Innovación escolar en Alemania

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

El Tiempo 08 09 2017 y Regiones 10 09 2017 

En Alemania la Evangelische Schule Berlin Zentrum (2007) es un colegio privado evangélico capitalino que fue fundado con el objetivo de llevar a cabo un cambio radical en la cultura de aprendizaje. El colegio ha desarrollado algunas innovaciones educativas como la extinción de las asignaturas y de los horarios, dando mayor autonomía a los alumnos, consiguiendo muy buenos resultados.  (El confidencial, 03/07/2016, Cómo serán los colegios del futuro, según la escuela que ha revolucionado Alemania)

Su directora Margret Rasfeld explica que “la misión de un colegio progresista debería ser preparar a los jóvenes para manejar los cambios, o mejor aún, para que los deseen. Los colegios del siglo XXI deberían entender que su trabajo es desarrollar fuertes personalidades”.

Sostiene que el aprendizaje de los estudiantes debe ser promovido a través del apoyo individual (personalizado), respetando las diferencias personales, reconociendo que no ha funcionado en la educación que todos hagan lo mismo todo el tiempo. A ello se añade una estrecha colaboración entre los maestros, docentes y alumnos, que se comunican por escrito continuamente.

La secundaria no se divide en clases ni niveles sino en grupos de estudio. No hay asignaturas hasta que los estudiantes tienen 15 años. Ellos eligen los temas que estudiarán en cada asignatura, así como las fechas en las que realizarán sus exámenes. Las únicas áreas o materias troncales son las matemáticas, la lengua, el inglés y los estudios sociales, a las que se añaden otras como “retos” en la que se otorga a los alumnos una cantidad de dinero para planear una excursión donde deseen. Los alumnos pueden recibir un refuerzo especial los sábados (silentium).

Rasfeld también se muestra en contra de utilizar los exámenes PISA como criterio exclusivo con el que juzgar la calidad educativa. “Por desgracia, todo lo que tiene que ver con el significado se pierde si aprendemos solo las matemáticas de PISA”, señala. “Los tests de opción múltiple no tienen nada que ver con la aritmética”. En su opinión, los exámenes estandarizados y la evaluación comparativa que se lleva a cabo en Alemania han igualado la educación por abajo. 

Como vemos también en el caso de Alemania, aquellos que se atreven a innovar están un paso delante de la retrógrada educación tradicional 

En FB:  https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1438406252926572?pnref=story

Artículos afines:
 
Cómo construir cultura de innovación: pensamientos renovadores en educación y comunicaciónSonia Jalfin y Eevamaija Vuollo (Finlandia) disertaron en el marco de un inspirador encuentro de UPWARD Women Argentina. Expertas en comunicación y enseñanza ofrecieron su visión en los procesos de transformación y cambios que imperan en la sociedades modernas. Las conclusiones de una charla productiva
"Las reformas educativas que comenzaron en la década del sesenta en Finlandia, tenían un consenso de largo plazo. Basadas en equidad y escuela pública de calidad. Con el tiempo creamos un sistema público de escuelas muy eficiente y gratuito, ya que no hay educación privada en mi país porque está prohibida", explicó Vuollo. "Hay que privilegiar la educación personalizada. Es una pedagogía de la diversidad. En Finlandia los profesores son responsables de la evolución educativa de los chicos y para ello realizan metodologías innovadoras, con pruebas no estandarizadas. Son más bien personalizadas. Y para ello es necesario invertir en el profesionalismo docente" 

Richard Gerver: “Hay demasiadas modas pasajeras en la educación”.Las escuelas se centran demasiado en lo académico. En España o Inglaterra los exámenes son la razón de ser de la escuela. Esto tiene que parar. La educación no va de aprobar exámenes, sino de desarrollar a los jóvenes para que tengan éxito. Los profesores no necesitan los exámenes para eso. Seamos serios. Están evaluando a sus alumnos todo el tiempo. Los exámenes existen porque les gustan a los políticos y los piden los padres. Pero, en realidad, como herramienta, obstaculizan la educación, no la mejoran. La OCDE señala que los países con sistemas que se centran en exámenes son en los que los chicos tienen más dificultades para encontrar un trabajo. Esto se debe a que la educación no está enfocada a su desarrollo, sino a prepararlos para un examen.