Estamos poco preparados ante el coronavirus por la educación que recibieron nuestras autoridades.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Versión audio en Radio Jai 18 03 2020

La dificultad de las autoridades nacionales y buena parte de los funcionarios e incluso académicos de responder adecuadamente a los retos como el de la epidemia de coronavirus (entre tantos otros que se repiten en nuestra sociedad) tiene que ver con el hecho de que en su infancia e incluso vida universitaria han sido educados para pensar linealmente, por casilleros separados según disciplinas, con certezas y sin imprevistos o sorpresas, teniendo los profesores todo bien controlado: “si estudias el material según el libro o lo que dice el profesor y respondes según esas certezas en los exámenes, sacarás buenas notas en cada curso individual y con eso estarás preparado para la vida universitaria y profesional”. 

Así, una enseñanza frontal, empeñada en que el alumno conozca la respuesta correcta para marcarla en un examen, en la que el conocimiento se separa por disciplinas que no interactúan entre sí, orientada a aprender de casos ya resueltos en el pasado sin imaginar escenarios alternativos futuros, sin incorporar los hechos de la vida diaria como material de estudio, sin que el alumno piense críticamente, indague, plantee hipótesis y preguntas, sin aprender a proponer soluciones a los problemas de la sociedad, sin que la empatía juegue rol alguno al abordar los temas de estudio, con estudiantes y padres que tachan profesores si les toman en el examen algo que no enseñó en clase o no está en el libro, quedan indefensos ante lo imprevisto. 

¿Qué hacen cuando tienen que enfrentar algo no visto antes? Se paralizan, desesperan, improvisan, se fijan en lo que hacen otros para copiarlos, toman medidas de coyuntura y corto plazo, hasta el próximo imprevisto. No hay liderazgo para anticipar, orientar y calmar, las normas y presupuestos que aprueban son tardías y están llenas de vacíos y dobles interpretaciones que desconciertan a la gente, y lo que es peor, no utilizan la experiencias pasadas para hacer transferencias, que es una de las funciones intelectuales más complejas e importantes en una mente educada: no usan la experiencia del cólera, SRAS, gripe aviar, influenza AH1N1, para prevenir las siguientes epidemias, así como ocurre con los huaycos, heladas, corriente del niño, etc. que cada año se repiten como si nunca antes los hubiéramos tenido.

¿Cuántas evidencias más necesitamos para darnos cuenta que la educación tradicional lineal, predecible, de respuesta única, segmentadora por disciplinas en currículos desarticulados que no imaginan la realidad como interdisciplinaria, sin cultivar la empatía ni preocupación ciudadana por el bienestar común, que es propia de los siglos XIX-XX, YA ACABÓ? 

Hagamos de esta experiencia un pivote para replantear qué educación requieren las nuevas generaciones para que tengan la plasticidad mental, entendimiento de mundo, empatía, adaptabilidad, iniciativa, así como la capacidad de anticipación y reacción pertinente ante los retos imprevisibles que nos planteará continuamente la vida en los tiempos actuales y venideros.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2826050697495447

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1238238453600587778 

Artículos afines: 

La educación y las visiones de “el día siguiente” del coronavirus.  

Educación a distancia, niños y bicentenario; por León Trahtemberg  El Comercio, 13 04 2020  “Todos los discursos oficiales de nuestras autoridades han sido dados en lenguaje adulto suponiendo que la audiencia solo está compuesta por adultos”. 

Siempre es bueno tener más de una versión sobre cómo resolver un problema, en este caso, cómo controlar la epidemia del coronavirus 

Ponderar expectativas sobre educación a distancia

Los maestros también son papás y mamás confinados en su hogar 

¿No es mejor -y más honesto- acortar el año escolar en lugar de esta ilusa e ineficaz recuperación de semanas de clases en vacaciones? 

Carta a los padres y madres del Perú que sufrimos el obligado aislamiento social, sobre nuestros hijos y su vida escolar 

Mensaje de Francesco Tonucci para las familias en el encierro del coronavirus 

Coronavirus: Un ejemplo de liderazgo de gobernantes y de tener presentes a los niños 

La asombrosa desaparición de 7 millones de niños españoles por el coronavirus. Las claves del confinamiento infantil por el coronavirus. ¿ Los ha ignorado el Estado más que a los perros salvo para hacer deberes y comer pizzas? 

Si hay un video genial desde el punto de vista científico, pedagógico, didáctico y humano, creo que es éste. CORONAVIRUS: EXPLICA Y ACONSEJA EL DR ALFREDO MIROLI (Tucuman, Argentina) 

(LT: La ministra de Educación de Ecuador, Monserrate Creamer, es una de las autoridades educativas más inteligentes y sensatas de la región) Educación: ‘Hemos insistido que los docentes no pidan que se les envíen los deberes y no sobrecarguen de tareas"Tengo mucho reclamo de la educación particular en que dicen que ellos sí están corriendo en el cronograma y las clases, por tanto mandan muchos deberes. No, por favor, pensemos sobretodo en el estado emocional y psicoemocional y social de estos momentos". ¿Cuál debe ser la carga diaria de clases en colegios particulares que usen plataformas? "Máximo dos horas de ejercicio, dos horas sumadas todas las asignaturas juntas. La prioridad ahora es quédate en casa, pero quédate con alegría, buen ánimo", precisó la Ministra de Educación. "Lo que todos desde el ámbito de la educación particular y fiscal debemos comunicar es tratar de causar el mínimo estrés. Suficiente tensión y nerviosismo tenemos con tanto cambio", recalcó Creamer 

Apps españolas que están ofreciendo gratis sus contenidos Premium para ayudar a que los niños sigan aprendiendo desde casa.

Dr. Lin, Canadá, una explicación simple y didáctica sobre el coronavirus, cómo es que contagia y por qué tanta insistencia en lavarse las manos

Tomas Pueyo 13/03/2020·  Coronavirus: Por qué Debemos Actuar Ya Políticos, empresarios, asociaciones y comunidades: ¿Qué deberían hacer y cuándo?  

WEF: Ceri Parker, Jaci Eisenberg 12/03/2020 'Over-reacting is better than non-reacting' - academics around the world share thoughts on coronavirus   

Harry Stevens 14/03/2020 Washington Post  ¿Por qué brotes como el coronavirus se propagan exponencialmente y cómo aplanar la curva? (Grafico de animaciones de contagio) 

Cómo explicarles a los niños la epidemia de coronavirus sin alarmismos. Decirles a los niños la verdad sobre la Covid-19 y transmitirles los métodos de prevención con juegos o canciones es la mejor manera de que comprendan y afronten la enfermedad sin miedo

Aislamiento social sin una mirada a la infancia. Las medidas para un confinamiento que no tiene en cuenta a los niños. “Muy mosqueada con la mirada nula hacia la infancia desde el minuto uno de esta crisis. Sin coles, tele-estudiando de un día para otro y sin medios asegurados, medidas confusas hasta llegar al encierro total, sin contemplar la excepcionalidad de los críos muy peques”... “Se podrá seguir sacando a pasear a los perros. Me pregunto si no se podría pensar en una medida similar para los niños pequeños. 15 días sin salir a la calle son un mundo a los cuatro años. Y muchas familias viven en pisos oscuros y pequeños”.  Esa infancia invisible, desde una orientación adultocéntrica de las medidas no contempla la salud de los más pequeños. "Los espacios cerrados, el sedentarismo, las tareas escolares y el exceso de pantallas les cargan de una energía que no pueden renovar y las criaturas y sus familias terminan estallando. “En las familias más vulnerables este confinamiento tiene tres efectos: la interrupción del proceso educativo (que no es compensable porque muchas familias no tienen el nivel educativo o no disponen de ordenador o conexión online), la pérdida de la garantía de una alimentación adecuada y el aumento de la violencia ejercida a niños y niñas debido al estrés que producen los espacios muy reducidos y en muchas ocasiones en situaciones de hacinamiento”

Cuarentena en casa: 11 recomendaciones para lograr una buena convivencia familiarLa combinación de teletrabajo y niños sin cole puede resultar difícil, pero también es una oportunidad para adquirir nuevos aprendizajes y mejorar nuestras relaciones. 4. El miedo puede ser una de las emociones más intensas en estos días. Según la psicóloga y coach Julia Gómez Sanz: "El miedo es la emoción que nos sirve para protegernos del peligro, en situaciones nuevas y especialmente en situaciones que no conocemos, es normal que se nos active". Estos días nuestros pequeños nos ven preocupados y perciben una situación de alerta… escuchan la palabra muerte con mayor frecuencia de la habitual. Además, les hemos sacado de sus rutinas, no les permitimos ver a sus amigos ni salir a los sitios habituales de ocio. Todo esto puede provocarles mucha incertidumbre y frustración. Con esta situación, es muy posible que, en muchas ocasiones nos veamos sobrepasados y, quizá, la mejor herramienta que podemos usar con ellos sea la honestidad emocional, haciéndoles saber cómo nos sentimos y lo que necesitamos o esperamos de ellos. De esta manera, estaremos automodelando y permitiendo que ellos también puedan expresarse, que identifiquen lo que sienten y le pongan nombre para después acompañarles en sus emociones trabajándolas con un dibujo, un juego o una conversación juntos. Esto les permitirá entender qué les sucede a ellos y al mundo que les rodea (si es seguro o amenazante, amigable o poco amigable…). Como decía Rudolf Dreikurs. psiquiatra y educador austriaco: “Los niños son muy buenos observadores pero muy malos intérpretes”.