El sueño de liderar Sudamérica

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Para que el Perú pueda aglutinar los esfuerzos de todos los peruanos en la misma dirección y potenciar sus capacidades para progresar, tiene que tener la capacidad de soñar, porque solo así podrá tener una visión de futuro que sirva de norte a sus estrategias y quehaceres de corto, mediano y largo plazo.

Alan García en su discurso del 4 de junio, que fue el del 28 de julio adelantado, le ha propuesto al país un sueño: ser los líderes del Pacífico sudamericano, ser un país piloto que concertadamente con todas las fuerzas políticas logra integrar el capital y la tecnología de la modernidad con políticas exitosas de inclusión y de lucha contra la pobreza.

Este es un sueño en el que podemos encontrarnos juntos todos los peruanos. Superada la campaña electoral que estuvo llena de agresiones y vacía de sueños, sin un proyecto de país y metas nacionales compartidas, corresponde ahora al candidato ganador convocarnos a soñar... que logramos "analfabetismo cero", "desnutrición infantil crónica cero" y "desatención médica infantil cero" en tan solo 5 años; que todos los escolares peruanos dominan matemática, lenguaje, informática e inglés; que somos campeones mundiales de voleibol; que tenemos la mejor universidad del mundo en nuestra selva, en la que se investiga la biodiversidad y desde la cual se hace turismo científico ecológico; que traemos un millón de turistas chinos al año; que el Perú es un país al que las empresas informáticas y de productos sofisticados vienen a buscar para sus inversiones porque saben que aquí tienen la mejor mano de obra calificada disponible y a buen precio; que el Perú desarrolló un producto líder mundial como el gigante finlandés Nokia o el coreano Daewoo. Todo eso es posible de realizarse, si apostamos por la educación.

Andrés Oppenheimer dice en “Cuentos Chinos” (pag 310)… “Los mexicanos, los brasileños, los argentinos, los chilenos y los africanos siguen reestructurando sus economías una y otra vez… y permanecen pobres… y su futuro es cada vez más oscuro... porque generan y exportan muy poco conocimiento”... “Quizá hemos perdido demasiado tiempo en discutir qué modelo económico seguir, en lugar de cómo mejorar la educación de nuestra gente”.

Ojalá que Alan García sea ese líder capaz de aglutinar a los peruanos en torno a este sueño y de convocar a todos los peruanos para convertirlo en realidad.