Pedagogía para nuestros tiempos (o regresar por el túnel del tiempo)

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 26 02 2016  

En términos sencillos ¿por qué no funciona bien nuestra educación? No es por falta de presupuesto, ladrillos, carpetas, libros, computadoras que prometen los candidatos. Es por el “Túnel del Tiempo”.
Todos los profesores actualmente en ejercicio nacieron y se educaron en la escuela y universidad sin la omnipresencia de internet, celulares, redes sociales, y  la invasión multimedia. En cambio todos los alumnos a su cargo nacieron con esos componentes en las neuronas. 

El desencuentro entre profesores y alumnos no se resuelve pidiendo a los alumnos que viajen por el “túnel del tiempo” hacia la época de la formación de sus docentes para poder comunicarse con los referentes que ellos usaron  (memorización, repetición, horarios escolares rígidos, áreas curriculares siglo XIX, pruebas estandarizadas estereotipadoras, tareas absurdas, ausencia de  investigaciones y cultivo de los intereses de los alumnos, etc.) 

Lo contrario es lo que tiene sentido. Que los profesionales de la educación viajen a  la era de los alumnos digitales para poder comunicarse con ellos y encontrar allí las oportunidades para el aprendizaje. Allí está el meollo de la revolución de la pedagogía que ningún candidato está abordando y que no se resuelve prometiendo simplemente subir a 6% del PBI la inversión anual en educación. 

Así como los problemas médicos no se resuelven con chips electrónicos, ni los  problemas psicológicos con leyes, ni los problemas económicos con diseños publicitarios, los problemas educativos no se resuelven con libros o ladrillos, sino con una pedagogía relevante para nuestros tiempos.   

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/755237761243428?pnref=story

Una decisión trascendental. Un profesor de matemáticas tiene una gran oportunidad. Si llena su tiempo de clases ejercitando a los alumnos con operaciones rutinarias matará su interés, impedirá su desarrollo intelectual y perderá su oportunidad de cultivar sus intelectos. Pero, si desafía la curiosidad de los estudiantes planteándoles problemas accesibles a su conocimiento, y les ayuda a resolverlos con preguntas estimulantes, podrá darles el sabor de, y un medio para el pensamiento independiente. (George Pólya, How to Solve it: A New Aspect of Mathematical Method; NY, Doubleday Anchor, 171)


Artículos afines: 

(LT. El profesor como provocador). Comparen una clase tradicional para alumnos que aprenden a hacer una presentación mediante pautas y rúbricas que les da el profesor usando un ppt, con esta otra propuesta que parte por mostrarle a los alumnos este video para pedirles luego sus reacciones. ¿En qué caso creen que aprenderán algo significativo para sus vidas?

Educación peruana: cambiar la receta e innovar (o más de lo mismo, que no funciona)

El Minedu aún rezagado en la pedagogía

Cobardía para el shock pedagógico

Mismas propuestas electorales que Odría

No estudian en defensa propia (2)

Alumnos no Estudian en Defensa Propia (1)

Mi especulación electoral 2016: El imposible 6% del PBI para educación

Video: Educación en las propuestas electorales y la falta de ideas innovadoras

Mi especulación electoral 2016: ¿De qué sirven los planes de gobierno?

Video: Disrupciones que requiere la educación peruana

Si despierta pasión, triunfó la educación (León Trahtemberg) 

Artículo afin: Pedagogía sexy: recuperemos el placer como el eje de la educación (María Acaso) Desgraciadamente no me equivoco cuando afirmo que el aburrimiento es una de las experiencias que más intensamente he vivido en mi vida como estudiante. Y lo que es infinitamente peor, una de las experiencias que más intensamente he hecho vivir a mis estudiantes en mi vida como docente. Un aburrimiento denso, físico, tupido, de esos que se pueden cortar con un cuchillo; un aburrimiento embotador, narcótico, analgésico que te robaba poco a poco las ganas de aprender. Las experiencias de la escuela, de la universidad, de esa conferencia con un tema maravilloso pero en la que era imposible mantener la atención, están infectadas por el virus del desinterés, de la repetición y del tedio (Continua). 

When an adult took standardized tests forced on kids (By Valerie Strauss December 5, 2011)  Relata  la experiencia de un empresario exitoso que dio las pruebas Florida Comprehensive Assessment Test (FCAT) para el 10mo grado. Es un ciudadano reconocido, con buena familia, que maneja una empresa de 3 billones de dólares con 22,000 empleados. Tiene un bachillerato, dos maestrías, 15 créditos acumulados para obtener un doctorado. En la prueba de  matemáticas de 60 preguntas no pudo contestar ninguna y pudo  adivinar correctamente 10 de ellas. En el test de lectura obtuvo  62%, que calificaría con D en la escala de evaluación escolar.