Redes sociales e identidades virtuales paralelas de adolescentes

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

La Industria, Trujillo 24 12 2017 y Diarios Regionales 24 12 2017

Aún si niños y adolescentes comparten computadores con sus padres y estos tienen  acceso a su cuenta de Facebook o Twitter (Instagram les es más incómodo), los jóvenes se las ingenian para generarse otras identidades que no son conocidas por sus padres, en las que acumulan cientos o miles de amigos con los que interactúan en la forma de una vida virtual paralela a la real, en la que tienen más edad y desempeñan alguna actividad interesante y erótica (a las chicas les gusta presentarse como modelos). Ser descubiertos  derrumba anímicamente a los padres que se culpan por fallar.  

A los adolescentes este mundo ilusorio les resulta más cómodo porque no genera tensiones, disputas o conflictos que no se puedan resolver con una rápida desconexión. Las redes sociales constituyen un ámbito de autonomía e independencia que les permite a los adolescentes  emanciparse precozmente sin moverse de su habitación. Con los perfiles anónimos e identidades supuestas y un lenguaje encriptado, los adolescentes logran construir en Internet identidades y mundos sociales a la medida de sus deseos, lo que los aleja de su entorno más cercano si éste le es hostil o complejo.

Bloquear a los adolescentes en sus redes sociales para aislarlos de sus comunicaciones solo demuele la confianza mutua padres-hijos dando pie a reproches que polarizan sus posturas e imposibilitan un diálogo y entendimiento mínimos. 

Los padres deben entender lo importante que es acompañar a sus hijos pero sin invadir sus espacios de privacidad. Más bien intentar abrir espacios de comunicación con pautas razonables de uso de las redes sociales con definiciones sobre qué cosas editar o postear, a quién aceptar y a quién no, restringir el tiempo de conexión, etcétera.

Eso no supone dejar de leer e intuir situaciones anómalas como la de los hijos que se extralimitan con perfiles paralelos o un consumo excesivo de horas en conexión.

Lo que resulta incomprensible es que la actividad desarrollada en Internet no suele ser tema habitual en las tertulias familiares puesto que las redes sociales se han incorporado a la vida cotidiana de todos nosotros. (Qué hacer cuando la vida en redes sociales de tu hijo va mucho más allá de lo que creías, El País, 02 12 2017)

En FB https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1604770426290153?pnref=story

Artículos afines 

Facebook en la vida de los adolescentes

Facebook y sus perjuicios para jóvenes

El niño cyber-acosador (bullying en la red)

Facebook de adolescentes bajo la lupa

Transformación digital: cultura y personas, no solo tecnología 

Edad para usar smartphones 

Mucha pantalla reduce habilidades sociales

Trastorno de Déficit de Contacto con la Naturaleza

Criticas a las panaceas tecnológicas

Escolares demandan derecho a usar celulares y facebook en clases 

Los 20 retos de la educación del siglo XXI: La creatividad y la inteligencia emocional son dos ámbitos que debe desarrollar la escuela del futuro (ABC.ES EDUCACIÓN  M. J. PÉREZ-BARCO 11/12/2013)   

 OTROS AFINES

Interactive Media Use at Younger Than the Age of 2 Years. Time to Rethink the American Academy of Pediatrics Guideline?

Quítale el móvil al niño: El trastorno de déficit de atención afecta a un creciente número de niños, y abre el debate en torno a los sobrediagnósticos