Castigo físico y psicológico frenan el aprendizaje

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 20 10 2017 

El castigo por presión psicológica y el que produce abuso físico afectan el rendimiento académico y la socialización de los niños en la medida que experimentan miedo y angustia, lo cual genera un estrés que afecta negativamente la estructura del cerebro, el desarrollo de la persona y su bienestar general, según los investigadores de Penn State University (Sarah Font y Jamie Cage en Child Abuse and Negligence; Science Daily, 29/09/2017).

Este estudio es uno de los pocos que examina simultáneamente el castigo físico abusivo y no abusivo según lo reportado por 650 niños y sus cuidadores. En esencia lo que ocurre es que el estilo de castigo destinado a infligir dolor para que el niño cambie su comportamiento, evitando así el castigo futuro, no les da la oportunidad de aprender a comportarse adecuadamente porque no se hace través de la explicación y el razonamiento.

Los niños fueron examinados en tres áreas de castigo físico: castigos corporales leves, castigos corporales duros y abuso físico. Luego se midieron los resultados cognitivos, el compromiso escolar y el aislamiento social de los niños. Encontraron que todas las formas de castigo físico y abuso están asociados con la disminución en el compromiso escolar. Basta la exposición inicial al abuso físico para producir una influencia negativa en el rendimiento cognitivo. En el caso del castigo físico severo se aumenta notablemente el aislamiento social entre los niños.

Todo esto supone que es importante que los padres aprendan a “castigar adecuadamente” y a encontrar alternativas para no afectar el desarrollo de sus hijos 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1518198561614007?pnref=story

Artículos afines:

Estrés psicológico escolar impune 
 
El 20% de peruanos tiene algún trastorno vinculado al estrés   24/09/2016 Mariela Sausa Peru 21  Expertos advierten que el estrés mal manejado puede derivar en cuadros de depresión, ansiedad o alcoholismo y causar infartos, derrames cerebrales o impotencia sexual. El trabajo y el agobio de vivir en la ciudad son las principales causas.

Limitaciones del tiempo-fuera (time out)

Los efectos en tus hijos del ‘rincón de pensar’ y otros castigos

¿Se puede castigar alumnos por ocurrencias fuera del colegio?

Castigado con recompensas

Pedagogía sexy: recuperemos el placer como el eje de la educación (María Acaso) Desgraciadamente no me equivoco cuando afirmo que el aburrimiento es una de las experiencias que más intensamente he vivido en mi vida como estudiante. Y lo que es infinitamente peor, una de las experiencias que más intensamente he hecho vivir a mis estudiantes en mi vida como docente. Un aburrimiento denso, físico, tupido, de esos que se pueden cortar con un cuchillo; un aburrimiento embotador, narcótico, analgésico que te robaba poco a poco las ganas de aprender. Las experiencias de la escuela, de la universidad, de esa conferencia con un tema maravilloso pero en la que era imposible mantener la atención, están infectadas por el virus del desinterés, de la repetición y del tedio (Continua).

(Estrés y displacer) La OMS avisa: los niños españoles se sienten presionados por los deberes    La OMS advierte: "El estrés relacionado con el colegio tiende a ser padecido por jóvenes con elevados niveles de presión escolar y se caracteriza por un incremento de comportamientos que ponen en riesgo la salud, más frecuentes problemas de salud (dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor de espalda y mareos) y síntomas psicológicos, como sentirse triste, tenso o nervioso". Los elevados niveles de presión escolar están también asociados con una autopercepción de la salud más baja y peor satisfacción con la vida.