No es deserción escolar. Es exclusión.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

No es deserción. Es exclusión.

El estado no debe ser cómplice de la desvinculación escolar de cientos de miles de estudiantes.

Resulta molesto leer o escuchar que se diga que, si un alumno o alumna no continúan su vínculo con la escuela, son desertores, palabra extraída del lenguaje militar para aludir a los traidores o irresponsables con ciertas obligaciones. En el caso más amigable se habla de abandono escolar, pero en ambos casos se coloca la culpa en los alumnos que se desvinculan de la escuela. 

En realidad, es la escuela la que fue incapaz de retenerlos y ejecuta una exclusión pasiva, al no crear las condiciones para que las niñas, los niños y los jóvenes quieran y puedan continuar el vínculo con la escuela. 

La educación básica es obligatoria en el sentido de que se obliga a sí misma, a través del Estado o los proveedores particulares, a crear condiciones para que los alumnos puedan aprender, que es la gran promesa escolar, para lo cual diseña un currículo, recursos y contrata profesionales (maestros). En lugar de autocriticar y resolver todos esos factores de la oferta educativa, lo más cómodo para el Estado es decir que los alumnos (o sus padres) son los responsables o culpables de la desvinculación escolar.

Y en esta temporada de educación a distancia eso se ha hecho notorio tanto en alumnos que no acceden a las pantallas e Internet (muy especialmente los más vulnerables que aún esperan que les lleguen las tabletas) como aquellos que teniendo el acceso están crecientemente resistentes a conectarse, frustrados, hartos y/o aburridos con la propuesta pedagógica "a distancia" o "virtual".

Caería bien un poco de autocrítica del sistema, en vez de cargar de culpas a las familias y alumnos. 

No debiera ocurrir que Estado -con sus rígidas normas centralistas, reglamentaristas y de “talla única” frente a la diversidad, así como sus propuestas curriculares, pedagógicas y de rendición de cuentas- sea el gran cómplice de la exclusión escolar de centenas de miles de niños que tanto costó que confiaran en que vale la pena intentar sacarle provecho a la escolarización. Y si a eso se agrega la pretensión de declarar que no habiendo logrado lo suficiente los alumnos deben repetir de año, se aumentará el dique del retorno de la exclusión. 

Este año atípico debe ser visto como el primer medio ciclo del bienio 2020-2021 de modo que sea la época del retorno a clases regulares la que determine los temas de evaluación de aprendizaje y logros para continuar en el grado.  

Algunas palabras de autocrítica, comprensión y aliento a las familias y a los alumnos por parte de los gobernantes podrían animar a todos aquellos que la están pasando mal en el contexto de la educación remota actual. Y algunas orientaciones a padres y maestros para bajar el estrés y la angustia por el avance escolar también pueden ser de mucha ayuda. Después de todo, este es un año que debe procurar asegurar la continuidad del vínculo escolar más que enfocarse en la evaluación de aprendizajes para deslindar entre los que aprueban o no las áreas curriculares convencionales, en contextos tan atípicos y desfavorables.

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3290865047680674

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1304071764549554176

Artículos afines:

VIDEO Exclusión y abandono escolar por COVID19. Renato Cisneros y Mabel Huertas entrevistan a León Trahtemberg (Conexión RPP 08 09 2020) sobre los escolares que dejan de asistir a las clases remotas por las más diversas circunstancias

El año del vínculo escolar que nos haga viables

Educación pública en crisis. Informe sobre estudiantes que dejan el sistema por El Comercio 09 9 2020 

Revisar la absurda y retrógrada repitencia de año 

La (absurda) repitencia escolar 

Apuntes de Investigación SICE- Argentina Repitencia y promoción pedagógica en la educación primaria. La mayor parte de la evidencia nacional e internacional coincide en señalar los efectos negativos de la repitencia. Paulatinamente, los sistemas educativos del mundo van adoptando la promoción pedagógica, bien en los años iniciales de la educación básica o al interior de sus ciclos. En general estos cambios de régimen de promoción son aceptados, y hasta celebrados, por la comunidad académica –que reconoce los graves defectos de la retención de grado– pero encuentran resistencias tanto en las familias como en el cuerpo docente. En este sentido, desde el gobierno de la educación, es necesario emprender las acciones estratégicas necesarias para modificar las representaciones positivas de la repitencia En general, estos trabajos coinciden en señalar que la repitencia: 1. Deteriora la autoestima de los alumnos; 2. No es eficaz, es decir, no mejora el rendimiento a largo plazo de los alumnos; 3. Aumenta el gasto educativo; 4. Es poco objetiva.

Gobierno (chileno) llama a colegios a revisar la repitencia como opción pedagógica  ¿Qué efectos puede tener repetir para un estudiante? Según Calderón, “fortalece la probabilidad de que ese alumno deserte del sistema escolar, sin generar ningún efecto positivo sobre su desempeño”. Según explica, esto estaría relacionado con consecuencias como tener que cambiarse de colegio o tener compañeros menores. Por su parte, Alan González, director (s) académico de la Corporación Patrimonio de la Familia, los efectos negativos de repetir se focalizan “en el plano social afectivo, ya que un estudiante que repite pierde los lazos afectivos con sus compañeros de curso, vínculos que muchas veces facilitan el aprendizaje de valores y habilidades blandas”. Además, advierte a los padres de alumnos repitentes que en estos casos los estudiantes “adquieren un sentimiento de haber defraudado a su familia, lo que puede ahondar en una baja de autoestima y posible depresión. 

¿Es bueno repetir de año?

La (absurda) repitencia escolar 

(LT: Otra vez, América Latina demora 20 años para  asumir lo que enseña la investigación). Ministerio de Educación de Chile eliminó repitencia automática 《por número de desaprobados》 en enseñanza básica y media. La razón de la medida apunta a que la repitencia "suele tener más efectos negativos que positivos, tanto para el desarrollo como para el aprendizaje de los y las estudiantes"

Efectos de la repetición de año Fuerte denuncia sobre secundaria ineficaz y lo contraproducente que resulta la repitencia de grado en Uruguay "La tasa de egreso de educación media es un suicidio para el país"   Si un alumno tuvo un mal año o entra con alguna desventaja y esta se sanciona con la repetición, esto va a marcar fuertemente su futuro educativo y reforzar sus posibilidades en la vida. Esto es un dato perturbador. http://www.elobservador.com.uy/la-tasa-egreso-educacion-media-es-un-suicidio-el-pais-n960494

Educación: crece la repitencia escolar en Argentina  (LT esta nota es muy importante para todos los que definen el sistema de evaluación. La repitencia de grado tiene más efectos largamente más contraproducentes que benéficos)

La alta tasa de repetidores es uno de los lastres del sistema educativo. España fulminó durante la crisis los programas de apoyo para combatirla. Aspira a recuperarlos en 2017