Homeschooling: la escuela doméstica

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

El observar los pobres resultados de la escuela pública peruana motiva a pensar que hay que hacer algo por rescatar de inmediato al menos a los estudiantes más aplicados que asisten a la escuela pública (y privada) y que colocan toda su inteligencia, autodisciplina, energía e ilusión en sus estudios. Suecia, con buenos resultados en PISA, nos señala un camino que puede ser replicado en el Perú con las debidas adaptaciones.

Allá los mejores estudiantes de secundaria, desde los 14 años tienen la opción de estudiar en sus casas asistiendo a los colegios solamente una vez a la semana para ser orientados por profesores especializados (The Guardian, Free School, 1/12/2008). Los profesores de las escuelas libres “Kunskapsskolan” diseñan planes personalizados de estudios para cada estudiante, con metas de logros que se verifican semanalmente en encuentros de 15 minutos en los que los retroalimentan fijando las metas para la semana siguiente y así sucesivamente durante todo el año.

Un modelo similar existe hace décadas en los Estados Unidos de Norteamérica con el nombre de home-schooling. Este se desarrolló debido a la creciente violencia en los colegios y la insatisfacción con los resultados de los aprendizajes en la escuela pública norteamericana. Hoy, cerca de 1.1 millones de niños reciben  su educación escolar básica en sus casas, bajo la supervisión de sus padres, con programas muy flexibles y creativos. (http://nces.ed.gov/pubs2006/homeschool/index.asp).

Esta modalidad originalmente estaba muy difundida en las granjas agrícolas de los Estados Unidos, que se encontraban muy lejos de los colegios. Pero, en décadas recientes se constituyó en una buena alternativa para miles de familias que están  decepcionadas de los resultados de la escolaridad formal. 

Las encuestas hechas a los padres que eligieron esta modalidad no escolarizada para la educación básica de sus hijos muestran razones diversas. El 85% de padres alude al ambiente social escolar (incluyendo seguridad, drogas, bullying y presión social negativa); 72% menciona la posibilidad de ofrecer educación religiosa y moral; 68% lo hace por insatisfacción con la enseñanza escolar; 14% la prefiere por tener hijos con alguna discapacidad física ó mental o alguna otra  necesidad específica; 9% menciona otras razones, incluyendo la elección de los mismos niños, mayor control paternal y flexibilidad para el caso de alumnos con problemas de aprendizaje o enfermedades, o para hijos de misioneros, militares u otra forma de vida que incluye frecuentes viajes, o para niños muy talentosos o aquellos que están en pleno desarrollo de su carrera como actores o artistas de circo, danza o música.

Este sistema permite proteger a los niños de las drogas, las pandillas, el sexo prematuro y los libera de las tiránicas presiones de los compañeros, el snobismo, las argollas y el racismo que se encuentra en las clases tradicionales. También trae un  importante alivio en los costos y logística para el traslado de los niños a los colegios.

Por otro lado los colegios convencionales tienen el libreto escolar prefabricado sin mayor protagonismo del maestro o del alumno, que se quedan sin espacios para la creatividad y participación en la definición de qué estudiar. Agreguemos a eso el hecho que muchos niños no se amoldan a los esquemas de enseñanza frontal, se aburren, porque las clases masivas no están adaptadas a las necesidades de cada niño. La escuela convencional no presta atención individualizada a los niños, y está declinando cada vez más en los logros de aprendizaje en tanto que los niños en la casa avanzan a ritmos mucho mayores. A diferencia de la escuela formal que agrupa a los coetáneos en los mismos grados, el estudio en casa permite a los hermanos de diferentes edades aprender juntos.

Este sistema además les brinda a las familias la oportunidad de educar a sus hijos en un marco de valores particulares, por ejemplo los bíblicos, que la escuela formal no garantiza. (Se estima que un 72% de los padres que adoptan este modelo lo hacen por razones religiosas). Finalmente, hay que considerar que la socialización no queda ausente. Los niños escogen a sus amigos entre las familias amigas y de este modo no se ven obligados a socializar con gente extraña cuyos valores y costumbres podrían ser muy diferentes a las deseadas por los padres.

De allí que quienes prefieren la enseñanza doméstica destacan la flexibilidad y el pragmatismo de este sistema, sin que los niños se perjudiquen de manera alguna frente a los escolares convencionales. En última instancia, la escolaridad en casa representa un estilo de vida, que demanda de los padres un compromiso para disponer del tiempo, espacio y recursos que hagan posible esta opción educacional.

Artículo afin 

Esto no es lo que queremos decir con aprendizaje híbrido. This Isn’t What We Meant by Hybrid Learning 

Frente a leyes españolas que obligan a los padres a mandar a sus hijos al colegio bajo diversas penalidades, hay un sector que se opone a hacerlo hasta que estén vacunados usando diversos argumentos también legales que darán lugar a un debate constitucional muy intenso. Carta de una abogada que no lleva a su hijo al colegio: «Lucharé para acreditar que esto no es absentismo escolar»  

El aula en casa: la pandemia impulsa el ‘homeschooling’. Cientos de familias se plantean desescolarizar a sus hijos, aunque difieren los motivos entre los ‘covidschoolers’, que desconfían de la escuela debido al coronavirus, y los ‘homeschoolers’ que defienden un modo alternativo de vida 

Homeschooling in Latin America? BY GABRIEL SANCHEZ ZINNY

(NYT) Qué significa para la escuela en casa. What It Means to Home-School 

HOMESCHOOLING La educación en el hogar tiene sus beneficios. Según las estimaciones del Departamento de Educación de los EE. UU., Casi 2 millones de niños de edad escolar en el país reciben educación en el hogar. 

La educación en casa reclama ser legal en España (Homeschooling)  Las familias de ‘homeschooler’ piden un registro que les regularice como ya ocurre en parte de Europa y EE UU

Homeschooling: una educación sin escuelas. No hay que temerle.Un niño que estudia en su ambiente familiar se convierte en un ser humano autodidacta, autónomo, responsable y más maduro, capaz de investigar y responder de manera independiente.  

Del Homeschooling al Unschooling

Las contradicciones internas del modelo educativo de educación a distancia (vía Televisión)

El uso intensivo de medios electrónicos en la infancia tardía se vincula con un rendimiento académico más bajo. Un nuevo estudio de niños de 8 a 11 años revela una asociación entre el uso intensivo de la televisión y un rendimiento de lectura más bajo, así como entre el uso intensivo de la computadora y una menor capacidad numérica: la capacidad de trabajar con números.