casi totalmente la magia del trabajo presencial en clase con un profesor que se mueve, se acerca a cada alumno, y apela a diversos recursos físicos que hay en el aula o los laboratorios. 

Si se espera que el profesor en clase presencial atienda en dos turnos a medios grupos, para hacer lo mismo dos veces con cada medio grupo, no podría atender a la vez al otro medio grupo virtual que tendría que estar trabajando otros temas, en cuyo caso tendría que contar con otro profesor. Eso duplica el costo de profesor por aula, lo cual reventaría los presupuestos públicos y privados.

Si se divide el plan de estudios para que unas áreas se desarrollen para todos los alumnos de modo virtual (digamos tres días por semana), y otras sean las que pueden alternativamente desarrollarse de modo presencial o virtual (en los otros dos días, digamos, a razón de 4h diarias como en Uruguay) habría que tener dos planes de trabajo distintos al menos para esos dos días, uno para los que asisten al colegio (y pueden aprovechar los campos deportivos, gimnasios, laboratorios, talleres, etc.) y otro para los que se quedan en casa, lo que nuevamente implica un profesor adicional al menos por esos dos días y horas de simultaneidad entre los virtual y lo presencial. Para que el mismo profesor atienda a todos combinando lo síncrono con lo asíncrono, tendría que dedicar más horas a la preparación las cuales le tendrían que ser reconocidas.  

Si el punto de partida es el deseo de atender a todos los alumnos sin aumentar costos, número de profesores ni tiempo de trabajo de los profesores, habría que tener claro cómo sería ese modelo.

Finalmente, ¿Cuál sería el modelo para los alumnos que asistan a clases diferenciado del de aquellos que no asistan, en los lugares donde los alumnos solo están siguiendo las clases por radio o televisión? 

El MINEDU debería hacer una simulación muy precisa sobre estos temas de manera que tenga claridad respecto al modelo pedagógico, organización escolar, recursos humanos y presupuestos que hacen falta para que sea posible atender las alternativas que se proponen, y comunicarlo oportunamente de modo muy claro. Anunciar solamente el reinicio de clases semipresenciales sin explicar cómo sería corre el riesgo de generar enormes resistencias especialmente de quienes tienen miedo al contagio o de profesores que imaginan una sobrecargada actividad laboral, porque no se les da la tranquilidad de tener a la vista una respuesta comprensible y razonablemente segura.   

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1314546278680989696

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3379258458841332 

Artículos afines:

CADEx: análisis desde el unto de vista estadístico, de salud y de educación (mirada internacional): retorno al colegio en el año 2021 Expositores: • Patricia García, Epidemióloga, Profesora Principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y Exministra de Salud • Paul Neira, Gerente General de The Learning Factor  • Patricia Rojas, Directora de Public Affairs de Ipsos Perú  

Esto no es lo que queremos decir con aprendizaje híbrido. This Isn’t What We Meant by Hybrid Learning  

En España crecen el homeschooling y el covidschooling

Frente a leyes españolas que obligan a los padres a mandar a sus hijos al colegio bajo diversas penalidades, hay un sector que se opone a hacerlo hasta que estén vacunados usando diversos argumentos también legales que darán lugar a un debate constitucional muy intenso. Carta de una abogada que no lleva a su hijo al colegio: «Lucharé para acreditar que esto no es absentismo escolar» 

Del Homeschooling al Unschooling

El aula en casa: la pandemia impulsa el ‘homeschooling’. Cientos de familias se plantean desescolarizar a sus hijos, aunque difieren los motivos entre los ‘covidschoolers’, que desconfían de la escuela debido al coronavirus, y los ‘homeschoolers’ que defienden un modo alternativo de vida

HOMESCHOOLING La educación en el hogar tiene sus beneficios. Según las estimaciones del Departamento de Educación de los EE. UU., Casi 2 millones de niños de edad escolar en el país reciben educación en el hogar.

(NYT) Qué significa para la escuela en casa. What It Means to Home-School

Homeschooling: la escuela doméstica

Homeschooling in Latin America?

La educación en casa reclama ser legal

La futura des-escolarización

En el futuro, si quieres un trabajo, debes ser tan diferente de una máquina como sea posible: creativo, crítico y socialmente experto. Entonces, ¿por qué se les enseña a los niños a comportarse como máquinas? Los niños aprenden mejor cuando la enseñanza se alinea con su exuberancia natural, energía y curiosidad. Entonces, ¿por qué son arrastrados en filas y hechos para quedarse quietos mientras están llenos de hechos? Tenemos éxito en la adultez a través de la colaboración. Entonces, ¿por qué la colaboración en las pruebas y exámenes se llama trampa? Los gobiernos afirman querer reducir el número de niños excluidos de la escuela. Entonces, ¿por qué sus currículos y pruebas son tan estrechos que alienan a cualquier niño cuya mente no funciona de una manera particular? Los mejores maestros usan su carácter, creatividad e inspiración para provocar el instinto de aprender de los niños. Entonces, ¿por qué el carácter, la creatividad y la inspiración son suprimidos por un régimen sofocante de microgestión? Los profesores ahora están dejando la profesión masivamente con lo que se pierde lo invertido en su fromación, en carreras destruidas por el exceso de trabajo y un régimen de trituración espiritual que trae la estandarización, las pruebas y el control de arriba hacia abajo. Cuanta menos autonomía se les conceda, más se les culpa por los fracasos del sistema. Nuestras escuelas enseñan habilidades que no sólo son redundantes sino contraproducentes. Nuestros niños sufren este sistema deshumanizante para nada.