CURRÍCULO: PAPELITO NO MANDA. MANDA EL PROFESOR

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

A veces me parece que pecan de ingenuos, a propósito del debate sobre ideología de género en el currículo, quienes sostienen que cambiar unas frases en el texto del currículo nacional cambiará la formación de los alumnos a la que el currículo aspira. 

Si fuera cierto, si se cumpliera en la escuela lo que dice el currículo en valores, formación, aprendizajes, habilidades, competencias, perfil del egresado, etc. el Perú sería el líder mundial de la educación. No solo que no es así, sino con el mismo currículo en el mismo colegio un alumno se lleva consigo marcas para la vida muy distintas a las del vecino, dependiendo no sólo del clima institucional sino de los profesores que dejaron huella en su vida. 

Por lo tanto el verdadero currículo es el profesor y no el texto del currículo. Veamos.

Un alumno le pregunta a su profesor ¿le parece bien que se enamoren y se hagan parejas entre hombres o entre mujeres? Veamos tres tipos de reacciones no verbales:

1) El profesor mira al alumno y sin decir una palabra lo mira con gesto adusto de censura (inaceptable. ¿Cómo se te ocurre algo así?)

2) El profesor no se inmuta y se encoge de hombros (no es mi asunto)

3) El profesor se sonríe y hace un gesto complaciente (¿por qué no? ¿cuál es el problema?)

Veamos el ejemplo pero usando palabras políticamente correctas

El profesor contesta al alumno

1) Esa es una perversión. No es lo que Dios manda.

2) No me está permitido hablar de estos temas.

3) Es algo muy complicado. No sabría qué decirte. Habla con tus padres

¿Creen ustedes que cualquiera de esas opciones tranquilizará la angustia del alumno, y más aún, le servirá de orientación para comprender qué es lo que le está preocupando -sobre él o sus compañeros- y cómo procesarlo en términos de su identidad?

Dicho sea de paso, la actitud evasiva verbal o inclusive no verbal puede tener similar efecto poco educativo en los alumnos por ejemplo si se aborda en una conversación temas como un reciente vuelo colectivo con drogas, inquietudes sobre su vida sexual activa, o si debe censurarse o no la militancia en el Movadef. 

Si no terminamos de entender que en educación “papelito no manda”, (los papeles aguantan todo lo que se quiera escribir en ellos, sin mucha relación con los hechos de la vida real, al igual que muchas leyes), sino lo que manda es el profesor, su formación, valores, actitudes, responsabilidad profesional, etc. entonces seguiremos produciendo normas y documentos curriculares elegantes, políticamente correctos, pero a la par constataremos que nada de eso se convierte en realidad. 

La apuesta por la educación es la apuesta por los profesores. Si no hay una visión clara al respecto, y los seguimos considerando como una multitud de obreros de la educación que se rigen por los mandatos de los documentos, que son piezas intercambiables del sistema, cuyo cerebro es como una alcancilla en la que basta depositar un currículo o temas de una eventual capacitación para convertirlos en líderes profesionales sanos y confiables como orientadores de nuestros niños y jóvenes, avanzaremos muy poco.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1441370839296780?notif_t=feedback_reaction_generic¬if_id=1505221731873857

Artículos afines:

Turquía: El nuevo plan de estudios turco elimina la teoría de la evolución. Ankara impulsa una enseñanza con más islamismo y menos énfasis en Ataturk

Paraguay ordena retirar de la web del Ministerio de Educación materiales sobre ideología de género. El Gobierno que encabeza Cartes ha solicitado al Ministerio de Educación la retirada de todo material relacionado con la ideología de género, impuesto por el anterior Gobierno. Y el titular de Educación ha dejado claro que en las aulas se explicará que la familia está compuesta por papá, mamá e hijos.

Uruguay: Tribunal de apelaciones rechazó amparo de padres contra guía de educación sexual.  La justicia les dijo que tienen otras vías judiciales y administrativas para reclamar

Richard Gerver: “Hay demasiadas modas pasajeras en la educación”.Las escuelas se centran demasiado en lo académico. En España o Inglaterra los exámenes son la razón de ser de la escuela. Esto tiene que parar. La educación no va de aprobar exámenes, sino de desarrollar a los jóvenes para que tengan éxito. Los profesores no necesitan los exámenes para eso. Seamos serios. Están evaluando a sus alumnos todo el tiempo. Los exámenes existen porque les gustan a los políticos y los piden los padres. Pero, en realidad, como herramienta, obstaculizan la educación, no la mejoran. La OCDE señala que los países con sistemas que se centran en exámenes son en los que los chicos tienen más dificultades para encontrar un trabajo. Esto se debe a que la educación no está enfocada a su desarrollo, sino a prepararlos para un examen.