Monopolios digitales, democracia y ciudadanía

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 22 06 2018

Monopolio solía ser un concepto económico que aludía al dominio de mercado de una marca, afectando consumidores vía precios. Ahora son los monopolios tecnológicos los que concentran el  poder, datos y control sobre el espacio público y tienen la capacidad de ejercer este poder sobre un número creciente de actividades económicas, especialmente en la infraestructura y tecnologías del futuro. Eso nos dice Jamie Bartlett. (ideas.ted.com 03/05/2018).

Observemos las empresas tecnológicas que operan como monopolios u oligopolios en sus campos: Google, Facebook, Twitter, Instagram, Spotify, Amazon, Uber, Airbnb. Son empresas que ejercen una hegemonía cultural dominando y controlando las ideas y suposiciones que circulan por el público y los consumidores.

Las start ups que se concentran en Silicon Valley, donde se encuentra el capital de riesgo canjean dinero por ideas que cambian el mundo de modo que los inversionistas más ricos compren influencia política, se comporten como monopolios y eviten regulaciones. A la par, gastan bastante para verse bien y hablar de equidad y comunidad. 

Es más, estas empresas nos hacen avizorar un futuro a su gusto y luego nos dan la hoja de ruta para guiarnos a través de él. Así tendremos escuelas llenas de iPads (Apple), auriculares VR (el Oculus- Facebook) y clases de codificación (administradas por Google). Los gobiernos proponen ciudades y gobiernos inteligentes, y buscan soluciones en Google para resolver problemas de salud mientras Facebook decide qué es la libertad de expresión.

La educación democrática debe hacernos conscientes de todo esto. 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1791957897571404

Artículos afines: 

Don’t Teach Your Kid to Code. Teach Them to Communicate.Greg Satell NYT. Dec 16, 2018 The jobs of the future don’t exist yet — but we know they’ll require some serious social skills 

La escuela confronta la publicidad y manipulación comercial (Ciudadanía)

Corrupción, gobernabilidad, panorama político ¿y la escuela?  

Ciudadanía: ¿capacidad cognitiva o vivencia democrática?

Educación Cívica digital

En Perú lo que se necesita es formar mejores ciudadanos

Inkafarma, sicariato, vacancia y ciudadanía  

Ed. ciudadana de escolares mal evaluada  

La empatía y acogida como reto escolar

Ciudadanía Digital: 8 digital skills we must teach our children

What Your Students Really Need to Know About Digital Citizenship. Ideas on how to guide students to the knowledge and experience they need to act responsibly online.

Niños y adolescentes en medios digitales: en la última década, el uso de medios digitales, incluidos los medios interactivos y sociales, ha crecido, y la evidencia de la investigación sugiere que estos medios más nuevos ofrecen tanto beneficios como riesgos para la salud de niños y adolescentes. Los beneficios basados ​​en la evidencia identificados a partir del uso de medios digitales y sociales incluyen aprendizaje temprano, exposición a nuevas ideas y conocimiento, mayores oportunidades de contacto social y apoyo, y nuevas oportunidades para acceder a mensajes e información de promoción de la salud. Los riesgos de dichos medios incluyen efectos negativos para la salud en el sueño, la atención y el aprendizaje; una mayor incidencia de obesidad y depresión; exposición a contenido y contactos inexactos, inapropiados o inseguros; y comprometió la privacidad y la confidencialidad. Este informe técnico revisa la literatura sobre estas oportunidades y riesgos, enmarcados en torno a preguntas clínicas, para niños desde el nacimiento hasta la edad adulta. Para promover la salud y el bienestar en niños y adolescentes, es importante mantener una actividad física adecuada, una nutrición saludable, una buena higiene del sueño y un entorno social enriquecedor (ver artículo con el link). http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2016/10/19/peds.2016-2593.full 

Los planes de Netflix para revolucionar Hollywood. La plataforma de emisión en continuo ya ha tenido un impacto en el mundo televisivo y ahora Scott Stuber, al frente de su división de cine, quiere cambiar el sistema típico de estudios fílmicos y la temporada de premiaciones.  Quizá el público no conoce a Scott Stuber, pero se está volviendo uno de los personajes más importantes en el negocio del cine. Stuber, de 50 años, pasó de ser vicepresidente de Universal Pictures a dirigir la rama de cine de Netflix. Su misión es hacer que el catálogo de películas originales del servicio de transmisión sea tan formidable como el de sus series, que recibieron 112 nominaciones al Emmy este 2018, la mayor cantidad para cualquier televisora. Roma, de Alfonso Cuarón, es apenas el inicio de la misión cinematográfica de Stuber, la cual ya está confrontando a los estudios y cadenas de cines tradicionales con una pregunta que les provoca pánico: tal como Netflix hizo que muchas personas dejaran de contratar la televisión por cable, ¿ahora causará que la gente deje de ir al cine?