La escuela que corrompe y bulea

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 15 12 2017

La mayoría de las escuelas son estructuralmente corruptas, porque estafan a los alumnos al pedirles que dejen de pensar por sí mismos y que asuman como verdadera la versión que el profesor y los libros les traen sobre los temas humanos y sociales. Usan los exámenes y notas para obligarlos a agachar la cabeza y someterse a la “verdad oficial” o a lo “políticamente correcto” para no ser castigados o reprobados, o, los manipulan para que aspiren a alcanzar un premio o puesto de honor. Así, en lugar de ser un espacio para abrir la cabeza y salirse de la caja, se convierte en un espacio que estrecha la mente y la condena a estar en la cuadriculada cajita  convencional.

La mayoría de las escuelas son estructuralmente causantes del bullying, es decir, productoras del acoso psicológico al que están sometidos de manera continuada muchos de sus alumnos que sufren cotidianamente de estrés y angustia escolar, especialmente quienes no responden al nivel del estándar que se le ocurre fijar al ministerio de educación o a los propios colegios. Con ello no solo desconocen el saber de la moderna neurociencia, psicología y pedagogía, sino que hacen caso omiso al respeto a las diferencias individuales, que es el fundamento de la construcción de la vida democrática.  Por si fuera poco, con su sistema de evaluación que rankea alumnos (entre los  buenos y los malos) empoderan a los de arriba que sienten el derecho de burlarse, y debilitan a los maltratados de abajo que tienen que resignarse a su desgracia.

¿No es hora de girar a posturas escolares pro-niño que formen una ciudadanía democrática?

En FB:  https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1596707300429799 

Artículos afines:

Corrupción, gobernabilidad, panorama político ¿y la escuela?

Bullying: deja peores huellas que una enfermedad mental

Corrupción: como saber quién...

Ed. ciudadana de escolares mal evaluada ICCS-2016 (León Trahtemberg). Lo cuestionable es que esto no evalúa las actitudes reales de los estudiantes sino su participación en situaciones escolares formales de tipo electoral y sus respuestas frente a lo que harían en situaciones hipotéticas, remitiéndose a responder lo deseable o políticamente correcto, sin que se registren sus disposiciones reales, compromisos y actitudes   

La competencia destruye la competitividad (Padres-Cosas # 203)

La competencia entre escolares trae el bullying 

La nociva competencia entre escolares

Don't Compare Yourself to Others  Have you ever envied someone else's success? Do you sometimes wish you had another person's life? Well, comedian Tom Shillue explains why comparing yourself to other people will put you on the fast track to an unhappy life. 

¿Cómo se sienten los perdedores? (futbolistas o alumnos) 

Posgrado Anticorrupción y Educación Cívica

Una coima para lograr justicia

¿Cuánto nos cuesta la corrupción?