Les falta sueño a los adolescentes

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 09 11 2018 

Muy decidora la columna “Dejemos que los adolescentes duerman lo suficiente: comenzar las escuelas antes de las 8:30 a.m. muestra un trágico desprecio tanto por la salud mental de los niños como por la ciencia”. (Let Teenagers Sleep In. Henry Nicholls, NYT, 20 de setiembre de 2018).

El 75% de estudiantes de EE.UU. del 9no al 12vo grado no duermen el mínimo de ocho horas que recomienda la American Academy of Sleep Medicine. Eso reduce su atención, memoria y  aprendizaje. Aumenta las posibilidades de tener problemas emocionales, pobre estado de ánimo, y aumenta la posibilidad de enfermedad mental. Es un factor de riesgo para la obesidad, la diabetes tipo 2, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y el cáncer. También aumenta el peligro de quedarse dormido al volante.

¿Por qué les cuesta dormir lo suficiente? Primero, porque los adolescentes no son alondras de la mañana sino búhos nocturnos, y los nuevos hábitos tecnológicos producen un efecto tóxico con la luz azul de las pantallas que suprimen la secreción de melatonina del cuerpo, hormona que señala la hora de dormir. 

En este contexto, para el adolescente levantarse a las 6 a.m. es equivalente a las 4 a.m. para el adulto. Con ello el cerebro es menos activo en el ciclo de 24 horas. Por eso en el año 2014, la Academia Americana de Pediatría recomendó que las escuelas secundarias y preparatorias no  comenzaran antes de las 8:30 a.m.

Las secundarias que han hecho caso tienen estudiantes que duermen más, aumentan su asistencia y mejoran sus calificaciones.

Es un tema complejo para los colegios peruanos, pero vale pensarlo. 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1999151790185346

Artículos afines:

Sueño, horario escolar y desempeño escolar

Carencia de Sueño y Aprendizaje

A los escolares les falta sueño

Deja que los adolescentes duerman en. NYT 20 09 2018 Comenzar las escuelas antes de las 8:30 a.m. muestra una trágica indiferencia tanto por la salud mental de los niños como por la ciencia. Let Teenagers Sleep In. NYT 20 09 2018 Starting schools before 8:30 a.m. shows a tragic disregard for both the mental health of children and for science.