La Ilusión de la Enseñanza Personalizada

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website
La enseñanza personalizada es considerada la fórmula ganadora para atender  individualmente a los alumnos a partir del reconocimiento de la diversidad. Asume que un currículo único, de una sola talla para todos, es inviable para el objetivo de individualizar “a la medida” la enseñanza.  Aquí es donde se abren paso las  empresas vendedoras de tecnología con la promesa de que ellos tienen la clave ideal para la personalización de la enseñanza. 
 
Las primeras versiones apelaron al modelo conductista de Skinner de ensayo error en la enseñanza programada que permitía al alumno avanzar si acertaba y  seguir entrenándose si se equivocaba, hasta acertar. Este sistema fracasó y quedó  aletargado hasta que apareció la computadora e internet con la intención de capitalizar ese espacio de personalización a través de la tecnología. (Fighting the Enemies of Personalized Learning, By Joseph S. Renzulli Vol. 31, Issue 22, Pages 21-22,  29/02/2012) 
 
Lamentablemente el enfoque de todos estos nuevos métodos de aprendizaje escolar programado sigue siendo la búsqueda  de que los alumnos contesten bien las preguntas de las pruebas estandarizadas. Se desaprovecha la oportunidad de orientar el trabajo escolar a la medida de cada alumno, porque se sigue aspirando a que todos aprendan lo mismo, al mismo nivel, de la misma manera, con lo que queda fuera de juego la verdadera personalización.   
 
Algo parecido ocurre con la explosión de los cursos online actualmente disponibles para estudiantes de edad escolar. Estos siguen una secuencia instruccional lineal, con materiales prescriptivos orientados a contestar las preguntas que están al final  del capítulo para permitirles rendir y aprobar una prueba estandarizada, más que un modelo de aprendizaje inductivo e investigativo.
 
Joseph S. Renzulli es el director del Centro Neag para el Desarrollo del Talento de la Universidad de Connecticut, en Storrs. Ganador del premio Harold W. McGraw  Jr. por la innovación en educación, sus trabajos más recientes están vinculados a  un programa de reforzamiento basado en recursos de internet. 
 
Según Renzulli,  la verdadera personalización requiere algo más que alcanzar ciertos niveles de logros o compensar deficiencias. Por ejemplo, conocer los intereses de los estudiantes, sus estilos de aprendizaje y modos preferidos de expresión. Para lograr la diferenciación de contenidos se requiere agregar más profundidad y complejidad al currículo, más que transmitir más o de modo más sencillo el material  fáctico. Al focalizarse en las estructuras del conocimiento, los principios básicos, los conceptos funcionales y los métodos de investigación en disciplinas particulares, los estudiantes se preparan para asumir roles de investigadores de primera mano en vez de limitarse a ser consumidores de información. 
 
La diferenciación de los procesos requiere de una variedad de estrategias que difieren del abordaje prescriptivo tradicional deductivo. El respeto a los estilos de aprendizaje se puede lograr usando estrategias instruccionales como simulaciones, aprendizaje basado en solución de problemas, dramatizaciones y trabajo individual o de pequeños grupos de investigación de problemas reales. El respeto a los estilos de aprendizaje puede lograrse dando oportunidades de comunicarse visualmente, gráficamente, artísticamente y a través de animatrónicas, multimedia e involucramientos en servicios comunitarios. 
 
Hay que tener siempre presente que el mayor enemigo de la diferenciación es la sobre-prescripción del aprendizaje. Antes de la existencia de computadoras e internet, los profesores simplemente no tenían el tiempo para intentar una enseñanza a la medida de las necesidades individuales de cada alumno. Pero hoy en día existe la opción de crea ambientes de aprendizaje enriquecidos para abarcar espectros más amplios de las  características diferentes de los estudiantes, creando perfiles informatizados de los alumnos y usando las capacidades interactivas de la tecnología para revitalizar el aprendizaje. Con ello, se puede minimizar el aburrimiento  y hacer del aprendizaje una experiencia desafiante, placentera y relevante. 
 
Regresando al inicio: el ideal de la educación personalizada, de la verdadera educación en la diversidad, se puede alcanzar con un apropiado uso de la  tecnología, pero tomando siempre en cuenta que el factor crítico y vital para que esto ocurra, es el maestro bien preparado para tal fin. 
 
Artículos afines: