Efectos colaterales nocivos de la demanda de más horas escolares de pantalla para educación virtual

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 24 04 2020 (versión corta)

Uno de los argumentos que usan algunos padres de familia para sostener la menor valía de la educación virtual respecto a la presencial es el menor número de horas de conexión directa de los alumnos a los profesores vía pantallas. Suponen que solamente si los alumnos están conectados tantas horas como las que tendrían de clases presenciales habría tal equivalencia.

Más allá de la errada idea de que una clase virtual debe equivaler a una presencial pero hecha a distancia, que a todas luces desconoce que el contexto espacial y humano escolar presencial no es equivalente al virtual en el hogar, y que cada una supone estímulos, configuraciones, metodologías y demandas de habilidades diferentes en campos como la  concentración, distractibilidad, autonomía, resiliencia, liderazgo, trabajo en equipo, elección de recursos para resolver problemas, pensamiento crítico, etc., hay otras dimensiones de la salud mental y física que no se están considerando.

Diversos estudios sobre la sobreexposición de niños a las pantallas (TV, computadoras, tabletas o celulares) muestra que a menor edad el efecto nocivo es mayor, a tal punto de se sugiere que niños de 0 a 2 años no tengan ninguna exposición y de 3 a 5 años, no más de una hora acompañados de sus padres para asegurar que acceden a estímulos educativos. Con niños mayores no debería pasar de 2 a 3 horas diarias. 

Por un lado, desde el punto de vista físico, la exposición continua a la pantalla daña la vista y genera daños al cuello, columna y caderas causadas por las posturas rígidas y contra-natura  que se exigen de los niños al estar sentados frente a las pantallas. La falta de circulación de oxígeno y sangre, la rigidez muscular, la usual falta de mobiliario ergonómico, la exigencia de una estresante postura de inamovilidad para prestar atención, causan daños físicos. Agreguemos a eso la obesidad causada por el consumo de alimentos mientras trabajan en la pantalla, que suele ser excesivo porque no están regulados por los hábitos y dosis comunes comparadas con los que se consumen cuando hay una hora de refrigerio o almuerzo programado.

A eso se suma el efecto tóxico al desarrollo neurológico para niños en pleno desarrollo cerebral de una sobre exposición a estímulos visuales y auditivos que sobre excitan el cerebro así como la inyección continua de dopamina, que afecta su tolerancia a la espera y exacerba la búsqueda de nuevos estímulos audiovisuales para concentrarse, reduciendo el espectro de opciones de aprendizaje. Al reducir su actividad física libre y expansiva, limitan su capacidad de juego real, exploración, manipulación de objetos concretos y limitan la imaginación, ya que el uso de imágenes prefabricadas por el “software educativo” los hace retornar a esas mismas  imágenes cada vez que tienen que ejercer libremente su imaginación. Es decir, imaginan lo que imaginó el autor del software o video. En suma, en lugar de abrir el cerebro lo cierran. 

Sumen a eso el estrés de estar sentados conminados a prestar atención en formas inusuales, la falta de actividad física, el propio estrés de la situación escolar asocial sin tener presente “en vivo” al profesor y los compañeros con cuya interacción de manera natural aprenden mejor, y si fuera el caso, la presión que ejercen los padres en casa para que “preste atención y cumpla las consignas y exigencias del profesor”, con lo que tienen ustedes el cuadro completo.

Por eso la educación a distancia virtual de los centros pre escolares y colegios tiene una serie de posibilidades de estimulación del aprendizaje de los niños que los profesores competentes  son capaces de organizar y proveer a distancia (de lo que ya me he ocupado en columnas anteriores), que además debidamente aprovechadas por los padres puede servirles de inspiración y  orientación para que luego ellos estimulen a sus hijos -en ausencia de los profesores-, pero a la vez tiene una serie de limitaciones que pueden afectar la salud física y mental de los niños que requieren un adecuado balance y dosificación.

Por eso es recomendable que la educación a distancia NO tenga a los alumnos conectados todo el día con los profesores, que esta conexión sea intermitente, y que la extensión de cada sesión con la interrupción que media entre ellas también sea dosificada. En el caso de niños menores, más de 20 a 30 minutos efectivos 2 veces al día mediadas por actividades lúdicas, exploratorias, libres es lo que tiene más sentido. Así mismo, la presencia del papá o la mamá acompañándolos tiene un efecto positivo no solo para darle a los niños la seguridad y comodidad para dicha conexión, sino para que los padres entiendan el sentido del quehacer escolar y puedan luego replicarlo mil veces en su vínculo cotidiano con sus hijos. 

El hecho que los padres tengan que acompañar a sus hijos menores para que saquen provecho de su vida preescolar o escolar no debería ser sentido como una carga desgastante sino como una oportunidad para desarrollar una cultura de crianza que por sus propios medios muchas veces no logran y que después lamentan, porque no saben cómo poner límites a sus hijos, cómo motivarlos, cómo ayudarlos a resolver sus conflictos, qué tipo de juegos jugar con ellos, cómo escoger el software educativo que ponen a su disposición, etc.

En el caso de los alumnos mayores, su capacidad de mantener una conexión más extensa con los profesores pero igualmente mediada por espacios de descanso, movimiento y trabajo autónomo, el trabajo en equipo a distancia, su organización de rutinas y horarios para cumplir sus responsabilidades, su resiliencia al estrés, su alimentación adecuada y sueño cómodo al menos 8 horas en la noche, su comunicación cordial durante el día, etc. todos ellos serán indicadores de que está pudiendo lidiar adecuadamente con la educación a distancia y el aislamiento social, que son aprendizajes que les serán relevantes para toda su vida.

De modo que seguir pensando que la clase virtual a distancia debe ser un equivalente a la clase presencial pero realizada desde casa, ya que solo así se garantiza que los alumnos aprendan lo que deben aprender en el respectivo grado, resulta una visión bastante poco sólida desde el punto de vista de lo que aporta la neurociencia, pedagogía y psicología al entendimiento del aprendizaje de los niños y jóvenes durante su vida escolar.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2918653871568462

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1252583019531186176 

Artículos afines:

Carta de León Trahtemberg a los estudiantes de los colegios del Perú  

Seguridad sanitaria e inseguridad social y emocional de los niños 

Ganancias de la educación a distancia en la infancia: hábitos, rutinas y límites 

Del campus universitario al online.  

¿Qué piensan los padres sobre la educación en línea? La crisis generada por la pandemia de COVID-19 ha generado cambios en las prácticas educativas. 26 05 2020 Monica Chiorpec Radio România Internaţional/  

(LT: Vale para todas las áreas) Enseñanza -de matemática- on line: todo lo que ya hice mal. Pablo Groisman Mar 27 ·2020  

¿Aprenden lo que deberían aprender? ¿Por qué en la escuela no bastan unos pocos "estudios generales"?)

¿Cómo sacarle provecho a la enseñanza virtual? La enseñanza virtual es una tendencia cada vez más común dentro de la educación. Descubre cómo usarla a tu favor. Esta columna contiene una serie de elemntos sobre el desarrollo evolutivo de la educación virtual hasta nuestros tiempos y abarca los diversas niveles y disciplinas en los que impactará  

Cuidados intensivos para las relaciones padres-colegios privados  

Al 10 05 2020  Coronavirus y reapertura de colegios, una decisión compleja.Expertos internacionales señalan que hay riesgos tanto en volver a clase como en estar en casa.

CORONAVIRUS: ESCENARIO PARA CERRAR BRECHAS Podemos tener la mejor educación a distancia de América Latina 

León Trahtemberg: “Podemos convertir esta crisis en un salto cualitativo” "¿Perder el año podría ser una opción? Por ningún lado. Perder el año sería un insulto a profesores y alumnos que trabajan duramente en la modalidad atípica que les ha tocado en un año escolar atípico y a los padres que los están acompañando. Es absurdo".

VIDEO León Trahtemberg pide al Presidente Vizcarra que le hable a los niños del Perú.  Un reportaje de Cuarto Poder del 26 04 2020 sobre la situación de la educación peruana con motivo de la pandemia del coronavirus con intervenciones de León Trahtemberg y una invocación final para que el Presidente Martín Vizcarra le hable a los niños del Perú en su lenguaje. 

¿A distancia aprenden lo que deberían aprender?

¿Insuficientes horas escolares virtuales? No es lo que dice la neurociencia, psicología y pedagogía actual

Los maestros del Perú merecen más… LOS MAESTROS: LOS HÉROES OLVIDADOS Y VAPULEADOS

La gestión de la métrica del coronavirus puede ser engañosa y limitante 

Educación a distancia, niños y bicentenario; por León Trahtemberg  El Comercio, 13 04 2020  “Todos los discursos oficiales de nuestras autoridades han sido dados en lenguaje adulto suponiendo que la audiencia solo está compuesta por adultos”. 

Aquello en lo que la educación a distancia en línea aventaja a la presencial: solvencia digital y ciudadanía global, claves de la vida personal, academica y global de lo que resta del siglo XXI 

Protesto en nombre de los niños (Coronavirus) 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niño

El coronavirus ha invisibilizado a los niños

Mensaje de León Trahtemberg para los alumnos de nuestra comunidad.  https://www.youtube.com/watch?v=pl_TqYb7ep0&feature=youtu.be

Mensaje de Francesco Tonucci para las familias en el encierro del coronavirus

Los maestros también son papás y mamás confinados en su hogar

Carta a los padres y madres del Perú que sufrimos el obligado aislamiento social, sobre nuestros hijos y su vida escolar  

La asombrosa desaparición de 7 millones de niños españoles por el coronavirus. Las claves del confinamiento infantil por el coronavirus. ¿ Los ha ignorado el Estado más que a los perros salvo para hacer deberes y comer pizzas? 
Video Entrevista de Mario Ghibellini a León Trahtemberg sobre la implementación de "Aprender en casa" , sistema de educación a distancia creada por el MInisterio de Educación con ocasión del aislamiento social que trajo consigo la epidemia del coronavirus 

Cómo explicarles a los niños la epidemia de coronavirus sin alarmismos. Decirles a los niños la verdad sobre la Covid-19 y transmitirles los métodos de prevención con juegos o canciones es la mejor manera de que comprendan y afronten la enfermedad sin miedo

Aislamiento social sin una mirada a la infancia. Las medidas para un confinamiento que no tiene en cuenta a los niños. “Muy mosqueada con la mirada nula hacia la infancia desde el minuto uno de esta crisis. Sin coles, tele-estudiando de un día para otro y sin medios asegurados, medidas confusas hasta llegar al encierro total, sin contemplar la excepcionalidad de los críos muy peques”... “Se podrá seguir sacando a pasear a los perros. Me pregunto si no se podría pensar en una medida similar para los niños pequeños. 15 días sin salir a la calle son un mundo a los cuatro años. Y muchas familias viven en pisos oscuros y pequeños”.  Esa infancia invisible, desde una orientación adultocéntrica de las medidas no contempla la salud de los más pequeños. "Los espacios cerrados, el sedentarismo, las tareas escolares y el exceso de pantallas les cargan de una energía que no pueden renovar y las criaturas y sus familias terminan estallando. “En las familias más vulnerables este confinamiento tiene tres efectos: la interrupción del proceso educativo (que no es compensable porque muchas familias no tienen el nivel educativo o no disponen de ordenador o conexión online), la pérdida de la garantía de una alimentación adecuada y el aumento de la violencia ejercida a niños y niñas debido al estrés que producen los espacios muy reducidos y en muchas ocasiones en situaciones de hacinamiento”

Cuarentena en casa: 11 recomendaciones para lograr una buena convivencia familiar. La combinación de teletrabajo y niños sin cole puede resultar difícil, pero también es una oportunidad para adquirir nuevos aprendizajes y mejorar nuestras relaciones. 4. El miedo puede ser una de las emociones más intensas en estos días. Según la psicóloga y coach Julia Gómez Sanz: "El miedo es la emoción que nos sirve para protegernos del peligro, en situaciones nuevas y especialmente en situaciones que no conocemos, es normal que se nos active". Estos días nuestros pequeños nos ven preocupados y perciben una situación de alerta… escuchan la palabra muerte con mayor frecuencia de la habitual. Además, les hemos sacado de sus rutinas, no les permitimos ver a sus amigos ni salir a los sitios habituales de ocio. Todo esto puede provocarles mucha incertidumbre y frustración. Con esta situación, es muy posible que, en muchas ocasiones nos veamos sobrepasados y, quizá, la mejor herramienta que podemos usar con ellos sea la honestidad emocional, haciéndoles saber cómo nos sentimos y lo que necesitamos o esperamos de ellos. De esta manera, estaremos automodelando y permitiendo que ellos también puedan expresarse, que identifiquen lo que sienten y le pongan nombre para después acompañarles en sus emociones trabajándolas con un dibujo, un juego o una conversación juntos. Esto les permitirá entender qué les sucede a ellos y al mundo que les rodea (si es seguro o amenazante, amigable o poco amigable…). Como decía Rudolf Dreikurs. psiquiatra y educador austriaco: “Los niños son muy buenos observadores pero muy malos intérpretes”. 

Sandro Venturo, Peru 21: Sugerencias al Gobierno para el mediodía “Esta crisis no solo es un evento social y económico sino, principalmente, sicológico. (...) comunicación es más que difusión’’. Se notaron en el desempeño del presidente, a veces confuso y repetitivo, así como en algunas respuestas imprecisas del ministro de Salud. A su vez, algunas medidas resultaron contraproducentes y fueron derogadas inmediatamente.

Carlos Ganoza Durant confronta la fórmula del confinamiento que propone el gobierno reconociendo que en países como el Perú no funcionan las recetas de Europa o Asia. Coronavirus: una alternativa al martillo y el baile, medium.com Apr 11, 2020 

Siempre es bueno tener más de una versión sobre cómo resolver un problema, en este caso, cómo controlar la epidemia del coronavirus (Sergio Romagnani, Knut Wittkowski) 

VIDEO (Una versión alternativa sobre cómo enfrentar la pandemia del coronavirus) Perspectives on the Pandemic | Professor Knut Wittkowski | Episode 2

Credibilidad cero: la OMS controlada por el poder   https://saludypoder.blogspot.com/2019/12/credibilidad-cero-la-oms-controlada-por.html?m=1 

La enfermedad mental en un mundo de delirio. Los psiquiatras explican que sus pacientes ya estaban acostumbrados a palabras como estigma y distancia social

Vídeo. Profesor italiano Nuccio Ordine, pide mantener el reconocimiento del valor de las clases presenciales una vez que termine la epidemia del coronavirus “Solo los buenos profesores pueden cambiar la vida de un estudiante”.