¿Son colegios o son museos?

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

Correo 23 03 2018

Los museos tradicionales son espacios diseñados para encontrarse con el pasado. En mucho se parecen a la mayoría de los colegios. El diseño de las aulas, mobiliario, las dinámicas de la clase, los formatos curriculares, la rutina basada en horarios fijos y tareas, la evaluación basada en  exámenes individuales escritos, las notas que reducen el potencial de los alumnos a un número,  son las mismas que vivieron los padres y abuelos de los niños de hoy. Claro, hay aparatos que proyectan desde una PC alguna imagen o video, como ocurre también en los museos; y las pizarras de madera o pintura marcadas con tiza han sido reemplazadas por acrílicas marcadas por plumones… ¿Es eso lo que pone a los colegios a tono con los tiempos? ¿El objetivo es preparar a los alumnos para adaptarse al pasado o para que puedan adaptarse al incierto futuro? 

¿Qué empresa o institución de vanguardia en el mundo de hoy se parece en su diseño y actividad a lo que se hacía hace 10, 50 ó 100 años? La única es la escuela. Son los museos vivientes del pasado cuya misión suele decirse que consiste en preparar a los alumnos para el  futuro. 

Los colegios que forman estudiantes para el futuro tendrían que parecerse al parque de diversiones de Disney “tomorrow-land”  que permite a los usuarios crear sensaciones y explorar el futuro. Algo de esto están tratando de hacer los museos modernos. Los profesores deberían ser “futuristas” de las ciencias y ciencias sociales más que “pasadistas”; las clases debieran parecerse a cápsulas del tiempo que viaja al futuro más que al pasado que nunca se repetirá. 

Ojalá en el 2018 el Perú gire de su anclaje al pasado hacia su orientación al futuro.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1694603547306840?pnref=story

Artículos afines:

El status quo se defiende solo

Una mirada retrospectiva de mi camino como educador

¿En qué se diferencia un colegio de un museo? En casi nada, y eso es lo lamentable

Educación e historia andan por líneas opuestas (¿Visión de la educación desde el pasado o desde el futuro?)

Nadie cambia el mundo hacienda lo que el mundo le dice que debe hacer… How School Makes Kids Less Intelligent | Eddy Zhong |  Eddy Zhong, successful technology entrepreneur, dives into the truth behind our K-12 education system. Eddy strongly believes that the education system diminishes creativity and confines children to a certain path towards success. He contends that kids are taught to believe college is a necessary step in life and that it is mandatory to achieve one's goals. 

(LT: ¿por qué  el BID siempre llega tarde con propuestas sobre educación que ya eran obvias desde décadas atrás, después de haber acordado con diversos estados gastar billones en lo que no sirve?) Ahora dice: “Necesitamos una sociedad digital del siglo XXI, pero sobre todo más ética y empática” "No se puede pensar en aprendizaje solo a través de pruebas estandarizadas con resultados más o menos inmediatos. El nuevo gobierno tiene que concebirlo en el marco del proceso; en una educación más bien a largo plazo. En estas nuevas formas de enseñar y aprender, los avances digitales deben ser una herramienta que se articule al proceso de paz en el país. Los cálculos muestran que el mejor retorno económico se da en la inversión que se hace en los primeros años, pero también es necesario tener en cuenta que existen otros beneficios como el bienestar personal y social, variables más difíciles de cuantificar pero muy importantes".

Los planes de Netflix para revolucionar Hollywood. La plataforma de emisión en continuo ya ha tenido un impacto en el mundo televisivo y ahora Scott Stuber, al frente de su división de cine, quiere cambiar el sistema típico de estudios fílmicos y la temporada de premiaciones.  Quizá el público no conoce a Scott Stuber, pero se está volviendo uno de los personajes más importantes en el negocio del cine. Stuber, de 50 años, pasó de ser vicepresidente de Universal Pictures a dirigir la rama de cine de Netflix. Su misión es hacer que el catálogo de películas originales del servicio de transmisión sea tan formidable como el de sus series, que recibieron 112 nominaciones al Emmy este 2018, la mayor cantidad para cualquier televisora. Roma, de Alfonso Cuarón, es apenas el inicio de la misión cinematográfica de Stuber, la cual ya está confrontando a los estudios y cadenas de cines tradicionales con una pregunta que les provoca pánico: tal como Netflix hizo que muchas personas dejaran de contratar la televisión por cable, ¿ahora causará que la gente deje de ir al cine?