La Educación Peruana en emergencia

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Este séptimo volumen de mis obras que presenta Editorial Bruño conteniendo esta vez  el compendio de mis artículos educacionales divulgados entre mediados del 2001 y abril del 2004, presta una especial atención a la situación de emergencia por la que pasa nuestra educación. De allí su título “LA EDUCACIÓN PERUANA EN EMERGENCIA”. Si bien esta emergencia no es una novedad para diversos analistas que lo hemos venido señalando hace ya varios años, recién en julio del año 2003 fue oficialmente reconocida como tal por la entonces Primera Ministra Beatriz Merino, en su discurso al Congreso el 18 de julio y asumido luego como política de estado por el Presidente Alejandro Toledo en su Discurso a la Nación el 28 de julio. 

Sin embargo, esta emergencia es el resultado de una serie de factores que también analizamos en este volumen, especialmente los referidos al magisterio, la ley de educación y las gestiones de los ministros post-fujimoristas Marcial Rubio, Nicolás Lynch, Gerardo Ayzanoa, Carlos Malpica y Javier Sota Nadal que de uno u otro modo han tenido que ver con las reformas pendientes de la educación peruana.  Resultan  infaltables además el tratamiento de temas sobre tecnología, investigación educacional, financiamiento, gestión, valores y algunas experiencias relevantes que se han hecho en otros países y que nos pueden servir de referencia para contar con un acervo de experiencias a la hora de proponer nuevas fórmulas para el caso peruano.
Como hice en los volúmenes anteriores, he incluido una serie de entrevistas que me han hecho los medios de prensa sobre temas afines a los tratados en este libro, porque así como cada artículo tiende a focalizarse en un tema específico, cada entrevista tiende a recoger la multiplicidad de interrogantes que cada coyuntura pone en agenda.  
   
Dado que entre mis especialidades como docente están el judaísmo peruano y los conflictos del Medio Oriente, siendo temas desconocidos en el Perú aunque centrales para entender el futuro de nuestra civilización, me parece importante incluir en este volumen aquellos escritos sobre estos temas que pudieran servir de fuente de consulta a quienes estudian esos temas tan poco tratados en el Perú. 

Ojalá que esta obra también goce de la aceptación de los lectores y que la lectura de los artículos les permita ampliar sus horizontes, suscitar preguntas y provocar reflexiones que los lleven a desarrollar su propia visión sobre el diagnóstico y las posibles soluciones a los grandes problemas de la educación peruana.
 
León Trahtemberg Siederer
Mayo del 2004