Humanidades para humanizar la ciencia y tecnología

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Ediciones regionales 26 01 2020

La columna bajo el título “Los estudios científicos necesitan una visión humanística para ser críticos” (abc.es, 10/12/2019) cita al filósofo holandés Rob Riemen demandando humanizar a los humanos en una era inhumana, diciendo: "vivimos en una época de racionalismo tecnocrático y de comercialismo cultural, en la que la calidad y el valor espiritual se ve reducido a la cantidad". Una era en la que “la ciencia y la tecnología no humanizan” y en la que algunos políticos "corrompen la ética en lugar de alimentarla". 

En general cada vez más los filósofos e intelectuales reclaman más presencia de las disciplinas humanísticas en los estudios universitarios científicos y tecnológicos de modo que se aborden los diversos conflictos y problemas estudiados desde una perspectiva crítica amplia y global. Esto está condensado en el informe mundial "Humanities and Higher Education: Synergies between Science, Technology and Humanities" elaborado por la red Global University Network for Innovation (GUNI) al que aportaron 130 autores internacionales

Se critica la alta especialización del sistema universitario que omite algo tan crucial como la interacción entre disciplinas que dificulta a los estudiantes entender el mundo en el que vivimos. De allí que busquen soluciones inmediatas, a corto plazo que no producen soluciones reales

Riemen sostiene que con ello tan solo se cultiva el sinsentido, la estupidez y la ignorancia que generan cada vez más desigualdades y eso crea el espacio para los discursos demagógicos y fascistas en países como España, Italia, Francia, Austria o Turquía.

Por ello propone como antídoto una educación liberal para que "toda sociedad se apropie de conceptos como justicia, verdad y belleza" y a través de las humanidades "aprender a ser compasivos, generar belleza y compartir amor". De ese modo, espera, tomemos distancia de la sociedad de mercado “en la que la educación es su sirviente humilde".

Frente a la arrolladora tendencia a pontificar de las ventajas para los estudiantes del dominio de las Matemáticas, Ciencias y Tecnología que atraviesan los currículos escolares, las pruebas internacionales, las evaluaciones de admisión a las universidades, los visionarios de la convivencia pacífica entre los pueblos señalan la urgencia de esta visión interdisciplinaria de mundo para la cual el estudio de las humanidades juega un rol central

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2734251893341995

En twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1222129102389415942

Artículos afines:

Humanidades o STEM

Las humanidades son más completas que las STEM 

Efecto de la falta de arte y humanidadesArte y Humanidades revalorizadosArte, música e inspiración en educaciónArt Thinking: las pedagogías invisiblesECE en Ciencias Sociales sin sentido

El futuro laboral es híbrido. Las profesiones nuevas combinan disciplinas y humanidades hasta ahora relegadas a silos temáticos

El valor de las humanidades (incluso para empresas y profesionales con orientación científica o tecnológica) Padres Cosas # 199

“La Filosofía podría ser el hilo conductor de la escuela”. La Filosofía puede ser una herramienta con la que acercarse a conceptos de todas las materias. Una forma de hacer, más allá del currículo se secundaria. Irene de Puig lo tiene claro y lleva años haciéndolo.

Interesantísimo: ¿Que fue primero, la gallina o el huevo? La vieja pregunta, finalmente respondida (mas o menos).

Humanismo para lograr alumnos a prueba de robots. En un momento en el que el conocimiento técnico gana peso sobre las humanidades en la educación, llega el momento de resaltar las capacidades humanas como motor de aprendizaje. En estos alegatos por retomar el humanismo en los colegios, la ética constituye una parte fundamental. Según Leonhard, la evolución técnica requiere que se ponga encima de la mesa la diferencia entre tener la posibilidad de desarrollar algo y que ese algo sea correcto. Advirtió de que en un futuro no demasiado lejano las compañías tecnológicas podrán hacer lo que se les antoje. “En Silicon Valley ya existen empresas que trabajan sobre la muerte, en cómo alargar la vida quién sabe si hasta los 150 años”, afirmó. Como posibilidad para limitar de alguna manera este mundo sin ley, una opción que consideró también necesaria es constituir lo que denominó un Consejo Ético Digital.