Soy un lector incompetente, a juzgar de las ECE y PISA

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

En las próximas semanas nuevamente se aplicarán estas que me parecen absurdas evaluaciones censales de comprensión lectora, que califican a cada alumno, colegio, UGEL o región como quien obtuvo logros satisfactorios o no satisfactorios (al señalar que están en inicio o proceso de ser satisfactorios).

Me pregunto si tiene sentido tomar una misma prueba con un mismo formato, tiempo, tipo de texto, preguntas y respuestas esperadas a 600,000 niños y con ello atreverse a señalar quién tiene y quién no comprensión lectora.

Yo debo haber leído al menos cientos de libros y miles de artículos en mi vida. Algo debo haber comprendido de todo eso. La gente que me conoce podría testificar que comprendo lo que leo. Sin embargo, no pocas veces cuando leo los textos y trato de contestar las preguntas de comprensión lectora de las ECE y PISA me va mal. No estoy entrenado para esas pruebas. Tengo que regresar a cada rato al texto para ver qué esperan que marque o rellene como respuesta correcta los diseñadores de las pruebas y no siempre acierto.  Según esas pruebas, soy un lector incompetente.

Algo que no parecen entender los diseñadores de esas pruebas inspiradas por economistas que creen que todo se puede medir, comparar y rankear, es que la comprensión de un texto tiene que ver con la empatía y familiaridad que siente un lector con lo que está leyendo, (que es distinto para cada persona); y, que lo que le queda a cada uno de provechoso de una lectura no es el recuerdo fiel del texto -y la capacidad de reproducirlo-, sino todo el mundo de pensamientos, reflexiones, asociaciones de ideas, analogías, moralejas, imágenes visuales, motivaciones, inspiraciones, anotaciones, que dejan huella como consecuencia de haber leído algo que fue significativo para uno, y que nuevamente, es distinto para cada persona.

Pretender reducir todo eso a marcar unas respuestas pre establecidas como correctas respecto a un texto impersonal aplicado por igual a 600,000 niños, me resulta absurdo.

Así que sin mayor incomodidad ni complejo de inferioridad me sumo desde ya a la legión de alumnos próximos a ser evaluados con las ECE de los que al menos 50% obtendrán el calificativo de "no satisfactorio".

Somos lectores incompetentes.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1968577573242768

En FB2: https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=2049405981790936&id=188984777833075&__xts__[0]=68.ARBkyO6pDL8_K6sovAAJOmK7H8nF_70vUTTzHC0WR8nSHkl4aM1k64KiglKLtPxg5ByrKLHpz2FwZML6XPR0C9QyZy5WSL-ytJDFv4jTiDuwMYC75LhqsLPVMo_f9NAnpwCaQsn7JuFiewwNRZkt3sDrLKZe0TsCi4cI1UWeEAWbu_y2jysvf01k-u3qW5KxQCMZqBjQNYXoAv6yVG-Wnus&__tn__=-R

Artículos afines:

¿Cómo quieres que corrija si no me dices en que me equivoqué? (2da parte de “Soy un lector incompetente, a juzgar de las ECE y PISA”)

Comprensión lectora depende del contexto. El uso de las evaluaciones es discriminatorio 

Contextualizar las pruebas  
 
LT: Fernando Llanos (de la UMC) con otra opinión que se adhiere a la necesidad de frenar esa perturbadora y tóxica práctica de las evaluaciones censales. "¿Deben continuar las evaluaciones ECE? Quizás sea momento de espaciar más las evaluaciones nacionales para darle tiempo al sistema de recomponerse de una manera más reflexiva y consistente" En el twitter, Liliana Miranda que dirigió la UMC del Minedu que elaboraba estas evaluaciones comenta "De acuerdo con lo que plantea @aja_llanos, luego de más de 20 años de aplicación de las evaluaciones, es momento de hacer un alto y a la luz de lo recorrido repensar sus propósitos, usos, diseño, periodicidad, cobertura, articulación con evaluaciones internacionales, etc."  Valen estos comentarios sobre las ECE. Me pregunto ¿por qué hubo que esperar 20 años cuando los efectos educativos perversos de las pruebas estandarizadas internacionales estaban cantados por educadores de peso casi desde el inicio, más aún desde la versión nacional ECE? 

(2017 León Zamora escribe sobre el colapso educativo) ¿A dónde vamos con la ECE? Por Eduardo Leon Zamora - May 1, 2017 El fenómeno ECE y los problemas de gestión de la información para el desarrollo de políticas educativas más eficientes. En efecto, parece ser que los estudiantes logran determinados aprendizajes, pero estos son de carácter mecánico. No desarrollan un pensamiento crítico ni creativo que es lo que se entiende por un aprendizaje adaptativo. Los niños y niñas que resuelven bien las pruebas ECE pueden aplicar las capacidades desarrolladas a situaciones iguales o parecidas; pero no pueden transferir lo aprendido a situaciones nuevas, es decir, a otro tipo de pruebas o, más serio aún, a contextos de la vida real diferentes a los de las pruebas, o más complejos. Esto, definitivamente, no significa que no aprendan. Este es un tipo de aprendizaje que representa un nivel de logro, pero expresa limitaciones en la calidad de los aprendizajes. La formación de expertos rutinarios tiene pues sus límites. 

(2018 León Zamora escribe sobre el colapso educativo) VIDEO Presentación del libro "El fenómeno ECE y sus efectos en las prácticas docentes" Publicación conjunta de Tarea, Enacción y FORGE de algunos resultados del estudio realizado por Eduardo León Zamora sobre cómo las prácticas docentes se ven afectadas por lo que él denomina “el fenómeno ECE”, las evaluaciones censales anuales de aprendizajes escolares impulsadas por el Ministerio de Educación. 

VIDEO GERM that kills schools: Pasi Sahlberg at TEDxEast

¿Tiene sentido mantener las Evaluaciones Censales ECE 2017? Creo que no

Todo lo que no miden los tests escolares Desmitificar PISA y su trascendencia

"Niños malos":no saben leer ni calcular

A propósito de las externalidades negativas, el caso de las ECEPara que tengo que ir al colegioECE en Ciencias Sociales sin sentido¿Qué logran nuestros alumnos en la ECE? (Minedu) 

LT: ¿Se dan cuenta de la cantidad de dinero, tiempo, horas de maestros y alumnos dedicados anualmente al entrenamiento para las pruebas estandarizadas se desperdician para no aportarle a las autoridades nada que no podría evaluarse con pruebas muestrales, y que además tiene resultados previsibles, porque todos los años sale más o menos lo mismo? Por lo demás, que la mitad de alumnos no rinda lo esperado en Matemáticas y Lengua -más o menos parecido a lo que sale en los países de América Latina- ¿no nos está diciendo acaso que algo anda mal en el modelo de escuela y enseñanza en este continente? Y todo eso, sin rozar siquiera la discusión sobre el sesgo que produce al concepto de buena educación el hecho de que solo se evalúen y den a conocer resultados de las áreas de matemáticas y lengua, -para que los padres decidan cuál es una buena escuela- usando pruebas muy pobres diseñadas para cumplir con formatos informatizados)  

Por qué Nueva York no está celebrando puntuaciones más altas en los exámenes. En casi todos los distritos, los estudiantes obtuvieron mejores resultados en los exámenes anuales de matemáticas y lectura. 950,000 estudiantes de tercero a octavo grado en todo el estado de Nueva York tomaron exámenes estandarizados de inglés y matemáticas. En la ciudad de Nueva York, poco menos del 47 por ciento de los estudiantes de la ciudad aprobaron el examen de inglés y aproximadamente el 43 por ciento de los estudiantes aprobaron el examen de matemáticas. La Evaluación Nacional del Progreso Educativo encontró que los estudiantes de la Ciudad de Nueva York no progresaron en inglés o matemáticas entre 2015 y 2017.  La espera inusualmente larga de los puntajes de este año frustró en particular a los padres y estudiantes de la Ciudad de Nueva York, ya que necesitan que sus resultados se apliquen a las escuelas intermedias y secundarias selectivas. Y si los expertos están confundidos acerca de cómo interpretar los exámenes, los padres, sin duda, también lo estarán.    

LT: Cuando el tercio superior corresponde a colegios (privados) de familias pudientes y el tercio inferior a los colegios (públicos) de las familiares más desfavorecidas ¿Qué está midiendo ese PSU chileno en realidad? 

396 síntomas de fracasos del sistema educativo en Chile. Simce en Chile, ECE en Perú, PISA y TIMSS a nivel global, como indicadores de calidad de modo totalmente descontextualizado y restrictivo, ignorando además todo el mundo no cognitivo y de habilidades blandas. Cabría preguntar también si los colegios con mejores puntajes en esas pruebas, realmente son escenarios de educación de calidad o fábricas de preparaciones estresantes de alumnos para rendir esas pruebas, al estilo del siglo pasado, para así alimentar la vanidad de los padres y autoridades que viven de esas pruebas y puntajes sin calibrar sus efectos secundarios.