El efecto nocivo de poner notas en las tareas escolares

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

¿Para qué sirven las tareas? Parece una pregunta tonta, pero no deja de ser relevante,  especialmente ante la inexistencia de evidencias científicas contundentes de que realmente sirvan para mejorar el aprendizaje de los alumnos. Las pocas evidencias positivas que hay siempre tienen la atingencia “depende del tipo de tareas de las que se trate”. Valen si son dosificadas, accesibles, cultivadoras de la curiosidad y motivación del estudiante, de modo similar a la de quien hace una actividad en la que  se pasa horas disfrutando como pintar, tocar un instrumento musical, practicar  deportes o hacer manualidades que lo entretienen. 

Una de las cartas a los padres más sensatas que he leído últimamente es la de Lisa Waller, Directora de la secundaria privada Dalton, en Nueva York, anunciando que se reducirá la carga de pruebas y tareas para no sobrecargar a los alumnos, y que las pruebas semestrales serían postergadas dos semanas de modo que los alumnos no tengan que pasarse las vacaciones estudiando para los exámenes.  Además, establecieron un ciclo de rotaciones de trabajos cada 5 semanas, de modo que se alternen semanas livianas con semanas más pesadas. (Jenny Anderson, “At Elite Schools, Easing Up a Bit on Homework” NYT October 23, 2011)

Esta acción se suma a otras similares en las que los colegios de elite de Estados Unidos   están bajando la presión por las tareas, por considerarlas saturantes y  desmotivadoras, componentes de “una carrera hacia ninguna parte”, que lo único que hacen es privar a los alumnos del necesario tiempo de sueño y del disfrute de su vida juvenil. Alumnos que estudian intensamente más de 3 horas por noche tienen una fuerte probabilidad de desarrollar enfermedades físicas y mentales, como privación del sueño, úlceras, dolores de cabeza y sobre-estresamiento. Por lo demás, existen muy limitadas evidencias de que esa carga intensa de tareas haga que los alumnos se vuelvan más hábiles. 

En suma, en la medida que los vientos que soplen sean los de la salud y el  reconocimiento de que no tiene sentido estresar a los jóvenes ni robarles su infancia, seguirán cuestionándose y replanteándose las políticas respecto a las tareas. 

Yo agregaría además al debate la pregunta del sentido que tiene que las tareas tengan notas, lo que obliga a no pocos a copiarse (los que no entienden o se aburren con ellas)  ó buscar profesores particulares para que los alumnos aplicados muestren que hicieron bien la tarea (que originalmente no estuvo a su alcance). 

Se sobre entiende que el profesor que dosifica bien su tarea, permitirá que ésta sea accesible a sus alumnos.  Siendo así ¿no sería preferible acaso que las tareas no tengan notas, y que en cambio sean usadas como material para dar inicio a cada clase a partir del aporte que traen los alumnos (correspondiente a la tarea dejada la clase anterior)? Así se permitiría a cada  alumno aportar a la clase con lo que hizo en casa, en función de lo que entendió o estuvo a su alcance, y le daría la oportunidad al profesor para detectar qué es lo que los alumnos pudieron hacer por su cuenta. 

Después de todo, si un profesor deja tareas sin notas y los alumnos no las hacen, es señal de  que no las entendieron o no les resultaron accesibles o no disfrutaron de hacerlas, o,  que  ya están condicionados a que lo que no tiene nota no importa y puede dejar de  hacerse.

Alternativamente, si ese profesor advierte que esa misma tarea tendrá nota, introducirá un factor de tensión que hará que el alumno se estrese tratando de hacerla, y eventualmente ante la dificultad o sobrecarga busque que copiarse, procure alguna ayuda adicional, o tenga pleitos con sus padres cuando le exijan que haga sus tareas  para no afectarse con malas notas (bajo pena de gritos, castigos, etc.)

En cambio, si un profesor deja una tarea sin notas y los alumnos la hacen, quiere decir que fue accesible, interesante, motivadora, que al alumno le gustó el tema, que siente un compromiso con el curso para hacer las tareas, y sabe que si algo no entendió al día  siguiente el profesor se lo explicará, porque todas las clases empiezan revisando las tareas dejadas en la clase anterior. 

¿En cuál de las situaciones la tarea se convierte en un mejor termómetro de una buena enseñanza?
.
Noticias afines desde Francia, protestando por las tareas

La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) estudia convocar una huelga de deberes escolares similar a la que se está desarrollando en Francia, en donde la Federación de Consejos de Padres de Alumnos (FCPE) ha convocado 15 días de paros para denunciar la sobrecarga que sufren los alumnos. 

Noticias afines desde Inglaterra, contradiciendo a los franceses, españoles y norteamericanos

 

Two hours' homework a night linked to better school results

Any time spent on homework shows benefits, according to study published by Department for Education.
(ver apunte*)

 

Los ingleses -a diferencia de los norteamericanos y franceses- sostienen que hacer tareas sí produce beneficios y proponen política de tiempo diario para tareas.

Artículos afines:

Tu hijo no se define por sus notas escolares y otros demonios de la crianza  Hay que evaluar a un alumno, pero no se debe hacer como se hacía hace más de 200 años   

Deberes escolares: sí o no: Argumentos a favor y en contra de realizar tareas escolares en el hogar (LT: mi posición es NO pero hace falta mucho debate para clarificar ideas y alejarse de los estereotipos) 

¿Vale la pena dejarles tareas a los estudiantes de los colegios? En países desarrollados han entendido que la tarea tradicional está obsoleta, mientras en Colombia apenas algunos colegios empiezan a asumir el tema. Expertos como Carvajal dicen que, ante la evidencia, habría que solucionar el problema de tajo. Para él “una simple ley que las prohíba y de paso acabe con las notas, los exámenes y la pérdida de año, como ya lo hizo Australia”, les ahorraría a padres, hijos y maestros muchos dolores  de cabeza. 

VIDEO EL efecto nocivo de poner notas 

Amanece las sensatez: ministerio de educación de Bolivia prohíbe las tareas de medio año bajo pena de sanción a profesores.

Jornada escolar extendida sin tareas 2014

Mas horas escolares pero con menos tareas

¡Tareas y notas a niños de 3 años de edad!

El Efecto Nocivo de las Tareas Escolares

El efecto nocivo de poner notas en las tareas escolares

Las odiosas y tediosas tareas escolares 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/664071307026741?pnref=story

En FB: (vacaciones sin tareas) https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/663578263742712?pnref=story

Otros artículos relevantes 

(Ecuador 24 01 2017) Padres de familia podrán denunciar el exceso de carga de tareas escolares en las instituciones educativas. De acuerdo al nivel educativo se recomienda que los estudiantes cumplan los siguientes tiempos:  Para EGB Elemental: 30 a 40 minutos EGB Media: 40 a 60 minutos EGB Superior: 60 a 80 minutos Bachillerato: Máximo 2 horas  (LT: Ya esto es demasiado, pero algo es algo en la colocación de límites) 

¿Cuánto tiempo para las tareas, según grados? (Edutopia)Muchas tareas no sirven para nada más que para cumplir un ritual escolar que más allá de molestar a los alumnos (y a los profesores que tienen que corregirlas e incluso los padres que tienen que dar la batalla por las tareas en casa). Suelen aportar nada a su desarrollo intelectual y su motivación para el aprendizaje. Cualquier evaluación sobre su "valor" tendría que relacionarse con la manera como se las diseña y el efecto que producen en los alumnos. Asumir que el tiempo es el indicador de la pertinencia de una tarea es muy típico de quienes creen que basta establecer algunas cifras o indicadores pueden que queden reflejadas las características de la conducta humana. 

TAREAS Y PASIÓN  Francis Bacon en sus propias palabras por Jeremy Irons: En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1078221622278372?pnref=story 

TAREAS Y PASIÓN: Marcos & Mora Tango en otro nivel En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1078214508945750?pnref=story    

¿Dejar o no tareas? El nuevo debate en la formación infantil

"Los deberes repetitivos no sirven para aprender y desmotivan al alumno" César Bona publica su segundo libro 'Las escuelas que cambian el mundo' en el que resume su experiencia del último año y medio en el que ha visitado colegios españoles con el proyecto Escuelas Changemaker de la ONG estadounidense Ashoka. En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/876447362455800?pnref=story 

Crece la corriente de expertos y padres que se quejan por el exceso de deberes para los niños.

“Las tareas pesadas y aburridoras pueden, asimismo, acarrear un efecto perverso, a juicio de Alfie Konh, reconocido crítico del sistema educativo de Estados Unidos, en su libro El mito de los deberes. En él, asegura que “la falta de interés de los niños por las tareas los lleva a adoptar una actitud negativa hacia el colegio y el aprendizaje en general; diría que las tareas son el principal y mayor extintor de la curiosidad infantil. Queremos niños completos, que se desarrollen social, física y artísticamente, y que tengan también tiempo para relajarse y ser niños”.

Apunte * (cada país tiene sus particularidades, por lo que las investigaciones en uno u otro sentido siempre tienen que analizarse de acurdo al contexto particular)

Los ingleses -a diferencia de los norteamericanos y franceses- sostienen que hacer tareas sí produce beneficios y proponen política de tiempo diario para tareas. Any time spent on homework shows benefits, according to study published by Department for Education.  
SIN EMBARGO; HAY FACTORES QUE EXPLICAN LOS RESULTADOS QUE SON PARTE DE ELLOS
1). Culturales: "That's one of the reasons Indian and Chinese children do better. They tend to put more time in. It's to do with your effort as well as your ability.
2). Familiares: who did well from disadvantaged backgrounds were backed by parents who valued learning and encouraged extra-curricular activities. "Parents' own resilience in the face of hardship provided a role model for their children's efforts," the research says.
3). Antecedentes: The study underlines the importance of a good primary school. Children who attended an "academically effective" primary school did better at maths and science in later life. The study did not find a link with performance in English.
4) Clima Institucional y disfrute: It also finds that students who reported that they enjoyed school got better results. "This is in contrast to findings during primary school where 'enjoyment of school' was not related to academic attainment," researchers said.
RECOMENDACIONES DEL MINISTERIO:
Under the last government, guidance was issued to all schools recommending they have a policy on homework.
The guidelines suggested children aged five to seven should be set an hour a week, rising to half an hour a night for seven- to 11-year-olds. Secondary schools were encouraged to set up to two and a half hours a night for children aged 14-16.

Otros artículos relevantes 

La ONU (OMS) pide prohibir las tareas escolares en todo el mundo. LT: ¿Cuántos años necesitó  Unesco para decir lo que una importante cantidad de educadores de vanguardia han venido sosteniendo hace décadas? Ese es el tiempo que les toma a los organismos (incluyendo los financieros) internacionales a ponerse al día, por lo que muchas veces sus propuestas están  desfasadas en el tiempo y más  bien frenan la innovación.

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/864303083670228?pnref=story

En FB https://www.facebook.com/groups/comitedelectura/permalink/1843595319206262/

http://www.badabun.net/2016/05/aterrador-descubrimiento-la-onu-pide.html

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/03/15/56e7f28946163f00378b4572.html

LT: Si la tarea es "más de lo mismo" aprendido en clase, no agrega aprendizaje. Si es algo diferente que no está al alcance de los alumnos sin ayuda de un terceros, cumplirlas "como sea" tampoco agrega al aprendizaje. Además, ¿qué sentido tiene depositar en los terceros (padres, familiares, profesores particulares) aquello que le corresponde a los profesores? Quedaría un estrechísimo margen para aquello que no es más de lo mismo y está al alcance de los alumnos. En ese caso quedaría pendiente la motivación para hacerlo por interés propio en lugar de evadirlo, copiarlo o encargarlo a un tercero. El principio para el aprendizaje es el entusiasmo por aprender. Las tareas diseñadas para encender esa motivación, -sin notas que intimiden por supuesto- en realidad no son tales. Son actividades que el alumno se siente llamado a hacer porque disfruta con ellas, porque nutre su placer, porque no interfiere con otras ocupaciones o actividades que para el son importantes. Por definición son únicas y diferentes para cada alumno. ¿Qué colegio logra hacer eso con las tareas? 

¿Dejar o no tareas? El nuevo debate en la formación infantil

Crece la corriente de expertos y padres que se quejan por el exceso de deberes para los niños.  “Las tareas pesadas y aburridoras pueden, asimismo, acarrear un efecto perverso, a juicio de Alfie Konh, reconocido crítico del sistema educativo de Estados Unidos, en su libro El mito de los deberes. En él, asegura que “la falta de interés de los niños por las tareas los lleva a adoptar una actitud negativa hacia el colegio y el aprendizaje en general; diría que las tareas son el principal y mayor extintor de la curiosidad infantil. Queremos niños completos, que se desarrollen social, física y artísticamente, y que tengan también tiempo para relajarse y ser niños”.

Homework is wrecking our kids: The research is clear, let’s ban elementary homework.  Homework does have an impact on young students — but it’s not a good one. This is what’s worrying. Homework does have an impact on young students, but it’s not a good one. A child just beginning school deserves the chance to develop a love of learning. Instead, homework at a young age causes many kids to turn against school, future homework and academic learning. And it’s a long road. A child in kindergarten is facing 13 years of homework ahead of her.

Then there’s the damage to personal relationships. In thousands of homes across the country, families battle over homework nightly. Parents nag and cajole. Overtired children protest and cry. Instead of connecting and supporting each other at the end of the day, too many families find themselves locked in the “did you do your homework?” cycle. 
 
El error de intentar medirlo todo. En un mundo evaluado por ‘likes’, algoritmos, indicadores y objetivos, los números no deben ser inmunes a la crítica. Estos parámetros son siempre reduccionistas. De entrada, porque la medición se refiere fundamentalmente a la parte cuantitativa de las cosas. Quien mide, inevitablemente, presta mayor atención a las dimensiones que se dejan medir mejor, de manera que éstas son privilegiadas en relación con otros aspectos de la realidad. La cuantificación hace que destaquen determinados aspectos, e invisibiliza a otros. La lógica de la medición tiene ciertos efectos secundarios. A menudo el impacto y la imagen se valoran más que el contenido