Cerrado hasta nuevo aviso (Incertidumbre, coronavirus y vida escolar)

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 19 06 2020

En un contexto en el que no sabemos el origen del virus, cuándo tendremos una vacuna, si vamos a contagiarnos, cuándo asistiremos nuevamente al estadio, cine o a un restaurante, en fin… cuándo terminará esta situación, la incertidumbre golpea duro. 

Al respecto hay una interesante columna del New York Times ‘Cerrado hasta nuevo aviso” (Dan Barry, 21/05/2020). Cita a la socióloga Deborah Carr diciendo “Vivimos en una película de suspenso sin final… Y vemos incertidumbre por todos lados… No hay un punto final evidente” refiriéndose a que la falta de experiencias previas genera una sensación de impotencia. 

En circunstancias normales uno resuelve problemas de una cierta manera y si no funciona se plantea una opción alternativa. Pero la incertidumbre no permite hacer planes a futuro. Cuando hay un final, es posible pensar en la transición a lo que sigue, pero al no haber claridad al respecto se merma la capacidad de control y sentido de iniciativa.

Si a eso, en el caso de Estados Unidos de N.A. se suma la discrepancia pública entre los presidentes como Trump y los inmunólogos como Anthony Fauci, (similar a la de Brasil, entre otros, en el que el voluntarismo del presidente opaca los saberes de la ciencia), la confusión e incertidumbre se acrecientan junto con la desconfianza a la autoridad. Barry hace notar la diferencia entre ese escenario con el de las “conversaciones junto al fuego” que el presidente F. D. Roosevelt transmitía por la radio durante la Gran Depresión, (o los mensajes de W. Churchill al pueblo inglés durante la 2da Guerra Mundial), que hacían sentir al público que estaban juntos luchando contra el mal.

Haría bien el presidente Vizcarra en replantear sus apariciones triunfalistas, confusas, inconsistentes con lo que la gente vive en la realidad, bajar del pedestal y convertirse en un acompañante cálido de la población. La gente necesita a sus autoridades para que los lideren y alimenten su resiliencia en momentos de tanta fragilidad y desesperación.   

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/3062426253857889

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1273972209749561344 

Artículos afines:

Incertidumbre desde la mirada de los niños Conversatorio virtual junto a miembros de la comunidad Áleph con Elisa Gálvez 

¿Sirve la educación a distancia? El tofu no es queso: repensar la educación en medio de la pandemia de COVID-19. Tofu Is Not Cheese: Rethinking Education Amid the COVID-19 Pandemic Yong ZhaoJune 29, 2020   

Incertidumbre (puede jugar a favor): TED Ed Embrace ambiguity! Why predictive metrics aren't helping | Shawn Loescher  Statistical probability is designed to help us make more informed decisions, but it measures the past, not the future. "Don't let anyone tell you that we know what's going to happen next, because we don't." 

Ciudadanía: la educación frente a la señal de los tiempos: incertidumbre, sorpresa, no linealidad ni predictibilidad. 

Los falsos profetas de la pospandemia (Silvio Waisbord, Revista Anfibia, Universidad Nacional de San Martín, Argentina)

Ciudadanía: entre la angustia política y la educación 

La angustia de ser pasajeros de la transición (ciudadanía del día a día)  

Lo esencial de la política es invisible a los ojos 

Gurús del mundo: ¿Seguimos haciendo caso a los profetas del error? 

En la incertidumbre, los monos predicen mejor que los expertos 

Perplejidad por falta de un relato nacional (28 07 2019) 

Future Babble: Why Expert Predictions Fail and Why We Believe them Anyway 2011 de Dan Gardner  

¿Por qué fallan los economistas en sus predicciones? Por Adrián Ravier  ENE 7, 2015, 3:41 PM

5 grandes predicciones económicas que fracasaron estrepitosamente BBC Mundo 28 abril 2015

Mis predicciones no pretenden acertar