Israel reforma la evaluación del fin de la escolaridad (Bagrut)

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

El Ministro de Educación de Israel Shai Piron presentó el 8/1/2014 el plan de reforma de la evaluación de los estudiantes que culminan la secundaria y con ello los requisitos para ser admitidos en las universidades. Hasta ahora eso dependía de un promedio de las notas de todos los exámenes de las pruebas finales de las materias escolares de secundaria (Bagrut) y una prueba psicométrica. La reforma reduce la extensión y cantidad de pruebas de la Bagrut y pretende hacer que la educación superior sea más accesible, reduciendo además el tiempo entre el final de la escuela secundaria y la aceptación a la universidad. 

El Nuevo plan es resultado del trabajo cooperativo entre los profesionales del Ministerio de Educación, académicos expertos, directores escolares, profesores alumnos y padres. Procura una mayor continuidad pedagógica desde pre escolar hasta la educación superior, utilizar nuevas formas de medición de logros académicos, adecuarse a la tecnología educativa mejorada y lograr la excelencia académica. 

De acuerdo al plan aplicable en el año escolar 2014-15, los exámenes de Bagrut  se tomarán solamente entre el 11avo y 12avo grados (ya no desde el 10mo). Los exámenes abarcarán aproximadamente el 70 % del material escolar estudiado  (afinando los balotarios de secundaria) dejando un 30%  de la nota como resultado de un proyecto de investigación.

La crítica a las pruebas psicométricas es que más que evaluar las capacidades  adquiridas por los estudiantes pretenden hacer una predicción sobre su posible  éxito académico futuro, usando una serie de trucos y patrones en los que se  puede entrenar el postulante para resolver rápida y acertadamente las preguntas. Por eso el plan incluye la cancelación del examen psicométrico como requisito previo para la aceptación en las universidades para el caso de los estudiantes que reciben un alto promedio en sus calificaciones en los exámenes de Bagrut. Eso permitiría a los buenos estudiantes aplicar a una gama más amplia de los campos universitarios, como la medicina y la ingeniería, sin tener que llevar a cabo el examen psicométrico que solía ser el complicado filtro previo. Sin embargo, los estudiantes que no reciban una alta puntuación en los exámenes de Bagrut   todavía podrán aplicar a las universidades mediante su prueba psicométrica.

La intención de Piron era reducir el alcance de los exámenes de Bagrut  para abarcar sólo las materias básicas, pero en esta primera etapa de reforma se  conformará con la reducción en el número de preguntas por examen y el número  de exámenes por curso (se reducirá de 15 a 10). Además, las segundas oportunidades para rendir los exámenes de Bagrut que antes eran libres para todos ya no estarán disponibles para los estudiantes que desean mejorar sus calificaciones, sino sólo para aquellos que reciben una calificación reprobatoria.

Por otro lado se integrarán asignaturas afines en tres grupos, cuyo promedio dará la nota del grupo que se sumará con la de inglés, matemáticas y una de las ciencias (que siguen separadas) para dar el promedio escolar final. Los grupos son hebreo (que incluye lengua y literatura); conocimiento del mundo y el estado (que incluye historia y educación cívica) y Tradición-Cultura (que incluye Biblia,  Talmud, Filosofía Judía y Religión).  

En adición a las pruebas, los estudiantes que quieran acceder a la universidad  deberán acreditar haber hecho 180 horas de servicio público voluntario en los últimos 3 años de secundaria. 

Este plan dará mayor autonomía a los colegios que podrán tener una gestión y organización autónoma y podrán definir libremente los temas y metodologías a trabajar en el 25% de los temas de enseñanza. 

De este modo Israel se suma a los países que están buscando nuevas formas de  evaluación escolar, tomando distancias de las tradicionales que ya no cumplen con las expectativas sociales ni son compatibles con los hallazgos de la investigación educativa.

Artículos afines:
 
China re-descubre la pólvora en educación

Una prueba alternativa a PISA

Educación de vanguardia: ISRAEL 62 - CADE 2010

Finlandia: Poco ruido y muchos logros 

Finlandia y la mejor Educación del Mundo 

Israel: la Cara Oculta de la Escuela. Una mirada antropológica