APRENDIZAJES AL CABO DE UNA SEMANA DE ENCIERRO

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Radio Jai, Argentina, 25 03 2020  Aprendizajes al cabo de una semana de encierro

Estar encerrado en casa con mi esposa como adultos mayores vulnerables, rodeados de seis familiares y dos trabajadoras “residentes temporales en casa” incluyendo una nieta de 8 meses que requiere continua atención, con cada adulto trabajando a distancia y atendiendo las necesidades de alimentación y limpieza de la casa, ha creado una dinámica de vida de la que emergen una serie de experiencias, aprendizajes y reflexiones. No tenemos escolares en casa, pero por mi rol estoy conectado diariamente con decenas de profesores y cientos de padres que tienen a su cargo la educación de sus hijos, que son nuestros estudiantes en el colegio Áleph. A la vez a distancia también estamos conectados con nuestros hijos y nuestros nietos en el extranjero, que tienen edad escolar pero tampoco asisten a clases por la situación global que vivimos. Lo primero que hay que reconocer es cuán vulnerables somos al cambio de contexto y reglas de vida. Basta estar encerrados en casa una semana para que surjan una cantidad de sentimientos encontrados que tienen que equilibrarse para continuar viviendo bajo las nuevas condiciones.

En lo personal además, habiendo sido hasta hoy una persona muy saludables y activa a mis 68 años me han dicho que soy vulnerable y debo quedarme en casa. Nunca me vi así en el espejo, pero debo aceptarlo y lidiar con eso en mi autoimagen.

Detecto en cada miembro del hogar, mis colegas a distancia, los padres de familia y alumnos, e incluso en los comentaristas de mis columnas en las redes una mezcla de desconcierto, miedo, cólera, tristeza, de sentirse impotentes e indefensos, desesperanzados, pero también cómo eso se va equilibrando en la medida que uno logra una conexión con sus familiares y amigos con los que se comparte experiencias y angustias, y con colegas con los que trabajamos a distancia. Los sostenedores del hogar y en particular los padres de familia con hijos estudiantes a su lado experimentan aprendizajes prácticos: cómo se hace para administrar un hogar así, manejar la economía, administrar los espacios de la casa, dormitorios, baños, cocina, sala; cuidar el silencio a la hora que algunos duermen; administrar la disponibilidad de computadoras e internet. Tener espacios de recreación conjunta, ver TV, hacer ejercicios, tocar instrumentos musicales, hacer trabajos manuales, pero también tener espacios diferenciados para la lectura o el trabajo escolar. Para las familias cuyos hijos estuvieron asimiladas a la educación a distancia desde sus colegios también esta semana les debe haber enseñado muchas cosas.

Creo que muchos padres luego de esta semana estarán revaluando el esforzado trabajo de los profesores, no solo para preparar sus clases, sino para hacerse cargo diariamente de 20, 30 o 40 niños como sus hijos, con el fin de acogerlos, acompañarlos y crear condiciones para que aprendan aquello que está normado por el currículo nacional, sin descuidar su bienestar emocional. Es probable que en estas conexiones a distancia muchos hayan podido percibir el enorme esfuerzo que ponen los profesores por estar cerca de sus estudiantes y a la par aconsejar a los padres, que muchas veces pierden la paciencia o montan en cólera porque no entienden las consignas escolares, o porque no pueden acompañar a sus hijos, o porque temen que si sus hijos no cumplen lo establecido estarán en falta. Quizá esto los lleve a valorar también el sentido que tienen las vacaciones, como ese espacio que abre una pausa para distenderse, tanto para los estudiantes como los profesores, y cómo es que hay que cambiar el concepto cuantitativo de “número de clases perdidas que deben recuperarse” por el de aprendizajes valiosos intercalados con los necesarios espacios de descanso. Como si todo este período de no asistencia a clases no hubiera implicado un sinfín de aprendizajes en todo orden de cosas. Algo más.

Espero que al cabo de las semanas los padres descubran dos cosas: una, que la educación a distancia, sea por correo físico o electrónico, plataformas o aulas virtuales o chateo digital no equivale a reemplazar tal cual las clases presenciales escolares, cambiando solamente que al profesor lo verán por una pantalla e interactuarán con él con algún chateo a lo largo de 6 ó 7 horas de clases frontales. El trabajo a distancia supone una interacción distinta, una presencia del profesor más limitada para conversar con los alumnos y darles algunas consignas, y luego espacios de trabajo autónomo para el cuál ellos escogen el mejor momento, tomando en cuenta además que tienen que compartir la pantalla e internet con padres y hermanos.

La otra lección está en entender que esa es la manera de aprender que necesitarán para el futuro, porque serán aprendices de por vida, y el enorme valor que tiene para ello la autonomía, autoregulación, autoaprendizaje, el trabajo colaborativo y la adaptación a lo imprevisto. Los profesores deben diseñar sus clases para fomentar la autonomía de los estudiantes, el uso creativo de su tiempo para indagar, investigar, procesar, compartir proponer soluciones a problemas del corto plazo, de la vida real, en vez de estar pegados a los rígidos textos escolares que por definición fueron hechos en el pasado sin tomar en cuenta las experiencias presentes. Es de eso que deben conversar con sus profesores cuando se encuentran en el horario de conexión. Y eso es algo que los padres deben valorar, más que reclamar que el número de horas que estuvieron conectados no equivale a las que hubieran tenido si hubieran asistido al colegio.

Sus hijos están aprendiendo a lidiar con lo imprevisto, lo no programado, con la angustia, con las preguntas sin respuesta sobre el porqué de las cosas y lo que luego vendrá, y con los sentimientos múltiples del confinamiento en el hogar mencionados al inicio que podrían paralizarlos o deprimirlos y que se pueden balancear con el aliento de sus padres y su propio deseo por aprender aquello que les sugieren los profesores. En estos días hay algunas cosas muy valiosas que estamos descubriendo. Vivimos esa sensación de pertenencia a una comunidad en la que unos se preocupan por otros, nos volvemos creativos, nos acercamos a los nuestros, desarrollamos empatía por quienes sufren más y tienen menos opciones, nos reímos de las ocurrencias de los más ingeniosos y vamos construyendo una visión optimista de lo que vendrá luego de culminar este confinamiento.

Los peruanos estamos aprendiendo a confiar en nuestras autoridades, que es algo no muy fácil para una sociedad tan acostumbrada a asumir que todos son unos sinvergüenzas y corruptos a los que solo les interesa su beneficio personal. Sea por resignación o aprecio genuino, acotamos nuestra crítica, la reservamos para más adelante, y nos sometemos por ahora a sus mandatos con la esperanza de que su liderazgo y el esfuerzo colectivo de nuestra comunidad nos permitirá salir delante de esta crisis que de ese modo se habrá convertido en un ascenso hacia vivir en un Perú mejor.

Confío que así será. Les deseo una buena semana.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2848697181897465

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1241798007651209227

Artículos afines:

Cinco razones por las que no obedezco, por Rolando Arellano. “Solo multar y castigar al ‘peruano desobediente por esencia’ no funciona”. 

Educación a distancia, niños y bicentenario; por León Trahtemberg  El Comercio, 13 04 2020  “Todos los discursos oficiales de nuestras autoridades han sido dados en lenguaje adulto suponiendo que la audiencia solo está compuesta por adultos”. 

¿Cómo pueden ayudar los papás y mamás a los escolares? A través del chat. 

(LT: Vale para todas las áreas) Enseñanza -de matemática- on line: todo lo que ya hice mal. Pablo Groisman Mar 27 ·2020  

La educación y las visiones de “el día siguiente” del coronavirus.  

Protesto en nombre de los niños (Coronavirus)   

¿Por qué tanta gente no tolera preguntas abiertas, sin respuestas? (y qué tiene que ver con la ineficacia en confrontar la epidemia del coronavirus) 

Entrevista de Jaime Chincha (RPP) a León Trahtemberg sobre los anuncios presidenciales respecto al reinicio de clases

El Comercio: ¿Cómo serán las clases virtuales en Perú durante cuarentena por coronavirus? Con la ampliación del estado de emergencia hasta el 12 de abril, el inicio del año escolar continúa postergándose, por lo que el Minedu implementará la estrategia “Aprende en casa”. 

Carta a los padres y madres del Perú que sufrimos el obligado aislamiento social, sobre nuestros hijos y su vida escolar 

Los maestros también son papás y mamás confinados en su hogar 

El coronavirus ha invisibilizado a los niños

Mensaje de Francesco Tonucci para las familias en el encierro del coronavirus 

Mensaje de León Trahtemberg para los alumnos de nuestra comunidad.  

A Alumnos https://www.youtube.com/watch?v=pl_TqYb7ep0&feature=youtu.be

A Padres https://www.youtube.com/watch?v=YBkjPPG73BE&feature=youtu.be 

A la Comunidad: https://www.youtube.com/watch?v=Qq9wWy5BPhM&feature=emb_logo   

(Video) León Trahtemberg opina sobre "Aprende en Casa" del Minedu 20 03 2020. León Trahtemberg sostuvo que el aprendizaje del futuro es a distancia, por lo que saludó la iniciativa del Ministerio de Educación “Aprende desde casa”. 

El coronavirus ha invisibilizado a los niños

Siempre es bueno tener más de una versión sobre cómo resolver un problema, en este caso, cómo controlar la epidemia del coronavirus 

Mensaje de León Trahtemberg para la comunidad en el blog del Colegio Áleph (21 03 2020)  

La asombrosa desaparición de 7 millones de niños españoles por el coronavirus. Las claves del confinamiento infantil por el coronavirus. ¿ Los ha ignorado el Estado más que a los perros salvo para hacer deberes y comer pizzas? 

ORT Argentina: Cómo dirigir una escuela primaria en tiempos de coronavirus  

Coronavirus en Perú: las mujeres y los niños, las víctimas ocultas de la pandemia

 (LT: La ministra de Educación de Ecuador, Monserrate Creamer, es una de las autoridades educativas más inteligentes y sensatas de la región) Educación: ‘Hemos insistido que los docentes no pidan que se les envíen los deberes y no sobrecarguen de tareas"Tengo mucho reclamo de la educación particular en que dicen que ellos sí están corriendo en el cronograma y las clases, por tanto mandan muchos deberes. No, por favor, pensemos sobretodo en el estado emocional y psicoemocional y social de estos momentos". ¿Cuál debe ser la carga diaria de clases en colegios particulares que usen plataformas? "Máximo dos horas de ejercicio, dos horas sumadas todas las asignaturas juntas. La prioridad ahor a es quédate en casa, pero quédate con alegría, buen ánimo", precisó la Ministra de Educación. "Lo que todos desde el ámbito de la educación particular y fiscal debemos comunicar es tratar de causar el mínimo estrés. Suficiente tensión y nerviosismo tenemos con tanto cambio", recalcó Creamer 

Roberto Lerner: “Ojalá que esta epidemia nos integre más como sociedad” 

Cómo explicarles a los niños la epidemia de coronavirus sin alarmismos. Decirles a los niños la verdad sobre la Covid-19 y transmitirles los métodos de prevención con juegos o canciones es la mejor manera de que comprendan y afronten la enfermedad sin miedo

Aislamiento social sin una mirada a la infancia. Las medidas para un confinamiento que no tiene en cuenta a los niños. “Muy mosqueada con la mirada nula hacia la infancia desde el minuto uno de esta crisis. Sin coles, tele-estudiando de un día para otro y sin medios asegurados, medidas confusas hasta llegar al encierro total, sin contemplar la excepcionalidad de los críos muy peques”... “Se podrá seguir sacando a pasear a los perros. Me pregunto si no se podría pensar en una medida similar para los niños pequeños. 15 días sin salir a la calle son un mundo a los cuatro años. Y muchas familias viven en pisos oscuros y pequeños”.  Esa infancia invisible, desde una orientación adultocéntrica de las medidas no contempla la salud de los más pequeños. "Los espacios cerrados, el sedentarismo, las tareas escolares y el exceso de pantallas les cargan de una energía que no pueden renovar y las criaturas y sus familias terminan estallando. “En las familias más vulnerables este confinamiento tiene tres efectos: la interrupción del proceso educativo (que no es compensable porque muchas familias no tienen el nivel educativo o no disponen de ordenador o conexión online), la pérdida de la garantía de una alimentación adecuada y el aumento de la violencia ejercida a niños y niñas debido al estrés que producen los espacios muy reducidos y en muchas ocasiones en situaciones de hacinamiento”

Cuarentena en casa: 11 recomendaciones para lograr una buena convivencia familiarLa combinación de teletrabajo y niños sin cole puede resultar difícil, pero también es una oportunidad para adquirir nuevos aprendizajes y mejorar nuestras relaciones. 4. El miedo puede ser una de las emociones más intensas en estos días. Según la psicóloga y coach Julia Gómez Sanz: "El miedo es la emoción que nos sirve para protegernos del peligro, en situaciones nuevas y especialmente en situaciones que no conocemos, es normal que se nos active". Estos días nuestros pequeños nos ven preocupados y perciben una situación de alerta… escuchan la palabra muerte con mayor frecuencia de la habitual. Además, les hemos sacado de sus rutinas, no les permitimos ver a sus amigos ni salir a los sitios habituales de ocio. Todo esto puede provocarles mucha incertidumbre y frustración. Con esta situación, es muy posible que, en muchas ocasiones nos veamos sobrepasados y, quizá, la mejor herramienta que podemos usar con ellos sea la honestidad emocional, haciéndoles saber cómo nos sentimos y lo que necesitamos o esperamos de ellos. De esta manera, estaremos automodelando y permitiendo que ellos también puedan expresarse, que identifiquen lo que sienten y le pongan nombre para después acompañarles en sus emociones trabajándolas con un dibujo, un juego o una conversación juntos. Esto les permitirá entender qué les sucede a ellos y al mundo que les rodea (si es seguro o amenazante, amigable o poco amigable…). Como decía Rudolf Dreikurs. psiquiatra y educador austriaco: “Los niños son muy buenos observadores pero muy malos intérpretes”. 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niños

Estamos poco preparados ante el coronavirus por la educación que recibieron nuestras autoridades.  

¿No es mejor -y más honesto- acortar el año escolar en lugar de esta ilusa e ineficaz recuperación de semanas de clases en vacaciones? 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niños  

Si hay un video genial desde el punto de vista científico, pedagógico, didáctico y humano, creo que es éste. CORONAVIRUS: EXPLICA Y ACONSEJA EL DR ALFREDO MIROLI (Tucuman, Argentina)

WEF: Ceri Parker, Jaci Eisenberg 12/03/2020 'Over-reacting is better than non-reacting' - academics around the world share thoughts on coronavirus