La empatía y acogida como reto escolar

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Diarios Regionales 08 04 2018 

20% niños y adolescentes tienen serios problemas de salud mental; 30% con depresión; 50%  víctimas de violencia familiar; 70% de los jóvenes criminales presos proceden de hogares abandonados por el padre. En suma, los niños peruanos mayoritariamente proceden de hogares disfuncionales, de todos los NSE. 

Todos ellos, al menos por un par de años de su vida infantil, están en los colegios. Pero, ¿qué hacen los colegios? Presionarlos con aprendizajes académicos que no están a su alcance y declararlos fracasados en 2do de primaria con los resultados de las pruebas censales. En estas 1/2 no satisfacen los estándares del ministerio en lectura, 2/3 en matemáticas, lo que da un combinado de 5/6 que reciben el mensaje de que son incompetentes a los 7 años de edad. A eso le sigue una escalada de fracasos escolares posteriores que termina destruyendo su autoestima como estudiantes con una creciente repitencia y abandono escolar. 

Esos niños quedarán a la merced de las presiones de supervivencia del mundo de la calle. Luego, a traficar, delinquir, violentar y terminar presos o muertos con la excepción de aquella minoría que tiene un altísimo nivel de resiliencia y tolerancia a la frustración.

¿Qué pasaría si la escuela reformulase la visión de su rol, hacia verse a sí misma como un espacio de acogida, protección, seguridad, cariño, empatía con los niños, que sirviera de contrapeso a sus hogares disfuncionales, como responsabilidad previa a la de acometer los objetivos académicos tradicionales?  

¿Qué pasaría si tomara distancias de la visión tradicional de priorizar presupuesto para  infraestructura, capacitaciones tradicionales, currículo, gestión burocrática y girara hacia el diseño de una cultura escolar de acogida, con apoyo de equipos multidisciplinarios que capaciten profesores pero a la vez tengan presencia en la escuela para asegurar que los niños disfruten de su vida escolar, aumenten su resiliencia, y se conviertan en candidatos a tener éxito en la vida? Si no es la escuela ¿quién? ¿adónde?

Niños que disfrutan de su escolaridad y se sienten queridos y acogidos, tienen mejor pronóstico que los que tienen al fracaso como marca distintiva de su vida escolar.

Diseñar una escuela así puede ser el aporte innovador del Perú a la educación latinoamericana que padece de los mismos males que la peruana. 

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1705909529509575

Artículos afines:

VIDEO León Trahtemberg y los retos para el Próximo Gobierno de Martín Vizcarra en Educación

Para pensar: miren esta forma de presentar la visión-meta de Colombia y de aprovechar las cooperaciones internacionales para potenciar la educación nacional: "Australia, aliado de Colombia para ser el país más educado de América Latina en 2025" 

Estimado Martín, Beto Ortiz, Perú 21, 25 08 2018 ¿Qué tal si empezamos hablando, por ejemplo, de educación? ¿Qué tal si la usamos para evitar la delincuencia desde sus orígenes en lugar de declararle la guerra cuando ya sentó sus reales y tomó por asalto las ciudades? 

Post-PPK: tres lecciones, tres. Claudia Cisneros La República 25 03 2018 Hay que llamar a la praxis política de la ciudadanía, más allá de la actividad académica o del nanoactivismo de redes, de debates, think tanks, o todo importante recurso intelectual.

Hay relación entre la educación y el despelote político y la incompetencia estatal (León Trahtemberg)