¿Amistad de profesores y alumnos en Facebook?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Ediciones regionales 22 09 2019 

Cuando sostengo que los profesores no pueden ser “amigos” del Facebook, Instagram o Snapchat personal suyo con el de sus alumnos (excluyo el FB creado para interactuar sobre una actividad académica escolar), muchos maestros me dicen que esa es una forma de generar confianza y estar cerca de sus alumnos, lo que beneficia a ambos. En cambio yo he sostenido que eso solo lleva a la confusión de roles que afecta a ambos. Profesores y alumnos pueden tener una relación amistosa, horizontal, cordial, cooperativa, pero eso no los convierte en pares, así como no son pares los padres con sus hijos por más comunicación y trato amistoso que hubiera. Tampoco la intimidad y vida privada de los profesores debe compartirse abiertamente con la de los alumnos, sea por FB o cualquier otro medio. Los alumnos tampoco tienen por qué tener para su uso el número de celular personal del profesor o su WhatsApp. Las comunicaciones deben hacerse por las vías institucionales. Este es un campo en el que los límites juegan un rol importante. 

Crear un ambiente en el que se confunden o pierden los roles y límites genera confusión que afecta las expectativas con las que los alumnos se relacionan con los profesores, ya que esperan de éllos la horizontalidad y reciprocidad propia de una relación entre amigos que no puede existir en un colegio. Por ejemplo, cuando ocurre una situación de tensión entre ellos, porque el profesor amonesta al alumno, desaprueba su conducta o desempeño, informa a los padres sobre alguna situación crítica, revela cosas de su conducta a los colegas y padres que entre amigos podría calificarse como “infidencias” o “deslealtades” o “traiciones”, se produce una doble frustración. Una por el problema mismo que es revelado. La otra por la decepción ocasionada por el “amigo traidor” lo que lleva a la cólera, rencor y rechazo. 

Por el lado del profesor, la necesidad de ser amigo de sus alumnos denota inmadurez y fragilidad emocional. ¿Por qué necesita un adulto que los menores sean sus amigos? ¿Para ser más popular, más querido, mejorar su autoestima? Eso es señal de inmadurez personal y profesional. 

Poner límites, mantener distancias propias de su rol, es bueno para los alumnos y profesores. 

En FB:  https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2197065537060636 

En FB2: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2337517099682145 

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1146729912453275648

Afines:

¿Amistad de profesores y alumnos por Facebook? Audio de emisión por radiojai https://www.radiojai.com/rj/noticom.php?cod=15027  

"Un profesor no puede ser amigo de un alumno en FB y tratarse como pares" Entrevista a León Trahtemberg en la revista Muro Union de la UPU de diciembre 2018. "Un profesor no puede ser amigo de un alumno en FB y tratarse como pares" 

¿Es ético que profesor y alumno sean 'amigos' en Facebook? Los expertos alertan de los riesgos para los docentes de entablar relación con los estudiantes en redes sociales fuera de la escuela