LT sobre Gestión de la Calidad Educativa en la Maestría de la USS (Universidad Señor de Sipán de Chiclayo) y video explicativo

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Entrevista a León Trahtemberg, en la que da una pincelada sobre lo que propone a los docentes para su mejor formación para estos tiempos, a propósito del curso que desarrolla en la Maestría en Ciencias de la Educación con Mención en Gestión de la Calidad y Acreditación Educativa de la USS. Acá explica el sentido de sus clases en la Maestría. 25 oct. 2016 https://www.youtube.com/watch?v=I3snwNRC1oQ&feature=youtu.be    

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/983066711793864

La escuela de posgrado de la Universidad Señor de Sipán se orienta hacia el liderazgo académico. La República Lima 9 10 2016  http://www.pressreader.com/

Trahtemberg: “En la era digital la educación debe ser individualizadora”
En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/983044291796106?pnref=story

León Trahtemberg: EL ESTADO DEBE INNOVAR LA EDUCACIÓN, Semanario Expresión, Edición N° 983 (Chiclayo)
No es partícipe de copiar los modelos educativos de otros países por corresponder a otras realidades, pero sí opta por conocerlos para inspirarse en ellos y superarlos. Aclara que Chile y Argentina no son más que el Perú en cuanto a calidad de enseñanza, pues a su opinión el nivel es el mismo.
“Cada país tiene su contexto educativo y no podemos copiar los modelos de otros lugares porque nuestra realidad es muy distinta. Lo que uno puede hacer es visitar otros países, pero para inspirarse y cuestionarse por qué en el Perú no hay esto o aquello”, sostuvo el experto y crítico de la educación peruana, León Trahtemberg, durante su visita a Chiclayo para participar del lanzamiento de una nueva propuesta educativa en la Universidad Señor de Sipán.

Es un convencido – dijo – que la innovación educativa da las respuestas necesarias para mejorar en la calidad de enseñanza y aprendizaje.
“Copiar, de ninguna manera, porque son otras poblaciones, otras culturas, otras familias, otra educación, otro idioma, otro clima, entre otras diferencias. Percibir el cambio es como aquel peruano que nunca ha salido del país y de un momento a otro se va a New York, y se da cuenta que hay un metro, un tren subterráneo. Se queda pensando y se pregunta por qué en el Perú no hay esto, esa inspiración lo debe a llevar a mejorar su calidad de vida y desarrollo. Este tipo de inspiración se llama roce internacional, donde uno ve, palpa, y aprende para innovar”, agrega León Trahtemberg.

EN LAMBAYEQUE

Trahtemberg señala desconocer el estado y la condición de la realidad de la educación en Lambayeque. Indica no conocerla porque no vive en la región, pero en esencia imagina que es similar a la del resto del Perú, y que es una de las tareas pendientes de los siguientes gobiernos. Agrega que históricamente los presupuestos para la educación en el Perú no han sido suficientes, pero en los últimos años sí ha habido inversión en educación que no ha sido suficiente debido a que existe déficit económico y educativo que se arrastra desde hace 60 años. “En los años 60 la inversión percápita por alumno era comparable con los países medianos del mundo; es decir, a nivel nacional había el apoyo necesario para educar a una persona, pero en el Perú ocurrió algo muy distinto, que luego, sistemáticamente, se han metido más alumnos a las escuelas y universidades sin acompañarlos de un proporcional aumento de los recursos”, detalló. 

Es un convencido en que si ahora no hay recursos, no es un gran problema ya que existen colegios privados de diferentes precios, acorde con la estructura e infraestructura que pueda ofrecer, lo que da el valor o costo para el cumplimiento de pago por parte de los padres de familia. Los colegios baratos –explica- dependen de la infraestructura, y de allí sale sus precios por concepto de pensión de enseñanza. “Si no hay recursos, eso no significa que tengamos menos alumnos. Ahoya ya no debe preocuparnos que haya más gente estudiantil, lo que debe preocuparnos es que haya más financiamiento para los estudios de cada uno de los alumnos. El Estado debe ser un ente rector y vigilante para que se proporcione una educación adecuada para los niños. Su rol, en cuanto a inversión en el sector púbico, debe estar también en el sector privado”, explicó.

Indica que América Latina está “coja” en materia educativa. “Nos llevan cierta ventaja, pero no es mucha la diferencia, ya que en países como Chile, Argentina, Venezuela y Colombia, la educación no es otra cosa y menos tan diferente como en el Perú”, precisa. “Si nuestra educación y la de América Latina las comparamos con la de Suiza, Alemania, Canadá o Estados Unidos, la diferencia es notable. Entonces Chile y Argentina, no son más que el Perú en educación, porque estamos al mismo nivel”, sostiene León Trahtemberg, agregando que la carencia de la educación al interior del país también es problema de los gobiernos regionales.

EDUCACIÓN PERUANA

En los últimos días y a raíz de la millonaria inversión solicitada por el Ministerio de Educación para el desarrollo de los Juegos Panamericanos 2019, y ante carencia de infraestructura escolar, así como inversión para mejorar la educación en el país, advierte que es algo que no se puede concebir, ya que habiendo la necesidad de mejorar escuelas, reconstruirlas y hacer nuevos colegios, el Estado no se puede dar el lujo de derrochar el dinero solamente por imagen. “Creo que lo que mejor que puede hacer el gobierno del señor Pedro Pablo Kuczynski es suspender los Juegos Panamericanos en nuestro país, y con esos mil 200 millones de soles que se pretenden gastar mejorar la calidad educativa en el tema estructural, por el momento”, explicó.   

Añade, que en los últimos años se ha hecho un esfuerzo por revertir el deterioro educativo en el país, el cual en la actualidad está acumulado. Una de esas acumulaciones es encontrar la razón por la cual un niño no quiere ir a la escuela, lo que a la larga constituye en una causal para que se sientan fracasados y hasta inútiles. “El Ministerio de Educación pública todos los años los resultados de las pruebas censales en las que identifica y explica el desarrollo de los alumnos como, por ejemplo, si están aprendiendo o no lo que en aula se les enseña. Sin embargo, al momento de hacerlas públicas, señalan que el 75 % de los alumnos fracasan en el aprendizaje básico de las matemáticas. Ese resultado, ustedes se van a poder dar cuenta, es todo el tiempo, pero si en verdad eso es así, yo me pregunto y me digo: ¿acaso el alumno no desarrolla en matemática porque las clases son aburridas?, ¿el docente no se deja entender, no sabe enseñar? Si todo lo que digo es verdad, entonces cómo un alumno puede disfrutar ir a la escuela, si lejos de encontrar comodidad educativa, va a encontrar aburrimiento”, detalló.

DEL MINISTRO

Con referencia a la ratificación en el Ministerio de Educación de Jaime Saavedra por parte del actual gobierno bajo el argumento de que es uno de los mejores, destaca que cuando se habla de un ministro se tiene que hablar del paquete completo. “Tengo simpatía grande por él, pero no estoy de acuerdo con lo que están haciendo con el currículo, el proyecto de reglamento de la educación privada y con la falta de promoción a la innovación en educación. Pero cuando miro el panorama completo y veo lo que ha promovido en los últimos tres años, encuentro que tiene una serie de méritos.  Hay que tener cuenta que en el escalafón de la gobernabilidad, primero está el presidente de la República, le sigue el primer ministro, el que tiene la responsabilidad de hacer funcionar a todo su equipo para el buen desarrollo del país y de cada uno de los ministerios de cara con la población”, señala. Tercero –explica- está el Congreso de la República, que es el que da las leyes, “pero las leyes que se dan en el Perú son las que se prestan a las abuelitas, porque en muchos casos no se ajustan a la realidad actual”. “En cuarto lugar, para mí, está el Ministro de Educación, que es una persona céntrica, correcta, pero su trabajo no solamente debe estar abocado a mejorar los planes de estudios, sino a mejorar la calidad educativa desde todos los ángulos y puntos de vista, para tener mejores alumnos, mejores personas, mejores profesionales”, señaló.

NUEVAS CALIFICACIONES

En cuanto a la nueva forma de calificación educativa, León Trahtemberg señala que el Estado de hoy es el mismo de hace 60 años, claro que con algunos parches. “Hace 60 años éramos ocho millones de peruanos y ahora somos más de 30 millones, y seguimos igual y quizá peor, porque tenemos más cosas negativas que educativas”, expresó. Ahora -añade- en cuanto a la nueva medida educativa de calificación explica que la medición de aprendizaje por medio de las letras no establecen ni mejora en nada a la forma cómo se venía calificando anteriormente, porque las letras van a dar la misma calificación que daban los números. “En la actualidad se está estableciendo a las letras como equivalencias de números, pero eso no implica ningún cambio. El sentido de usar letras quizá se puede parecer a los colores de los cinturones de las artes marciales, donde cada color le da un nivel de aprendizaje al alumno. Sin embargo, los números establecen jerarquías, y al jerarquizar comparas, y al comparar te olvidas de las diferencias individuales porque asumes que todos no son igualmente capaces y que para ser mejor o buen alumno, hay que sacar 20”, puntualizó.

http://www.semanarioexpresion.com/Presentacion/noticia2.php?noticia=41&categoria=Entrevistas&edicionbuscada=983