¿Qué maestro deja huella?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 08 03 2019 

Un amigo que migró a un país angloparlante cuenta sobre los problemas de adaptación escolar de uno de sus hijos. Lo ubicaron en una clase con niños nativos, con los cuales no tenía idioma común para comunicarse. La pasaba mal, lloraba, no quería ir al colegio. 

La maestra, preocupada por cumplir su programa, no reparaba mayormente en su situación. 

Los padres se acercaron al colegio para hacer notar a la directora de esta situación y pedir mayor empatía. La directora, al darse cuenta del problema, cambia de aula al niño a otra en la que había otros niños migrantes. 

Al regresar a casa, por primera vez el niño estaba feliz. Sorprendidos, los padres le preguntaron qué pasó. El niño contó que el nuevo maestro se le acercó, le dijo que entendía su situación, y que le ayudaría en la transición hasta aprender el idioma. Lo miraba con afecto y empatía y se le acercaba para chequear si estaba bien. Lo sentó al lado de otro migrante reciente que le sirviera de apoyo. 

Es probable que con el paso del tiempo, el avance a los grados siguientes, el retorno a su país de origen, este niño olvide a ese maestro. Sin embargo, le cambió la vida, y le dejará una huella que el mismo niño no sabrá como ponderar. Ese maestro le cambió el destino, de ser un alumno complicado, desadaptado, fracasado, a ser un alumno feliz, aplicado, adaptado. 

Ese maestro dejó huella. De esos, hay muchos en la escuela pública del Perú y hay un canal que permite reconocerlos. Es el concurso “El Maestro que Deja Huella” (https://maestroquedejahuella.com.pe). 

Inscriban a quienes lo merezcan y denles la oportunidad del reconocimiento público.

 
Artículos afínes

El Maestro que deja Huella

Maestras que dejan huella: To The Nursery Teacher Who Called To Say My Son Had Settled, Thank You 

¡Qué belleza!  Cómo puede un profesor cambiar la vida de un niño. Benjamin Zander, director de orquesta.

Versión completa: “Dirigir una orquesta es una buena metáfora para la vida”. Benjamin Zander, uno de los directores de orquesta más reputados del mundo. En este vídeo comenta sus ideas pedagógicas y transmite con pasión su amor por la música. Es además autor de varios libros entre los que destaca el best seller ‘El arte de lo posible’.