El indulto a AFF y las razones de estado

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico


Add this to your website

El indulto a AFF y las razones de estado (25 12 2017, León Trahtemberg)

Para muchos judíos, entre los que me cuento, abordar el indulto dado por PPK a Alberto Fujimori plantea un reto adicional al de los demás peruanos. Como herederos de las víctimas del Holocausto, mayoritariamente hemos creído en las condenas irreversibles a los perpetradores por un afán de justicia y no de venganza. Sumado a ello, los educadores somos muy conscientes de la importancia que tiene que desde niños aprendamos a que nuestros actos producen consecuencias y debemos asumirlas, aún si implican limitaciones o sanciones, como fórmula crítica para que exista disciplina, prevención, autonomía, libertad y cuidado del bien común. 


Por otro lado, las sociedades se organizan y eligen a sus gobernantes para que resuelvan los problemas nacionales y administren el poder procurando la justicia y el bien común, y también para que en situaciones críticas, decidan en nombre de sus electores lo que consideren la mejor opción para el país. 
Allí es donde a veces viene el conflicto y hasta contradicción entre uno y otro. Es cuando la justicia llevaría a decisiones que no se condicen con el bien común o al revés, cuando una injusticia favorece el bien común (nuevamente, en la forma que lo entiende el gobernante, suponiendo que actúa de buena fe)

Pongamos un ejemplo: los gobernantes de Israel, Alemania, Francia, etc. liberan terroristas a cambio de que salven la vida y devuelvan a su patria a conciudadanos y soldados que son rehenes de otros terroristas o de estados enemigos. Es injusto para el terrorista no pagar por sus crímenes, pero es justo para los rehenes ser liberados. En estos casos, los gobernantes toman decisiones justas pero injustas, por razones de estado. 

Como esas, hay cientos de situaciones más. 

Por ejemplo: Marcelo Odebrecht el mayor corruptor de políticos y funcionarios públicos de América Latina originalmente merecía 19 años 4 meses de cárcel, o quizá más y la afectación de todo su patrimonio; pero la justicia brasilera se lo rebaja a 2 años y medio de régimen penitenciario y luego 7 años y medio de arresto en un domicilio-oficina de lujo, porque la delación premiada por el estado permite esa injusticia, en aras de un bien superior, que es la identificación de los actores y modalidades de la gran corrupción latinoamericana.
Otro ejemplo: el gobierno colombiano perdona mayormente las sanciones justas que deberían recaer sobre los criminales de las FARC, en aras del bien superior que es el fin de la guerra, lograr la paz social y evitar mayores daños y muertes. 
Más ejemplos: las potencias salvan la vida de espías criminales y delincuentes atrapados en el país espiado, y los canjean por sus pares igualmente criminales del otro bando por razones de estado quedando en libertad al retornar a su país, en compensación por los servicios prestados al estado.

Más ejemplos: Patricio Aylwin del Chile pos-Pinochet tuvo que aceptar la ley de amnistías de Pinochet y su autonombramiento como senador vitalicio en aras del bien superior que era la recuperación de la democracia. Idem en Argentina, Brasil, etc.

A lo que voy es a que a veces quien ejerce el poder por delegación de la comunidad nacional toma decisiones que pueden evaluarse como injustas, pero se explican si contribuyen al bien superior. Para PPK y sus allegados, ese bien superior fue interpretado como preservar su condición de Presidente, lograr un mayor equilibrio de poderes y con ello hacer más sostenible la gobernabilidad que tendrá como consecuencia el bienestar (suyo) y de los peruanos.

Ese juicio de valor de PPK es altamente discutible, como se ve en las diversas reacciones producidas de todos los signos. Personalmente me cuesta aceptarlo. Muchas veces manifesté mi acuerdo con las sanciones a Alberto Fujimori por lo nociva e ilegal que resultó su presidencia y las re-re-elecciones, el costo humano que involucró su accionar, el copamiento y perversión de todas las instituciones que debieran garantizar la marcha eficiente del estado, la instalación de la corrupción sistematizada de la que emergen hasta hoy infinidad de normas obstruccionistas que nacen de la no confianza en la limpieza ética de los funcionarios públicos, lo cual le cuesta anualmente a los peruanos varios puntos del PBI, etc. 

Pero es PPK quien preside el país por elección popular, tiene el derecho a indultar y consideró que ésta es una situación límite en la que se aplica las razones de estado por encima de las consideraciones de la justicia ordinaria. Cada uno tendrá que juzgar en su fuero interno si comparte o no esta decisión, más aún quienes votaron por él pensando que era un mal menor o un bien mejor que permitir el triunfo de Keiko Fujimori 

Lo que está claro es que guste o no AFF es un actor ineludible de la política peruana y lo seguirá siendo a través de sí mismo y de sus herederos Keiko y Kenji, que por ratos aparecen alineados y por ratos confrontados. Aunque son difíciles de imaginar los escenarios futuros, hay dos opciones visibles para el período 2018-2021. 1) ¿Kenji (bajo paraguas de AFF) versus Keiko? ó 2) ¿Kenji más Keiko, bajo el paraguas de AFF como reconciliador familiar?

Está claro que hay Fujimoris en la escena política para rato.

En FB: https://www.facebook.com/groups/16620512859/permalink/10155792188617860/  

Columnas afines:

Jorge Morelli de Fuerza Popular es hace tiempo uno de los asesores más cercanos de Kenji Fujimori, y posiblemente inspirador de algunas de las columnas confrontacionales con Keiko y conciliadoras con PPK que publicaba en "El Comercio". Esta vez -30 12 2017 - el mismo Morelli publica en El Comercio una columna que ayuda a visualizar cómo vería la dupla Kenji-Alberto el futuro inmediato. Se titula: "Garante de la gobernabilidad: para Fuerza Popular la solución está al alcance de la mano, consiste en la reconciliación que la libertad de Alberto Fujimori representa”

Tres días antes -27 12 -2017- Jorge Morelli publicó en su blog MEDIA COLUMNA "Quebrar la mayoría absoluta" donde dice entre otras cosas "Recogí con Kenji Fujimori en todo el Perú las 800 mil firmas que fundaron Fuerza Popular. Por años fui, a pedido de los fujimoristas, a dar charlas todos los viernes en la noche a los locales de Fuerza Popular en todo Lima, desde el Callao hasta Chosica, desde Ancón a Pucusana. Por años también hice La Hora del Chino en la radio todos -los sábados muy temprano. Recuerdo que escribí buena parte del discurso de Keiko Fujimori el día de la fundación de Fuerza Popular en el coliseo Dibós. Alguna autoridad tengo para hablar de esto. Desgraciadamente, el partido que ayudé a formar se convirtió en una organización política autoritaria y antidemocrática que puso en peligro la gobernabilidad al apoyar una vacancia que habría precipitado al Perú al abismo. Por eso, para recuperar la gobernabilidad, había que quitarle a Fuerza Popular la mayoría absoluta en el Congreso". 

Vacancia e indulto: los nexos indivisibles (Ángel Delgado Silva) Son las dos caras de una misma moneda

¿Querían política? Aquí está Mirko Lauer  

"Estrategias y estratagemas" por Gustavo Gorriti. En el desordenado escenario actual de Perú, con su decisión indultar a Fujimori, PPK ha perdido su credibilidad y ha conseguido el desprecio de la mayoría antifujimorista 

Keiko Fujimori en la encrucijada, por Ricardo Uceda. El indulto recibido por Alberto Fujimori coloca a Keiko Fujimori en un dilema extremadamente difícil: ¿pacta o no con su padre y su hermano? Una conducta flexible no es característica de la jefa de Fuerza Popular.

El inesperado aliado de PPK, por Cecilia Valenzuela Dos políticos pragmáticos y octogenarios, ambos en el borde de sus límites, se han aliado: uno para sobrevivir en la presidencia y el otro para sobrevivir a una condena que acabaría con su vida

Fujimorismos, por LUis Davelouis “Aunque también ningunearon a Kenji y a Api y le aseguraron a todo el mundo que el apellido Fujimori no pesa en FP, hoy no están tratando de congraciarse como sea con él. Al menos, no por Twitter”. 

Yo no sabía: la mentira del año  (León Trahtemberg sobre el indulto, y su dimensión educativa)

A favor del indulto, por Franco Giuffra, El Comercio. “Existe una buena probabilidad de que el keikismo pierda su mayoría y eso sería muy bueno para el Perú”. 

Mirko Lauer: “Al darse cuenta de que la vacancia era posible, PPK pone en marcha el indulto” La República. 

El perdón pactado, por Ricardo Uceda, La República 02 01 2018. Dos posiciones ante el indulto. PPK elige la opción más desprolija

El hombre del año y el vicio de siempre, por Carlos Alberto Montaner, 02 01 2018 El Comercio “El problema aquí no es Odebrecht, sino la mentalidad que impera en América Latina”.