Minedu: entre comprender y coincidir

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Al asumir Idel Vexler la cartera de Educación, hubo muchas voces que señalaban que eso implicaría una contra-reforma educativa, cosa que no comparto, porque todos sus argumentos críticos a las gestiones de Saavedra-Martens que le he leído o escuchado, más que desandar las reformas lo que proponen es redireccionarlas o ajustarlas sin renunciar a sus principios, que dicho sea de paso, en varios casos, se gestaron cuando él era viceministro de educación del gobierno aprista. Eso lo expliqué en mi primer post y entrevista que di analizando el contexto político en el que él asumía el cargo (http://www.trahtemberg.com/articulos/3041-idel-vexler-una-opcion-arriesgada-pero-viable-para-el-minedu.html)

En lo que a mí respecta, sostener que Idel Vexler no es un contra-reformista de las propuestas de Jaime Saavedra no quiere decir que yo comparta las propuestas denominadas “reformistas” de Saavedra y Martens, sobre las cuales Idel Vexler en algún momento se pronunció y tendrá que tomar posición desde su rol ministerial. Por ejemplo, no comparto la propuesta de los COAR (experiencias costosas y paralelas a la carrera pública magisterial que no son transferibles a todas las otras secundarias); el uso de los resultados de PISA y las ECE como referentes de la calidad de nuestra educación ni las estrategias de hacerlas públicas o de entrenar a los alumnos para que las resuelvan “mejor”; tampoco el uso de los bonos a los maestros en función de esos resultados. No comparto que el ministerio sea el capacitador y evaluador de los maestros para su ascenso en la carrera pública magisterial cuando esa no es su razón de ser ni su “expertise”; tampoco me identifico con el actual nuevo Currículo Nacional porque me parece que tiene varios aspectos retrógrados.  Sumado a ello, lamento la falta de autonomía escolar y la ausencia de promoción a la innovación que permita que cada colegio sea una unidad de innovación educativa, en vez de ser castigados por el Minedu con la rigidez y uniformidad, bajo la presunción de que “si les dan más autonomía, estafarán a la gente o harán las cosas mal”. 

También pienso que ha faltado liderazgo educativo de parte de todos los ministros de  educación hasta la fecha, que usualmente hablan de infraestructura, presupuesto, resultados de evaluaciones y remuneraciones docentes, pero se olvidan de que los padres y maestros necesitan guía y explicación sobre pautas de crianza, sobre las razones de las innovaciones  pedagógicas, el sistema de evaluación, la edad de corte para la matrícula escolar, los desfiles escolares militarizados, la prevención de vicios, el mundo de la sexualidad escolar; necesitan pautas sobre el uso y abuso no solo de sustancias psicoactivas sino de internet, tabletas y teléfonos inteligentes, cómo promover la ciudadanía responsable desde la infancia y también cómo incentivar la lectura y las actividades artísticas y deportivas pero evitando las competencias a temprana edad. 

Sin embargo, debo reconocer que el ministerio tiene su propia visión, capacidades y limitaciones, y que como ciudadano debo aceptar su rol rector, lo que no me exime de señalar aquellas cosas que creo que pueden hacerse de modo diferente o novedoso.

Ese es el espíritu de mis propuestas, sin que ello implique que desconozca los esfuerzos que hacen los ministros para hacer bien su trabajo en función de sus propios credos educacionales.

Espero que Idel Vexler contribuya a potenciar nuestra educación para que se ponga a la altura de los retos que demanda el siglo XXI  

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1465509563549574?pnref=story

Artículos afines:

24 09 2017 Idel Vexler: “Nos guste o no, han surgido nuevos líderes magisteriales”. El ministro de Educación considera que debe escucharse a todos los maestros, pero que no conversará con dirigentes sentenciados por terrorismo. Analiza cambios en las evaluaciones de este año  

Minedu: entre comprender y coincidir

Idel Vexler: una opción arriesgada pero viable para el Minedu

Contexto político en el que Idel Vexler asume como Ministro de Educación

Replantear los aspectos retrógrados de la educación peruana

Panorama educativo del Perú y la apuesta por una pedagogía moderna

La Ministra Marilú Martens debe quedarse un tiempo más.

“Ministro Saavedra tendrá el viento en contra”

Video "Visión e Innovación en Educación"

 
Esta crisis de aprendizaje está ampliando las brechas sociales en lugar de reducirlas.
Millones de niños en el planeta van a la escuela, pero no aprenden ni siquiera lo básico para escapar de la pobreza, afirma el Banco Mundial, al advertir de una "crisis de aprendizaje" en la educación global que acentúa la desigualdad social. Aunque en muchos casos completan la educación primaria e incluso secundaria, los estudiantes no logran calcular el cambio correcto cuando compran algo, no pueden comprender una receta médica o interpretar una campaña publicitaria 
 
Richard Gerver: “Hay demasiadas modas pasajeras en la educación”.Las escuelas se centran demasiado en lo académico. En España o Inglaterra los exámenes son la razón de ser de la escuela. Esto tiene que parar. La educación no va de aprobar exámenes, sino de desarrollar a los jóvenes para que tengan éxito. Los profesores no necesitan los exámenes para eso. Seamos serios. Están evaluando a sus alumnos todo el tiempo. Los exámenes existen porque les gustan a los políticos y los piden los padres. Pero, en realidad, como herramienta, obstaculizan la educación, no la mejoran. La OCDE señala que los países con sistemas que se centran en exámenes son en los que los chicos tienen más dificultades para encontrar un trabajo. Esto se debe a que la educación no está enfocada a su desarrollo, sino a prepararlos para un examen.