La hora del recreo: placentera o tortuosa

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

 

Hay colegios en los que hay buen control de la disciplina y el bullying en las clases, porque se ha desarrollado una cultura de respeto y tolerancia al prójimo. Eso incluye la existencia de estudiantes que en su rol de líderes o conciliadores son capaces de intervenir en defensa del agredido cuando hay un agresor que da rienda suelta a sus impulsos. En esos casos, sea dentro o fuera de clase, la vida escolar tenderá a ser pacífica y armoniosa. Los recreos será agradables momentos de expansión, descanso, recreación, comunicación entre amigos, soledad creativa, repaso para las siguientes clases, etc.

 

Sin embargo hay otros colegios en los cuales el control disciplinario y del bullying es producto de una actitud represiva que inspira temor a la trasgresión. En esos casos, en  los espacios sin control externo, como los recreos o la salida del colegio, pueden producirse hechos de violencia y bullying. Con mayor razón eso ocurrirá aún en las horas de clases, cuando ni siquiera hay dentro de las aulas un adecuado control disciplinario.

 

Una sociedad democrática pacífica, es capaz de contener las agresiones basándose en la  conducta autodisciplinada de sus miembros, que incorporó la tolerancia, el respeto y la valoración de las diferencias. Esa sociedad la construyen individuos que desde pequeños  han tenido experiencias positivas de esta naturaleza en el hogar y la escuela.

 

En cambio la disciplina autoritaria y represiva que infunde temor, solo desplaza el lugar en el que se expresará la agresión y el maltrato (basta ver el desborde alcohólico, sexual, agresiones y más que ocurren fuera del colegio con estudiantes de colegios reputados como estrictos). En contraste, la disciplina basada en el autocontrol y la convicción ética del respeto al prójimo, se expresará en todos los espacios en los que conviven los estudiantes.

 

Es importante que los colegios tengan profesores observando los recreos y las horas de salida de los colegios. En los casos en los que existe un autocontrol bien instalado,  aprenderán mucho de observar las relaciones entre alumnos en un ambiente libre de las tensiones de clase. Y en aquellos casos en los que hay trasgresiones, bullying, violencia,  etc. los profesores podrán intervenir para proteger a los abusados ni bien se evidencie el maltrato.

 

Artículos afines en 

 

DEVIDA: drogas y bullying
http://www.trahtemberg.com/articulos/1450-devida-drogas-y-bullying.html

 

Homeschooling: la escuela doméstica
http://www.trahtemberg.com/articulos/1326-homeschooling-la-escuela-domestica.html

 

Conferencia para APAFAS preocupadas por valores: UNA EDUCACIÓN CON ESPÍRITU
http://www.trahtemberg.com/articulos/1569-conferencia-para-padres-sobre-valores-una-educacion-con-espiritu.html