¿Cómo se logra una universidad de vanguardia?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

"El día que un gran empresario en el Perú o un político imagine a su hijo en una escuela pública del país, habremos resuelto el problema de la Educación". León Trahtemberg, analista y educador, tocó fondo. Expuso sus recomendaciones frente a todos los rectores del país...

... durante el I Encuentro Nacional de Rectores, e hizo que más de uno se lleve la mano a la barbilla y reflexione.

por: Zuider Zamalloa (Redacción Universia Perú)

Estas iniciativas proponen un cambio en el papel de la universidad frente a los desafíos de la globalización. Parte de estas iniciativas, y otras reflexiones, las compartió en esta entrevista con Universia.

Los jóvenes eligen una carrera a los 17 años cuando todavía no tienen la suficiente experiencia de vida, ¿Qué se puede hacer para que sigan una vocación que realmente les guste?
Lo que hay que hacer es postergar la elección vocacional hasta por lo menos dos o tres años de haber hecho vida universitaria. Hacer estudios generales, digamos científicos humanísticos, le da más madurez, más experiencia, una mejor ubicación en la universidad de lo que tenía en el colegio y por supuesto una visión (los consejos de los profesores, de expertos) que permitiría que la elección lo haga con mucho mejor criterio y madurez.

Muchos jóvenes se desilusionan de su campo laboral porque resultó diferente de lo que se proyectaron durante la carrera...
Claro, además hay personas que tienen intereses múltiples. Si yo reviso, por ejemplo, mi historia personal, más o menos cada década he cambiado el foco de mis intereses, de estudios, de mis investigaciones. Y eso no lo pude haber anticipado a los 16 años.

Acaba de tocar el tema de las inteligencias múltiples. Actualmente no se trabaja con esta metodología.
Trabajan básicamente en inteligencia verbal y numérica, el resto como si no existiera. Si ponen un poco de arte o de educación física lo colocan como un decorado más que como parte estructurada de la carrera.

La Universidad San Marcos, por ejemplo, tendrá un examen de admisión más avocado al área de interés del postulante.
Habría que ver cómo va a ser su examen. Eso de que quieren incorporar entrevistas, quieren revisar currículos, es importante. Podría ser interesante también que el examen de ingreso incluya ciertas evidencias de la creatividad del postulante, de su capacidad de innovación.

El filósofo Ciro Alegría ha manifestado, en uno de sus artículos, que la universidad no cumple su verdadero rol que es apuntar a que los egresados aporten en sus respectivas áreas al desarrollo humanístico.
El tema es que la universidad durante muchos siglos era la vanguard de la sociedad, era el que planteaba los problemas, los retos del futuro y formaba profesionales académicos para lidiar con los retos del futuro. Lamentablemente la universidad peruana está yendo cada vez más a la retaguardia. Estudiando lo que ya pasó, lo que ya alguien inventó, escribiendo lo que ya está en los libros en lugar de producir su propio saber científico, tecnológico y su propia prospectiva. Entonces, creo que la universidad debe dar un giro tremendo para abandonar un poco su dedicación al pasado y empezar a dedicarse al futuro.

¿El estar supeditada al mercado no hace que (la universidad) pierda su rol humanístico?
El problema es la universidad como centro de investigación y cultura, que tiene que generar sus propios retos y no solamente los que vengan del mercado. La universidad que solo quiere responder a los retos del mercado, es una universidad que siempre va a estar atrasada. La universidad que se adelanta a los retos futuros del mercado y de la propia educación, esa es una universidad de vanguardia.

Vea también:

- Ponencia de León Trahtemberg: La educación peruana de espaldas a la globalización y la investigación educacional
- Universia Peru: finalizó Encuentro de Rectores de Universidades Peruanas

(Universia Perú)