Docentes estresados, alumnos afectados

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 11 05 2018

Keith Herman  e investigadores de la Universidad de Missouri han descubierto que los altos niveles de estrés relacionados con el trabajo afectan al 93% de los docentes. Analizando los perfiles de los profesores por nivel de estrés, capacidad de enfrentar situaciones complejas y niveles de agotamiento (burnout) encontraron que solo el 7% de profesores tienen bajo nivel de estrés y alta capacidad de lidiar con las tensiones de la vida escolar. Y que a más estrés menor desempeño académico y mayores problemas de conducta de sus alumnos comparados con sus pares a cargo de profesores de mejor perfil docente.  (Keith C. Herman y otros. Empirically Derived Profiles of Teacher Stress, Burnout, Self-Efficacy, and Coping and Associated Student Outcomes. Journal of Positive Behavior Interventions, 2017; 20 (2))

Esto significa que más que fijarse en dotar de recursos para materiales y equipos escolares o procurar diseñar un mejor currículo, es el cuidado de la salud mental de los profesores lo que tiene  mayor efecto en el mejor desempeño de los alumnos y la reducción de sus problemas de conducta.

Esto supone que si los administradores y padres a promovieran interacciones positivas con los maestros y les dieran más tiempo para prepararse y capacitarse para realizar sus trabajos, además de crear redes sociales de apoyo para que no se sientan aislados, lograrían mejores desempeños docentes.

Siendo sí, se requieren estrategias  y consideraciones de clima escolar colectivo para atender la salud mental de los profesores  para  así garantizar su óptimo desempeño y continuidad en la profesión.   

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1744593115641216 

Artículos afines:

Las víctimas del burnout: el síndrome que deja a los profesores jóvenes con el ánimo por los suelos

Los docentes faltan más por la psiquis que por gripe. Las enfermedades psicológicas, de huesos y articulaciones son las que más aquejan a quienes dan clases.