La oportunidad educadora de la comisión de educación (Ciudadanía)

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

En un contexto de turbulencia social y mucha crispación política que perturba la vida nacional y la marcha de su economía, usualmente la presencia de personas con liderazgo reconocido y temperamento conciliador contribuyen a atemperar los ánimos y crear condiciones básicas de continuidad para la convivencia democrática.

A contracorriente de esa expectativa, ha generado preocupación y sobresalto el nombramiento de la congresista Tamar Arimborgo en la presidencia de la comisión de educación, con lo que Fuerza Popular cumplía sus acuerdos para mantener a los sectores religiosos conservadores dentro de su bancada. El problema es que el nombramiento de una de las lideresas y voceras de su tendencia político-religiosa, evoca las duras confrontaciones del Congreso con el Minedu y diversos sectores de la intelectualidad nacional y colectivos preocupados por la intromisión de posturas ideológicas excluyentes y discriminadoras al mundo de la escuela.

La congresista Arimborgo quizá tenga buenas intenciones y algunas ideas colaborativas para la educación, pero se ha dado a conocer por su participación en marchas y por expresiones altisonantes de agresión contra quienes piensan distinto a ella, así como por expresiones sobre la sexualidad humana que ilustran un imaginario del tema que no se sostiene en las evidencias académicas ni profesionales sobre el tema.

Sin embargo, a través del tweet ha acusado recibo de estas preocupaciones. En vez de renunciar en un acto de hidalguía para bajar las tensiones que genera su nombramiento, que hubiera sido lo   deseable, ha ensayado una postura alternativa. Ha manifestado su deseo de superar sus posturas personales en aras de acoger la pluralidad y ser vocera del bien común, que en toda sociedad democrática se sostiene en posturas inclusivas y no excluyentes ni discriminadoras como las tuvo anteriormente, y en el respeto al rol rector del Minedu que para algo existe. Después de todo, la comisión de educación debería ser el espacio educativo por excelencia del Congreso, en el cual los congresistas dan el ejemplo con sus formas, actitudes y aportes, y en cuyo quehacer e interacciones se encarnan los valores democráticos y éticos que sustentan los valores de nuestra nación.

Para muchos quizá la expectativa de que eso sea posible podría parecer la de un lunático que pide peras al olmo; pero más allá de ello, creo que debemos aspirar a aquello que aún en las circunstancias más difíciles puede darnos un poco de aire para sobrevivir.

Serán precisamente los temas vinculados a la sexualidad y a lo que aparece sobre ella en los textos y quehaceres escolares así como en el ataque a todos los exministros del sector, donde se podrá apreciar la consistencia de su promesa de buscar conciliar y consensuar. Tendrá la oportunidad de revertir la imagen de la comisión de educación como espacio de maltrato a los invitados para convertirse en un ambiente de trabajo colaborativo en bien del país. Allí se transparentarán sus valores en cuanto a la honestidad, verdad y respeto a la diversidad.

Después de todo, los tan aludidos valores no son enunciados idílicos abstractos, sino esencias éticas que están presentes y se expresan en la interacción cotidiana entre las personas.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2407129582720896

En Twitter:  https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1162146260767449088 La  comisión de educación debiera ser un escenario muy  colaborativo con el Minedu y de acogida a los invitados, en vez de un ring de agresiones y maltratos que desdice los propósitos que encarna

Artículos afines: 

La regla del grito en el Congreso (educación ciudadana).

Un llamado desde la ciudadanía a los congresistas y a su presidente Pedro Olaechea, respecto a la comisión de educación

La esperanza que nace del OFF THE RECORD (Ciudadanía, pausa para pensarlo mejor) 

La angustia de ser pasajeros de la transición (ciudadanía del día a día)

Un despelote político convertido en oportunidad educativa

Perplejidad por falta de un relato nacional (28 07 2019) 

¿Quién es quién en la agenda evangélica-conservadora? Una facción evangélica se empodera con el apoyo de seguidores. 25/08/2019 PERU 21  

¿Quiénes son #ConMisHijosNoTeMetas?10 Ene, 2017 Carlos A. Bedoya, wayka.pe