Convocatoria a interesados en integrarse al equipo docente del Colegio Áleph abrirá sus puertas en el 2014-.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

 

OPORTUNIDAD PARA PROFESORES INNOVADORES

El Colegio Aleph (Active Learning Philosophy) promovido por León Trahtemberg (ex Director por 25 años del colegio León Pinelo) junto con  Fiorella de Ferrari y Marisol Bellatín (co-promotoras de los nidos La Casa Amarilla) está convocando a profesores y profesoras para trabajar en el año escolar 2014 con niños de 3 a 8 años, con inclinaciones personales que sumen a su vocación docente y gran capacidad empática el buen seguimiento individual de los niños y sólido manejo con padres; que tengan mucha cercanía al arte, expresión corporal, investigación científica, manejo de TICs. Es decir, que tengan una formación diversa (aunque sea no formal) y vocación interdisciplinaria. 

Tienen que ser profesores y profesoras con mucha iniciativa, energía vital, capacidad de perseverar y que no tengan miedo de explorar cosas nuevas, con deseos de "viajar al espacio" de la innovación. 

El equipo docente incluirá un mix de educadores de diversas edades y experiencias, algunos mayores y muy experimentados y otros más jóvenes egresados hace pocos años, que quieran innovar y poner a prueba su creatividad.  

Los interesados deben mandarme su CV al  email Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla  

PD: sé que hay muchas profesores y profesoras que desean trabajar y quisieran que se las considere en cualquier proyecto en el que tengan alguna opción, pero les agradecería que antes de mandar su CV hagan un análisis de conciencia para ver si realmente reúnen las características solicitadas, porque el trabajo preparatorio será muy demandante, desafiante y desgastante.

Los interesados en tener más información pueden visitar la web www.colegioaleph.edu.pe 

 
Colegio Áleph: lo que no avanza, retrocede, por León Trahtemberg, Correo 8 2 2013.

Si un colegio está haciendo hoy lo mismo que hace cinco años, podemos afirmar que está desactualizado, porque en educación –al igual que todas las otras actividades- lo que no avanza, retrocede. Siendo el Perú un país bastante desfasado en su educación respecto a los grandes avances que se producen en el mundo, resulta estimulante conocer lo que se hace en diversos países, entender el sentido de lo que hacen, y luego traer al Perú lo mejor de la educación mundial para adecuarlo a las necesidades y realidades peruanas. Eso explica el creciente éxito de propuestas innovadoras como las que he visto de cerca en el colegio Talentos de Trujillo, la red de “Innova School”, los cinco nidos “La Casa Amarilla”, etc.

En mi vida he podido conocer toda América Latina, Israel y buena parte de Europa Occidental y hace dos semanas estuve una vez más en Estados Unidos, en esta oportunidad en California, visitando centros de educación inicial y colegios muy reconocidos. Nuevamente  he constatado la cantidad de ideas y propuestas innovadoras que pueden recogerse de estas visitas para hacer viable una educación que esté un paso adelante de aquella que ya cumplió su ciclo en el siglo pasado. 

Siento que es un buen momento para involucrarme en la creación de un colegio que ofrezca a los interesados la opción de una manera diferente de hacer la educación, en el que el disfrute y la educación no estén divorciados, que motive y estimule la curiosidad de los niños en lugar de asfixiarlos con exámenes, tareas, medicamentos y terapias, que les permita trabajar en proyectos colaborativos interdisciplinarios en lugar de seguir syllabus de disciplinas segmentadoras del conocimiento que dejan indefensos a los alumnos frente a la realidad presente y futura. 

Junto con las talentosas, creativas y experimentadas Fiorella de Ferrari y Marisol Bellatín  hemos emprendido la creación del “Colegio Áleph” (Active Learning Philosophy) para iniciar labores el año escolar 2014, noticia que comparto con mis lectores porque también aquello que ilumina mi entusiasmo debe ser parte de mis escritos, en un ambiente educativo que llora por la falta de innovación.