Los maestros también son papás y mamás confinados en su hogar

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

La norma sobre el teletrabajo de padres desde el hogar en período de aislamiento social, que supone para los maestros seguir trabajando sus 8 horas diarias en casa para reemplazar las que harían en el colegio de haber clases presenciales, tiene una falla: no considera que muchos de esos maestros son papás y mamás en cuyo hogar se encuentran igualmente confinados sus hijos menores, desde los recién nacidos hasta los adolescentes escolares. Requieren atención continua y los que ya son escolares, requieren acompañamiento para entender la educación a distancia y a su vez tener la disponibilidad de computadoras, celulares, acceso a Internet, espacios para concentrarse, lo cual en muchos hogares implica alguna organización con padres y hermanos que hace imposible que todos estén conectados a la vez las 6-8 horas del día escolar. 

A ello hay que agregar el hecho de que hasta ahora el mensaje del Minedu e Indecopi para la educación privada es que las clases a distancia deben equivaler a las presenciales en tiempo y cobertura de lo que hubieran sido las clases regulares, lo que obliga a los colegios a programar los días de aislamiento de alumnos intentando hacerlos equivalentes a los días escolares presenciales para cumplir con el compromiso del calendario escolar. 

A los profesores de la escuela pública no se les descuenta por los días que no hay clases por decisión de gobierno, y la llamada recuperación presencial ha ocurrido (a medias) cuando se trataba de unos pocos días, pero ¿qué pasará si habrán 2 o 3 meses sin clases que es algo muy realista para nuestro caso? De allí que mi propuesta es que lo que cabe es recortar el año escolar en el número de semanas que dure la emergencia y reprogramar el resto para que calce con lo que queda del año en curso y lo que no es posible pasarlo al año siguiente. Los profesores, tanto públicos como privados, deben seguir siendo reconocidos en sus haberes por su continuidad en el trabajo, lo cual debe seguir contando con el respaldo de las pensiones escolares. 

En cuanto a la modalidad de trabajo, la norma oficial que rige el horario de trabajo de los profesores debiera ser flexible, sin pretender que estén conectados todo el día a la computadora y asumir que los alumnos harán lo propio, de modo que cada uno pueda organizar sus tiempos para atender esta simultaneidad entre ser padres y ser maestros confinados en el mismo momento en el mismo lugar. Los profesores pueden realizar muchas tareas de organización del material para la educación a distancia en el tiempo que ellos consideren más cómodo, manteniendo una parte del horario diario fijo para la comunicación y coordinación con sus coordinadores y alumnos, que puede ser el suficiente para dar las consignas del trabajo y luego dar la retroalimentación a los alumnos sobre el trabajo realizado, sea en tiempo real o diferido usando los medios electrónicos.

Lo que hay que entender es que lo que hoy se conoce como “estudiar a distancia” a nivel universitario o de actualización profesional, supone que el estudiante en el tiempo que estará conectado a la clase online, -o si es profesor, cuando las está preparando clases-, está liberado de otras obligaciones simultáneas de trabajo o atención de las necesidades del hogar, para así sacarle provecho a esas clases. Esa no es una modalidad que supone que a la vez que el estudiante cumple tareas domésticas y familiares, está estudiando online. 

Por último, la educación a distancia supone formatos y medios muy diferentes a las clases frontales del siglo XX. No solo porque tienen una serie de puntos ciegos (aún durante una clase en tiempo real cada alumno puede estar conectado a su computadora o celular haciendo otras cosas que lo distraen y desconcentran), y porque la desconexión física crea un clima de trabajo distinto al de aquél en el que hay una conexión humana, sino por el alto nivel de autonomía, autoregulación y autodisciplina que eso implica. Se supone que un profesor desarrolle una clase por unos minutos y luego el estudiante por su cuenta indaga, investiga, comparte y discute con sus compañeros de grupo por vías virtuales, resuelve problemas para que luego al reconectarse pueda presentar su postura sobre un tema. Eso que se suele ver en cursos de posgrado aún no existe para el nivel escolar, mucho menos para niños menores. 

No olvidemos además que aquellos que no tienen computadoras, celulares o conexión a Internet que deben limitarse a ver por televisión las clases están en peor situación aún porque están colocados es posturas pasivas sin ningún nivel de interactividad y posiblemente sin el acompañamiento de adultos que les ayuden a traducir lo que se supone que deben aprender como consecuencia de haber visto un programa de televisión. 

La educación a distancia tiene reglas de creación, producción, emisión, interacción, aprendizaje muy distintas a las de las clases presenciales. Desconocer eso, lo único que traerá es un cumplimiento formal de los días de clases asignados pero a la vez un altamente ineficiente e irrelevante proceso de aprendizaje, con la consecuente pérdida de tiempo y ganas de aprender para todos los involucrados. 

En suma, no podemos pretender inventar en quince días una modalidad de trabajo sobre la cual no hay experiencia, sin garantizar que profesores y alumnos estén en óptimas condiciones para hacerlo, solamente por cumplir las formalidades de completar un programa o currículo que supone un número de días y horas de clases al año a través de una serie de áreas curriculares.     

Las circunstancias nos obligan a aprender rápidamente a hacer las cosas de una manera inusual, atípica, aunque usando herramientas que nos acercan más a las opciones de la  modernidad, lo que a mediano plazo significará un salto hacia adelante. Pero no podemos pretender que todo eso caiga sobre las espaldas de maestros saturados, con una carga emocional muy alta, producto de las exigencias simultáneas de atender a sus familias y el trabajo, bajo amenaza de que si no lo hacen estarán incumpliendo sus responsabilidades.

Tampoco podemos pretender que los alumnos se transformen en quince días de ser alumnos profesor-dependientes, a ser estudiantes autónomos, auto-disciplinados, que pueden estudiar por su cuenta aquello que se consignó en el currículo para ese fin, independientemente de las otras necesidades que existen en su hogar en época de confinamiento social.

Esta es una experiencia que se está construyendo entre todos, en un contexto de emergencia, y lo que esperaríamos del Minedu, Indecopi, Ministerio de Trabajo, etc. es que den las pautas que abran las puertas a la flexibilidad, la innovación, la preocupación por la salud mental de profesores, alumnos y padres, la adecuación de la vida escolar a las circunstancias atípicas que vivimos. A la par, transmitirle a la comunidad el mensaje de que los colegios están trabajando por darle continuidad a la vida educativa de sus hijos dentro de las posibilidades realistas, sin caer en la impertinente contabilización de una imaginada igualdad entre horas de conexión profesores-alumnos como equivalentes a horas de clase dictadas en la rutina presencial. Y ese esfuerzo de los colegios tiene que ser valorado porque es por el bien de los estudiantes.

Y a los maestros y maestras que esforzadamente están dando lo mejor de sí para atender y cuidar a sus alumnos y mantener su interés por el aprendizaje, pese a todas las dificultades, vale la pena hacerles un merecido reconocimiento.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2867712093329307

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1244702516824158214

Artículos afines:

Los maestros del Perú merecen más… LOS MAESTROS: LOS HÉROES OLVIDADOS Y VAPULEADOS  

(LT: Vale para todas las áreas) Enseñanza -de matemática- on line: todo lo que ya hice mal. Pablo Groisman Mar 27 ·2020  

Esta lectura es absolutamente imprescindible. Ser maestro en el Perú. José Luis JUAN DE DIOS ORTIZ  maestro de escuela Rural unidocente del pueblecito Bethania enclavado en las alturas de la provincia de Yauyos del departamento de Lima, a 4970 msnm.  

León Trahtemberg: “Podemos convertir esta crisis en un salto cualitativo” "¿Perder el año podría ser una opción? Por ningún lado. Perder el año sería un insulto a profesores y alumnos que trabajan duramente en la modalidad atípica que les ha tocado en un año escolar atípico y a los padres que los están acompañando. Es absurdo". 

Ganancias de la educación a distancia en la infancia: hábitos, rutinas y límites 

Efectos colaterales nocivos de la demanda de más horas escolares de pantalla para educación virtual  

La educación y las visiones de “el día siguiente” del coronavirus.  

¿Cómo pueden ayudar los papás y mamás a los escolares? A través del chat.  

Educación a distancia, niños y bicentenario; por León Trahtemberg  El Comercio, 13 04 2020  “Todos los discursos oficiales de nuestras autoridades han sido dados en lenguaje adulto suponiendo que la audiencia solo está compuesta por adultos”. 

¿Por qué tanta gente no tolera preguntas abiertas, sin respuestas? (y qué tiene que ver con la ineficacia en confrontar la epidemia del coronavirus) 

Carlos Ganoza Durant confronta la fórmula del confinamiento que propone el gobierno reconociendo que en países como el Perú no funcionan las recetas de Europa o Asia. Coronavirus: una alternativa al martillo y el baile, medium.com Apr 11, 2020 

Protesto en nombre de los niños (Coronavirus)   

El coronavirus como oportunidad para la transferencia de aprendizajes en colegios y universidades

Al 10 05 2020  Coronavirus y reapertura de colegios, una decisión compleja.Expertos internacionales señalan que hay riesgos tanto en volver a clase como en estar en casa.

 Entrevista de Jaime Chincha (RPP) a León Trahtemberg sobre los anuncios presidenciales respecto al reinicio de clases

El Comercio: ¿Cómo serán las clases virtuales en Perú durante cuarentena por coronavirus? Con la ampliación del estado de emergencia hasta el 12 de abril, el inicio del año escolar continúa postergándose, por lo que el Minedu implementará la estrategia “Aprende en casa”. 

Video Entrevista de Mario Ghibellini a León Trahtemberg sobre la implementación de "Aprender en casa" , sistema de educación a distancia creada por el MInisterio de Educación con ocasión del aislamiento social que trajo consigo la epidemia del coronavirus 

Carta a los padres y madres del Perú que sufrimos el obligado aislamiento social, sobre nuestros hijos y su vida escolar 

Siempre es bueno tener más de una versión sobre cómo resolver un problema, en este caso, cómo controlar la epidemia del coronavirus  (Sergio Romagnani, Knut Wittkowski)

VIDEO (Una versión alternativa sobre cómo enfrentar la pandemia del coronavirus) Perspectives on the Pandemic | Professor Knut Wittkowski | Episode 2

Credibilidad cero: la OMS controlada por el poder   https://saludypoder.blogspot.com/2019/12/credibilidad-cero-la-oms-controlada-por.html?m=1 

El coronavirus ha invisibilizado a los niños

Mensaje de Francesco Tonucci para las familias en el encierro del coronavirus

Mensaje de León Trahtemberg para los alumnos de nuestra comunidad.  

A Alumnos https://www.youtube.com/watch?v=pl_TqYb7ep0&feature=youtu.be

A Padres https://www.youtube.com/watch?v=YBkjPPG73BE&feature=youtu.be 

A la Comunidad: https://www.youtube.com/watch?v=Qq9wWy5BPhM&feature=emb_logo   

Video Entrevista de Mario Ghibellini a León Trahtemberg sobre la implementación de "Aprender en casa" , sistema de educación a distancia creada por el MInisterio de Educación con ocasión del aislamiento social que trajo consigo la epidemia del coronavirus 

(Video) León Trahtemberg opina sobre "Aprende en Casa" del Minedu 20 03 2020. León Trahtemberg sostuvo que el aprendizaje del futuro es a distancia, por lo que saludó la iniciativa del Ministerio de Educación “Aprende desde casa”. 

Mensaje de León Trahtemberg para la comunidad en el blog del Colegio Áleph (21 03 2020)  

La asombrosa desaparición de 7 millones de niños españoles por el coronavirus. Las claves del confinamiento infantil por el coronavirus. ¿ Los ha ignorado el Estado más que a los perros salvo para hacer deberes y comer pizzas? 

ORT Argentina: Cómo dirigir una escuela primaria en tiempos de coronavirus  

Coronavirus en Perú: las mujeres y los niños, las víctimas ocultas de la pandemia

(LT: La ministra de Educación de Ecuador, Monserrate Creamer, es una de las autoridades educativas más inteligentes y sensatas de la región) Educación: ‘Hemos insistido que los docentes no pidan que se les envíen los deberes y no sobrecarguen de tareas"Tengo mucho reclamo de la educación particular en que dicen que ellos sí están corriendo en el cronograma y las clases, por tanto mandan muchos deberes. No, por favor, pensemos sobretodo en el estado emocional y psicoemocional y social de estos momentos". ¿Cuál debe ser la carga diaria de clases en colegios particulares que usen plataformas? "Máximo dos horas de ejercicio, dos horas sumadas todas las asignaturas juntas. La prioridad ahor a es quédate en casa, pero quédate con alegría, buen ánimo", precisó la Ministra de Educación. "Lo que todos desde el ámbito de la educación particular y fiscal debemos comunicar es tratar de causar el mínimo estrés. Suficiente tensión y nerviosismo tenemos con tanto cambio", recalcó Creamer 

Roberto Lerner: “Ojalá que esta epidemia nos integre más como sociedad” 

Cómo explicarles a los niños la epidemia de coronavirus sin alarmismos. Decirles a los niños la verdad sobre la Covid-19 y transmitirles los métodos de prevención con juegos o canciones es la mejor manera de que comprendan y afronten la enfermedad sin miedo

Aislamiento social sin una mirada a la infancia. Las medidas para un confinamiento que no tiene en cuenta a los niños. “Muy mosqueada con la mirada nula hacia la infancia desde el minuto uno de esta crisis. Sin coles, tele-estudiando de un día para otro y sin medios asegurados, medidas confusas hasta llegar al encierro total, sin contemplar la excepcionalidad de los críos muy peques”... “Se podrá seguir sacando a pasear a los perros. Me pregunto si no se podría pensar en una medida similar para los niños pequeños. 15 días sin salir a la calle son un mundo a los cuatro años. Y muchas familias viven en pisos oscuros y pequeños”.  Esa infancia invisible, desde una orientación adultocéntrica de las medidas no contempla la salud de los más pequeños. "Los espacios cerrados, el sedentarismo, las tareas escolares y el exceso de pantallas les cargan de una energía que no pueden renovar y las criaturas y sus familias terminan estallando. “En las familias más vulnerables este confinamiento tiene tres efectos: la interrupción del proceso educativo (que no es compensable porque muchas familias no tienen el nivel educativo o no disponen de ordenador o conexión online), la pérdida de la garantía de una alimentación adecuada y el aumento de la violencia ejercida a niños y niñas debido al estrés que producen los espacios muy reducidos y en muchas ocasiones en situaciones de hacinamiento”

Cuarentena en casa: 11 recomendaciones para lograr una buena convivencia familiarLa combinación de teletrabajo y niños sin cole puede resultar difícil, pero también es una oportunidad para adquirir nuevos aprendizajes y mejorar nuestras relaciones. 4. El miedo puede ser una de las emociones más intensas en estos días. Según la psicóloga y coach Julia Gómez Sanz: "El miedo es la emoción que nos sirve para protegernos del peligro, en situaciones nuevas y especialmente en situaciones que no conocemos, es normal que se nos active". Estos días nuestros pequeños nos ven preocupados y perciben una situación de alerta… escuchan la palabra muerte con mayor frecuencia de la habitual. Además, les hemos sacado de sus rutinas, no les permitimos ver a sus amigos ni salir a los sitios habituales de ocio. Todo esto puede provocarles mucha incertidumbre y frustración. Con esta situación, es muy posible que, en muchas ocasiones nos veamos sobrepasados y, quizá, la mejor herramienta que podemos usar con ellos sea la honestidad emocional, haciéndoles saber cómo nos sentimos y lo que necesitamos o esperamos de ellos. De esta manera, estaremos automodelando y permitiendo que ellos también puedan expresarse, que identifiquen lo que sienten y le pongan nombre para después acompañarles en sus emociones trabajándolas con un dibujo, un juego o una conversación juntos. Esto les permitirá entender qué les sucede a ellos y al mundo que les rodea (si es seguro o amenazante, amigable o poco amigable…). Como decía Rudolf Dreikurs. psiquiatra y educador austriaco: “Los niños son muy buenos observadores pero muy malos intérpretes”. 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niños

Estamos poco preparados ante el coronavirus por la educación que recibieron nuestras autoridades.  

¿No es mejor -y más honesto- acortar el año escolar en lugar de esta ilusa e ineficaz recuperación de semanas de clases en vacaciones? 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niños  

Si hay un video genial desde el punto de vista científico, pedagógico, didáctico y humano, creo que es éste. CORONAVIRUS: EXPLICA Y ACONSEJA EL DR ALFREDO MIROLI (Tucuman, Argentina)

WEF: Ceri Parker, Jaci Eisenberg 12/03/2020 'Over-reacting is better than non-reacting' - academics around the world share thoughts on coronavirus