Prisioneros preventivos, chivos expiatorios de las incompetencias colectivas.

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Prisioneros preventivos, chivos expiatorios de las incompetencias colectivas.

Este tema me molesta desde hace tiempo en relación a tantas personas enviadas a prisión preventiva, tema que se vuelve a discutir y hacer noticia cuando se trata de personas notorias como lo son los empresarios constructores, los Humala, y ahora Keiko Fujimori y la cúpula de Fuerza Popular. 

En casi todos los casos se les sanciona a 9, 18 ó 36 meses de prisión, sin que se desarrolle acción judicial firme alguna. Luego los liberan por algún amparo judicial o por exceso de carcelería, si tienen los recursos para contratar abogados quisquillosos. Los inocentes habrán pasado esa temporada en prisión, afectando o incluso destruyendo su vida familiar, reputación, empleo y salud. Resulta terrible pensar que para evitar que eventualmente algún culpable se fugue o perturbe la investigación, se tenga que hacer tanto daño a los inocentes. 

En suma, como la policía no puede garantizar que no se fuguen por la coladera fronteriza, y la fiscalía no tiene recursos para conseguir pruebas fehacientes y apurar sus acusaciones, y los jueces ponen su reputación mediática como un valor que se puede afectar si por alguna razón el acusado escapa u obstruye la justicia, o si finalmente se demuestra su culpabilidad, entonces, lo más sencillo es meter presos a todos los sospechosos y luego ver qué pasa, por interminables meses, así se viole el derecho a la libertad individual y a la presunción de inocencia. Eso no huele a justicia por ningún lado. 

Por su parte el Congreso, que podría regular todo eso para convertirlo en una herramienta sensata y menos discrecional por parte de fiscales y jueces, se la pasa criticándolos cuando sienten que sus aliados son detenidos. En vez de eso, podrían modificar esas leyes bajo el espíritu de la sensatez y respeto a los derechos de los inocentes que pudieran ser afectados injustamente por un encarcelamiento de ese tipo. Y el Ejecutivo, en lugar de mostrarse indiferente ante estas injusticias, dotar de suficientes recursos a quien corresponda para que las entidades estatales actúen con justicia ante los ciudadanos inocentes.

Lo que tampoco me parece correcto, en una época en la que se reclama igualdad entre géneros y paridad de responsabilidades entre papá y mamá para criar responsablemente a sus hijos, que se pretenda diferenciar la prisión de un varón y una mujer diciendo que siendo ésta mujer y madre su carcelería es más injusta.

¿Los varones inocentes encarcelados sufren menos que las mujeres? ¿Sus hijos la pasan mejor con padre preso que con madre presa? Creo que en esto habría que ser más equitativo en el tema: el inocente o el culpable lo es igualmente sea varón o mujer. La bala disparada por una mujer mata tanto como la del hombre.

Creo que el Ejecutivo y Legislativo debieran ser más coherentes con el espíritu democrático dándole mayores garantías a los ciudadanos de que se respetará tercamente su derecho a la vida, libertad y presunción de inocencia.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1997030663730792