Salud mental y redes sociales

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Ediciones regionales 17 02 2019 

En reciente viaje a Toronto-Canadá las autoridades educativas de un sistema que parece funcionar muy bien a los ojos de los analistas internacionales de la educación, me comentaron que estaban muy preocupados por los temas de salud mental de escolares y universitarios y que ese tema estaba siendo priorizado en sus agendas. Coincidentemente en esos meses una columna del Economist sobre el tema en Gran Bretaña y Estados Unidos traía información preocupante.  

La Mental Health Foundation británica estima que un 25% de adultos británicos han sido diagnosticados con algún desorden psiquiátrico que tiene muchas causas. Una de las más fuertes en el caso de los jóvenes de 14 a 24 años es el consumo intensivo de las redes sociales.  Estos usuarios de Instagram, Snapchat, Facebook o Twitter están diagnosticados con problemas de ansiedad, depresión, trastornos de sueño, exposición al bullying, síndrome de quedar excluidos y problemas de imagen corporal, según la Royal Society for Public Health de UK. Por el lado positive, su uso permite generar bienestar al construir comunidad, estar alerta y acceder a temas de salud, favorecer la identidad, expresión y proveer soporte emocional. (How heavy use of social media is linked to mental illness, The economist, 18 05 2018). 

Los neurocientíficos de la Universidad del Sur de California han encontrado en el 2014 en una muestra de 20 examinados que Facebook dispara las mismas partes impulsivas del cerebro que ocurre con las apuestas y el abuso de sustancias psicoactivas y además se relaciona con el funcionamiento anormal del sistema cerebral de control inhibitorio. (Examination of neural systems sub-serving facebook “addiction”; Turel, Xue, He y Xiao))

Entre el 2013 y 2015 en un seguimiento a 5208 norteamericanos se encontró que el incremento de actividad en Facebook estaba asociado a un futuro deterioro en la salud mental (Shakya y Christakis; “Association of Facebook Use With Compromised Well-Being: A Longitudinal Study”)

Al preguntarles por su sensación de felicidad, casi el 63% de los usuarios de Instagram reportaron sentirse miserables pasando un promedio de casi una hora por día en la aplicación. El 37% que expresó que estaba contento consumía en promedio solo cerca de la mitad del tiempo.

Lamentablemente en la educación peruana aún no se trabaja seriamente estos temas.

Artículos afines: 

Niños y adolescentes en medios digitales: en la última década, el uso de medios digitales, incluidos los medios interactivos y sociales, ha crecido, y la evidencia de la investigación sugiere que estos medios más nuevos ofrecen tanto beneficios como riesgos para la salud de niños y adolescentes. Los beneficios basados ​​en la evidencia identificados a partir del uso de medios digitales y sociales incluyen aprendizaje temprano, exposición a nuevas ideas y conocimiento, mayores oportunidades de contacto social y apoyo, y nuevas oportunidades para acceder a mensajes e información de promoción de la salud. Los riesgos de dichos medios incluyen efectos negativos para la salud en el sueño, la atención y el aprendizaje; una mayor incidencia de obesidad y depresión; exposición a contenido y contactos inexactos, inapropiados o inseguros; y comprometió la privacidad y la confidencialidad. Este informe técnico revisa la literatura sobre estas oportunidades y riesgos, enmarcados en torno a preguntas clínicas, para niños desde el nacimiento hasta la edad adulta. Para promover la salud y el bienestar en niños y adolescentes, es importante mantener una actividad física adecuada, una nutrición saludable, una buena higiene del sueño y un entorno social enriquecedor (ver artículo con el link). http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2016/10/19/peds.2016-2593.full   

 
“Con los preadolescentes, la clave es más bicicleta y menos ‘smartphone”. Bárbara Tamborini y Alberto Pellai son autores de 'La edad del tsunami', un libro en el que se acercan a esta etapa vital poco estudiada y sumamente desconocida  

En la escuela secundaria, los niños no están bien (In High School, the Kids Are Not All Right By David Tow, Edutopia, March 7, 2018). Al aumentar la presión social y académica, un maestro comparte lo que ha aprendido sobre el seguimiento del bienestar mental de sus estudiantes. Las vidas de los estudiantes de secundaria que enseño están limitadas en todas partes por presiones sociales y expectativas: pruebas de alto nivel, la sombra inminente de las admisiones universitarias, el sistema escolar ferozmente competitivo, el proceso doloroso de descubrir quién eres y lo omnipresente. deseo de aceptación de los compañeros. Agregue a esto las presiones invisibles: vidas en el hogar fracturadas o fragmentadas, violencia emocional o física y abuso, problemas con el uso de sustancias, problemas legales y la amplia gama de problemas a los que se enfrentan las numerosas comunidades de inmigrantes en todo el país. de angustia emocional insostenible. En las últimas semanas, la presión constante ha significado lidiar con la depresión estudiantil casi a diario, y ayudar a apoyar a aquellos que, en mi opinión, podrían estar abandonando la línea de autolesión.

Entre los estudiantes universitarios, el diagnóstico y el tratamiento de la salud mental aumentan, el estigma disminuye. Los diagnósticos de salud mental y el tratamiento de los estudiantes universitarios aumentaron sustancialmente entre 2007 y 2017. Más de un tercio de los estudiantes reportaron una afección diagnosticada en 2016-2017, según un nuevo estudio. El estudio integral a nivel nacional se basa en 10 años de datos de Healthy Minds Study, una encuesta anual basada en la web que involucra a más de 150,000 estudiantes de 196 campus en los Estados Unidos.

Más que inteligencia necesaria para el éxito en la vida. La investigación llevada a cabo en la Universidad de Adelaide y la Universidad de Bristol ha examinado las creencias de larga data de que el éxito en la escuela y en las carreras profesionales se debe a algo más que la alta inteligencia. Las habilidades no cognitivas también son importantes.

La tragedia silenciosa que afecta a los niños de hoy   The silent tragedy affecting today’s children En los últimos 15 años: 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental; 43% de aumento en TDAH; 37% de aumento en la depresión adolescente; Aumento del 100% en la tasa de suicidio en niños de 10 a 14 años; Criar una generación saludable en un ambiente insalubre.  Los niños pagan con su bienestar emocional por la pérdida de la infancia bien equilibrada. ¿Qué está mal? La privación de padres emocionalmente disponibles, límites y orientación claramente definidos,  responsabilidades, nutrición equilibrada y sueño adecuado, movimiento al aire libre, juego creativo, interacción social, oportunidades para tiempos no estructurados y aburrimiento. Niños interactúan con padres digitalmente distraídos, padres indulgentes que les permiten "gobernar el mundo“, sentido de derecho en lugar de responsabilidad, sueño inadecuado y nutrición desequilibrada, estilo de vida interior sedentario, estimulación sin fin, niñeras tecnológicas, gratificación instantánea y ausencia de momentos aburridos  

Los temas de salud mental son críticos para impulsar el éxito académico Autumn A. Arnett Aug. 8, 2018. Se estima que el 13% al 20% de los niños que viven en los Estados Unidos ha experimentado un trastorno mental en el último año. De acuerdo con la National Alliance of Mental Illness, uno en cinco adolescentes entre 13 y 18 años de edad, tuvo o tiene una enfermedad mental grave, y el suicidio es la tercera causa de muerte para los niños y jóvenes de 8 a 24 años de edad.

La escuela es la última oportunidad para rescatar a los niños 

Autoregulación emocional de profesores y alumnos

La empatía y acogida como reto escolar

Docentes estresados, alumnos afectados

Los docentes faltan más por la psiquis que por gripe. Las enfermedades psicológicas, de huesos y articulaciones son las que más aquejan a quienes dan clases. 

Cómo frenar el enganche al móvil en los mayores de 16 años (sin quitárselo) 

EN DOCENTES: Estrés traumático secundario para educadores: comprender y mitigar los efectos. (Mindshift) La condición tiene numerosos nombres: estrés traumático secundario (STS), trauma vicario, fatiga por compasión. Los síntomas son similares en algunos aspectos al trastorno por estrés postraumático: retirarse de amigos y familiares; sentirse inexplicablemente irritable o enojado o adormecido; incapacidad para enfocar; culpar a los demás; sentirse desesperado, aislado o culpable por no hacer lo suficiente; luchar para concentrarse; no poder dormir; comer en exceso o no comer lo suficiente. 

'I felt helpless': Teachers call for support amid 'escalating crisis' of classroom violence (CBC Radio·February 17, 2019)  Teachers reluctant to report violence over 'fear of repercussions,' Canadian Teachers' Federation says. Educators say incidents of verbal and physical violence by students targeting staff and fellow classmates are leaving them exhausted. (Ben Shannon/CBC)