El año del vínculo escolar que nos haga viables

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo (breve) 11 09 2020

¿Se imaginan ustedes decirles a los alumnos de las zonas rurales y periféricas que recién en octubre recibirán tablets para empezar a conectarse virtualmente con el mundo educador oficial,  que su año escolar está perdido, porque no alcanzaron los logros satisfactorios del grado? ¿O decirle lo mismo a los agotados y frustrados estudiantes urbanos que han hecho lo indecible por soportar esta especie de arresto domiciliario con tediosa escolaridad remota? Ni qué hablar de los profesores que están agotados con esa doble carga de ser papá o mamá en casa y a la vez, en el mismo espacio y horario, ser profesor de otros niños o adolescentes a distancia, sin capacitación previa, con limitados equipos y con deficiente (si alguno) acceso a Internet. 

¿Se imaginan decirles a alumnos y profesores que como no han estudiado y aprendido lo suficiente, deben continuar con esta modalidad escolar en enero y febrero, eliminando las vacaciones?  

Es hora que los administradores que intervienen en la educación escuchen y respeten la voz y las necesidades de los alumnos y maestros; que dejen de insultarlos diciendo que lo que han hecho en el año escolar no vale lo suficiente como validarlo porque sólo les interesa que hayan avanzado de la página 1 a la 300 del programa curricular para cumplir con los arbitrarios “logros satisfactorios” que habrían de definir si son aptos o no para aprobar el grado.

Este no ha sido el año del cumplimiento lineal del currículo y las evaluaciones para ranquear alumnos entre competentes e incompetentes, como se acostumbra en la escuela tradicional en un año regular. Este es el año de la búsqueda de mantener el vínculo entre el alumno y la escuela, la continuidad de los estímulos que los conecten con el desarrollo de sus capacidades de aprendizaje y adaptación; el año para sobrevivir la escolaridad remota juntos -alumnos, padres y maestros- en medio del drama de un país paralizado, enfermo y encerrado. Lo peor que podría hacerse es transmitirles el mensaje de que este es un año perdido; que por falta de aprendizajes todos serán reprobados, y que los esfuerzos hechos por ellos y sus maestros no son dignos de ser reconocidos (sin asumir además las culpas del propio estado peruano por sus ineficiencias e incompetencias).

¿Cuántos siglos nos ha tomado lograr que el 100% de los niños del Perú asistan a la escuela primaria aunque sea por unos grados, a lo que no pocas familias rurales y nativas se oponían aduciendo que era irrelevante para sus vidas en las que los niños -y especialmente las niñas- tenían que cumplir tareas del hogar más importantes que ir a la escuela? ¿Van a decirle a esas familias ahora que no tiene sentido que sus hijos vayan al colegio porque no aprenden nada? 

Y una vez que esos padres decidan retirar a sus hijos de la escuela ¿retornarán el año siguiente?

Realmente espero que nuestras autoridades tengan algunos espacios de lucidez para darse cuenta de lo inapropiado que sería algo así, y que lo que deben plantearle a los alumnos, profesores y padres es el mensaje de que en diciembre llegarán a la mitad del ciclo 2020-2021, que les agradecen por el esfuerzo invertido, y pedirles calma, paciencia y ánimo porque ni bien termine la pandemia nivelarán aquellos faltantes que pudieran haberse generado en este inusual e inesperado bienio 2020-2021. No se trata de hablar de “promoción automática”. Se trata de reconocer la diversidad, las realidades y contextos tan complejos y diversos, la atipicidad de este año escolar y tener la sensatez de no cargar a profesores y alumnos de culpas e irresponsabilidades que no les corresponden. 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3281646808602498

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1302945143239122945 

Artículos afines:

VIDEO Exclusión y abandono escolar por COVID19. Renato Cisneros y Mabel Huertas entrevistan a León Trahtemberg (Conexión RPP 08 09 2020) sobre los escolares que dejan de asistir a las clases remotas por las más diversas circunstancias

No es deserción escolar. Es exclusión.

Educación pública en crisis. Informe sobre estudiantes que dejan el sistema por El Comercio 09 9 2020 

Revisar la absurda y retrógrada repitencia de año 

La (absurda) repitencia escolar 

CADEx: análisis desde el unto de vista estadístico, de salud y de educación (mirada internacional): retorno al colegio en el año 2021 Expositores: • Patricia García, Epidemióloga, Profesora Principal de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y Exministra de Salud • Paul Neira, Gerente General de The Learning Factor  • Patricia Rojas, Directora de Public Affairs de Ipsos Perú  

Apuntes de Investigación SICE- Argentina Repitencia y promoción pedagógica en la educación primaria. La mayor parte de la evidencia nacional e internacional coincide en señalar los efectos negativos de la repitencia. Paulatinamente, los sistemas educativos del mundo van adoptando la promoción pedagógica, bien en los años iniciales de la educación básica o al interior de sus ciclos. En general estos cambios de régimen de promoción son aceptados, y hasta celebrados, por la comunidad académica –que reconoce los graves defectos de la retención de grado– pero encuentran resistencias tanto en las familias como en el cuerpo docente. En este sentido, desde el gobierno de la educación, es necesario emprender las acciones estratégicas necesarias para modificar las representaciones positivas de la repitencia En general, estos trabajos coinciden en señalar que la repitencia: 1. Deteriora la autoestima de los alumnos; 2. No es eficaz, es decir, no mejora el rendimiento a largo plazo de los alumnos; 3. Aumenta el gasto educativo; 4. Es poco objetiva.

Gobierno (chileno) llama a colegios a revisar la repitencia como opción pedagógica  ¿Qué efectos puede tener repetir para un estudiante? Según Calderón, “fortalece la probabilidad de que ese alumno deserte del sistema escolar, sin generar ningún efecto positivo sobre su desempeño”. Según explica, esto estaría relacionado con consecuencias como tener que cambiarse de colegio o tener compañeros menores. Por su parte, Alan González, director (s) académico de la Corporación Patrimonio de la Familia, los efectos negativos de repetir se focalizan “en el plano social afectivo, ya que un estudiante que repite pierde los lazos afectivos con sus compañeros de curso, vínculos que muchas veces facilitan el aprendizaje de valores y habilidades blandas”. Además, advierte a los padres de alumnos repitentes que en estos casos los estudiantes “adquieren un sentimiento de haber defraudado a su familia, lo que puede ahondar en una baja de autoestima y posible depresión. 

¿Es bueno repetir de año?

La (absurda) repitencia escolar 

(LT: Otra vez, América Latina demora 20 años para  asumir lo que enseña la investigación). Ministerio de Educación de Chile eliminó repitencia automática 《por número de desaprobados》 en enseñanza básica y media. La razón de la medida apunta a que la repitencia "suele tener más efectos negativos que positivos, tanto para el desarrollo como para el aprendizaje de los y las estudiantes"

Efectos de la repetición de año Fuerte denuncia sobre secundaria ineficaz y lo contraproducente que resulta la repitencia de grado en Uruguay "La tasa de egreso de educación media es un suicidio para el país"   Si un alumno tuvo un mal año o entra con alguna desventaja y esta se sanciona con la repetición, esto va a marcar fuertemente su futuro educativo y reforzar sus posibilidades en la vida. Esto es un dato perturbador. http://www.elobservador.com.uy/la-tasa-egreso-educacion-media-es-un-suicidio-el-pais-n960494

Educación: crece la repitencia escolar en Argentina  (LT esta nota es muy importante para todos los que definen el sistema de evaluación. La repitencia de grado tiene más efectos largamente más contraproducentes que benéficos)

La alta tasa de repetidores es uno de los lastres del sistema educativo. España fulminó durante la crisis los programas de apoyo para combatirla. Aspira a recuperarlos en 2017