Maestro, por favor, métete con mis hijos. No los dejes indefensos.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

No puedo dejar de pensar por qué los líderes y lideresas de “Con mis hijos no te metas” tienen tal fijación y le hacen tanta publicidad al sexo anal, sexo oral, y las orgías. Han logrado que muchos jóvenes se interesen mucho más en esos temas (y que repriman sus interrogantes evitando hablarlas abiertamente). 

Por lo demás, cuando veo padres que tienen esas fijaciones usualmente parece ser que lo que intentan es encubrir las angustias que les producen sus propios actos o fantasías sexuales, aunque es menos doloroso y culposo proyectarlo en sus hijos. Es decir, temen que sus hijos hagan lo que ellos hacen o fantasean y la culpa los gana.

Sumado a eso, los niveles de agresividad, violencia verbal y fanatismo con el que se expresan de los que piensan diferente me deja pensando en la manera como “educan” a sus hijos y cómo reaccionan con ellos cuando osan discrepar. 

He visto muchos casos en los que los hijos avergonzados, decepcionados, incapaces de confrontarse verbalmente dentro de su hogar con las posturas de sus padres, lo que hacen es “actuar” su desacuerdo, haciendo exactamente lo contrario a lo que se espera de ellos.

Uno de los ejemplos más comunes es el de los padres perfeccionistas cuyos hijos son muy desordenados, o padres militares cuyos hijos son altamente indisciplinados o displicentes con la bandera o himno nacional, o padres muy conservadores en sus posturas sexuales cuyos hijos son libertinos. 

Dan la contra en defensa propia. 

Los padres tienen el deber familiar de definir los valores que los guiarán y aspirar a que en un contexto de amor, acogida y comunicación franca, sus hijos escojan como propios los valores y conductas valoradas. Pero si esos valores o preferencias de conducta se pretenden imponer dentro y fuera de la familia en un marco de odio, agresión, censura y fanatismo, hay una alta probabilidad de que el tiro les salga por la culata. 

Hay padres del colectivo "con mis hijos no te metas" que actúan de buena fe y guiados por el amor a sus hijos. Pero quizá es hora de que abran su mente y su corazón para cuando menos darle el beneficio de la duda a tantos especialistas en temas de sexualidad y salud mental que buscan lo mejor para nuestra juventud. Su razón de ser no es fastidiar o expropiar a los padres su derecho a educar a sus hijos, sino darles una oportunidad adicional para que fortalezcan su autonomía y autoregulación, basados en el conocimiento que surge de discutir temas polémicos o angustiantes y tomar posiciones a sabiendas de las diversas opciones que existen para ello.

La educación sexual integral escolar que propone el Minedu pretende darle la oportunidad a los padres para que estos temas se aborden en un espacio educativo. Si hay padres que tienen diferencias con lo que se converse en el colegio, si tienen buena comunicación con sus hijos tendrán la oportunidad de utilizar lo que allí surja para conversarlo con sus hijos y ofrecerles visiones alternativas. Pero si lo que ven sus hijos es que sus padres descalifican al Minedu y a la escuela como autoridad educativa, no esperen que sus hijos asuman que algo de lo que ocurre en las escuelas tenga algún valor para sus vidas.

En FB1: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/2227877467312776

En FB2: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2324364484295083&id=188984777833075&__xts__[0]=68.ARDjTwpnlMAoFg0q5cNwrhkSolWgXszBRZLuE9875TDW7_pbvRxx4xq_w7xwpthw7Xk6QZS9HM1iC5rH70NibpERj_qLLAH8VdesJ_Rq9pdaBEriUYjzwJWmRpfupUhF_xuFvUFKnItmZIJzp9M2sBDZ1BSj8DJYVE_ULCreJL0GBRkzlfNgeb3a_EZB_KTQaj06mplW_rr482zSqdkuHuyGBix6FnU4ZUHpYs6Ya0RsNKnXFmeDaNUejPD2ixFAWtKszg0tZdUitx6Botbu3Ae4LjbmiW8a84usov1noJjtROLpPz6M23CJncfWgWGLu6NDRLrhuueZ_f2SwPde7Un1kQ&__tn__=-R

En Twitter: https://twitter.com/LeonTrahtemberg/status/1121960429943705601

   
 
 
 
 
  

28 04 2019 León Trahtemberg: ¿Odiar y mentir para transmitir amor a los hijos? 

No sé quiénes serán los mentores espirituales de tantos voceros hostiles de "con mis hijos no te metas" que me denigran y difaman en sus posteos en las redes, pero deben tener teorías rectoras muy novedosas, que asumen que a partir del odio, mentiras y tergiversaciones se produce el amor a los hijos y se estimula la convivencia pacífica y democrática.

Mi experiencia me enseña lo contrario. Claro, si se trata de adoctrinar niños para que sean dogmáticos y fanáticos, como los supremacistas o terroristas, habría cierta consistencia, pero no para educar a gente mentalmente sana y ciudadanos democráticos.

Los padres tienen derecho a disentir, y lo tendrán que hacer muchas veces al educar a sus hijos. Tienen derecho a molestarse y tomar distancias de aquellos cuya compañía no les place. Pero no tienen derecho a destruir, mentir y difamar en nombre de dichas discrepancias o desavenencias, salvo que quieran educar fanáticos o terroristas.  Argumentar con mentiras y difamaciones solo ilustra la fragilidad de sus posturas.

En mis diversas columnas y posteos en las redes sociales, a las que los interesados acuden libremente si es que consideran que tengo algo para decir que puede serles interesante, expreso mi opinión sobre los temas polémicos que afectan y definen nuestra sociedad. Es una forma de aportarle al país el producto de mi conocimiento y experiencia. Esa es la manera como se intercambian ideas en una democracia y es la manera que espero que los niños y jóvenes del Perú asuman como suya.

He leído a simpatizantes sensatos de “con mis hijos no te metas” que han planteado alturadamente sus reservas o discrepancias respecto a mis posturas, cosa que me parece válido porque nadie es dueño de la verdad, más allá de la suya propia, en tanto crea en ella. 

Pero en un estado democrático, las leyes del estado y las normas de sus organismos ministeriales parten del resultado del pensamiento mayoritario que procura ser inclusivo y basado en los saberes científicos reconocidos, respetando las sensibilidades de las minorías pero sin dejarse dominar por ellas. 

Leer los mensajes hostiles me ha servido como un test proyectivo de sus autores, para darme cuenta cómo es su mente y sospechar cómo se relacionan con sus hijos. Más allá de bloquearlos para evitarles el mal rato de leer mis posteos y a mí la decepción de saber que hay miembros de nuestra nación que profesan ese estilo de comunicación, solo me queda desear que en la intimidad de su hogar sepan acoger y orientar a sus hijos para que sean gente de bien. Y si algún día descubren que el camino seguido no produjo el resultado esperado, que sepan rectificar con sus otros hijos o allegados. Buena suerte. 


Artículos afines:

Trahtemberg: Posteos relevantes sobre educación sexual e igualdad de género  

Educación sexual: ¿Qué es lo que deben aprender los adolescentes en el colegio? Valioso compendio de informaciones de EL COMERCIO muy útil para padres y maestros, incluye los aspectos polémicos que están en debate

Lo que nosotros no tuvimos: educación sexual, por Renato Cisneros en SOMO"Por qué quejarse de que nuestros hijos reciban lo que nosotros no tuvimos: educación sexual". "Nuestra sociedad discute, pero no habla. Y mientras conservadores y progresistas se pelean con saña en redes sociales, los auténticos implicados en este tema, los adolescentes, se informan por su cuenta de todo aquello que inútilmente intenta prohibirse (me pregunto cuántas veces habrá sido googleada esta semana la tan publicitada práctica del ‘sexo anal’). Al respecto, un informe de la Cayetano Heredia y el instituto Guttmacher divulgado en 2018 arrojó conclusiones irrefutables: el 85% de estudiantes escolares consultados reconoció haber aprendido de sexualidad en Internet".  

Inglaterra implementa una educación sexual progresista, aunque los padres se quejan. Las escuelas inglesas ampliarán de manera significativa la educación en materia de sexo y relaciones para cubrir temas que incluyen las relaciones entre personas del mismo sexo, las personas trans, la menstruación, el abuso sexual, la salud mental, la mutilación genital femenina, el matrimonio forzado, la pornografía y el sexteo.

Clarísimo. Sobre ideología de género y educación sexual. Nicolás Lucca - Relato del Presente. Sobre la Educación Sexual Integral.

VIDEO: Carlos Cornejo entrevista a León Trahtemberg en "Ventana Abierta" de Radio TV Exitosa el 18 03 2018 sobre la polémica acción cautelar del poder judicial sobre los aspectos vinculados a ideología de género en el currículo escolar. 19 03 2018  Detalles:   

Padres niegan la educación sexual a sus hijos 

El 85% de escolares aprende sobre sexualidad por medio de Internet. El estudio también determinó que, ante esta falta de educación sexual en el colegio, el 85% de los escolares refiere que aprendió de sexualidad en Internet y otros medios de comunicación similares, como la televisión. Solo la cuarta parte (23%) recibió alguna información de sus padres. Por ello no sorprende que el 97% de estudiantes, profesores y directores estén de acuerdo en que se enseñe educación sexual en el colegio. Según el informe, el 59% de los estudiantes que recibieron educación sexual solo fueron informados en temas fisiológicos de salud sexual reproductiva, pero muy pocos en valores, derecho, respeto y habilidades interpersonales (33%)  

Sexo adolescente en la era del porno online La edad de inicio de las relaciones se reduce, el acceso a la pornografía a través del móvil aumenta y la educación sexual sigue sin estar en el currículum escolar. Chavales y expertos hablan sobre ello 

NYT: What Teenagers Are Learning From Online Porn. ‘There’s nowhere else to learn about sex — and porn stars know what they are doing.’ American adolescents watch much more pornography than their parents know — and it’s shaping their ideas about pleasure, power and intimacy. Can they be taught to see it more critically?  

Educación sexual integral: enseñar sin ideologizar  (LT: más voces sobre un tema aún polémico en América Latina, que creo que muchos sabemos en qué va a terminar, pero con una transición que será sinuosa)  

La híper sexualización de la infancia y adolescencia digital

Educación sexual en debate

VIDEO: No es educación sexual; es educación cívica democrática

Educación sexual cuestionada 

Separar cortes de justicia del currículo

Propongo una demanda judicial en contra del Currículo Nacional

Poder Judicial resuelve eliminar la enseñanza de las matemáticas. (Educación Sexual)

¡Que la escuela se ocupe!

Censura en textos escolares

Ética del año 2040

Interesante punto de vista sobre el placer y consentimiento, a propósito del abordaje discutido sobre el tema de la educación sexual. 

"While safe sex, contraception, and the inner workings of the reproductive system were mentioned, one thing wasn’t: the concept of pleasure".
"Schools need to be given full and proper guidance to cover topics such as pleasure and consent in an age-appropriate, sensitive and meaningful way". "Our research shows that nine out of ten (89%) young people are not taught about sex in relation to pleasure – instead, what’s being taught is usually focused on the biological basics, how to avoid pregnancies and so on".  http://metro.co.uk/2017/03/24/why-sex-education-needs-to-start-focusing-on-pleasure-6531804/#ixzz4cL9hItOB 

TED Educación sensible (no sexual), conocimiento de sensaciones (What we don't teach kids about sex). Como padres, es nuestro trabajo enseñarles a nuestros hijos sobre el sexo. Pero más allá de "la charla", que abarca la biología y la reproducción, hay mucho más que podemos decir sobre la experiencia humana de estar en nuestros cuerpos. Al presentar "The Talk 2.0", Sue Jaye Johnson nos muestra cómo podemos enseñarles a nuestros hijos a sintonizar sus sensaciones y proporcionarles el lenguaje para comunicar sus deseos y emociones, sin necesidad de desconectarse o quedarse sin aliento. 

Sí es problema nuestro cómo educas a tus hijos. No criamos a nuestros niños para vivir en una isla desierta, sino para formar parte de la sociedad (su sociedad) cuando sean adultos

Miedo del niño y del profesor. Del novelista y educador frances Daniel PENNAC (subtitulado) sobre educación, curiosidad, creatividad, docencia, infancia...  

Pablo Molinari compara la campaña de ConMisHijosNoTeMetas con un intento de negar la enseñanza de matemáticas. 
Con mis hijos no te metas (y no le enseñes matemáticas) El papá de Tomás va al colegio muy enojado a hablar con el profe de matemáticas, porque le están arruinando la cabeza a los chicos. 
 
Cómo afecta a los niños la idea tradicional de masculinidad“Vemos que los hombres tienen tasas más altas de suicidio, más enfermedades cardiovasculares y se encuentran más solos cuanto más envejecen”, comentó. “Estamos tratando de ayudarlos a ampliar su repertorio emocional, no estamos tratando de quitarles las fortalezas que puedan tener”.