Estereotipos y sesgo hacia las patologías por género

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Ediciones Regionales 21 07 2019 

Las estadísticas de los síndromes, condiciones o trastornos neurobiológico del desarrollo o conductuales en relación a las diferencias de género, arrojan datos como: 2/3 de los diagnósticos de problemas de aprendizaje son niños, así como 90% de las referencias por conductas disruptivas. En los trastornos del aprendizaje relacionados con el cerebro (como TDAH) la presencia de hombres es un 50% mayor que mujeres; etc. Así mismo observaciones escolares evidencian que las mujeres tienen ventajas en las áreas verbales, especialmente en lectura, escritura y conversación, mientras que los hombres tienen ventajas en áreas espaciales y lógico matemáticas, pero son más agresivos, impulsivos, habladores, inquietos, por lo que se aburren más rápido.   

Esto ha sido usado por unos para justificar una escolaridad separada para hombres y mujeres y por otros para estereotipar y diagnosticar con ligereza a hombres como más propensos a ciertas dificultades o conductas que las mujeres y también a la inversa.  

Es una típica estereotipación nacida de promedios que no representan a ningún hombre o mujer en particular. ¿Cuál es el promedio de talla de zapato de un hombre cuando uno calza 44 y el otro 38? Sería 41, pero ese zapato no le sirve a ninguno de los dos. Si no se contextualiza caso por caso, ningún promedio sirve. 

Otro ejemplo ilustrativo es el de las alturas promedio que, según los norteamericanos, para los hombres es 175 cm y para las mujeres 162 cm. Sin embargo, eliminando el 10% de ambos extremos, entre los hombres ese promedio surge del intervalo 162-191 cms mientras que entre las mujeres va es de 150-175 cms. En suma, la diferencia de 13 cm entre los promedios oculta la diversidad interna en alturas entre hombres y mujeres que es el doble, de 25 a 29 cms. En suma, los promedios no dicen nada de cada caso individual de unos y de otros.  

Esa inaplicabilidad de los promedios que no toman en cuenta la enorme variedad de casos en ambos géneros en todo orden de cosas incluyendo los síndromes mencionados al inicio, deben hacer pensar a los psicólogos y educadores sobre los peligros que representa estereotipar los aprendizajes y conductas de los estudiantes en función de las tendencias habituales en su género. 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2365442323556289

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1152910232856735744

Artículos afines:

Videos que confrontan el sexismo y los sesgos culturales para diferenciar roles sociales de hombres y mujeres

Video de una niña que cuestiona los sesgos diferenciadores en la ropa hacia los dos sexos  https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1293978010702731?pnref=story

Culturalmente se predispone a diferenciar/jerarquizar roles hombres/mujeres https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1293983380702194

Niña cuestiona cuentos de hadas que rebajan a la mujer a esperar a su príncipe azul que las salve https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1292342034199662?pnref=story