Propongo una demanda judicial en contra del Currículo Nacional

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

05 09 2017 PROPONGO UNA DEMANDA JUDICIAL CONTRA EL CURRÍCULO NACIONAL

1) Contra el área de matemáticas, porque su enseñanza genera un enorme estrés en los alumnos y altos niveles de fracaso como evidencian las ECE del Minedu lo que golpea su autoestima y daña su salud mental. 

2) Contra el área de Ciencias Sociales, porque nos dicen que perdimos todas las guerras y que la independencia del Perú se la debemos a los extranjeros, atentando contra la identidad y orgullo nacional y la construcción de la ciudadanía peruana.

3) Contra las Ciencias Naturales, porque la teoría de la evolución de las especies (Darwin), así como la teoría del Big Bang -entre otras- atentan contra la fe de quienes creen que el universo se creó en un parpadeo de Dios instantáneamente. 

4) Contra el área de Tecnología, porque el mundo digital es una ficción que no se condice con el mundo real, y las redes sociales traen una serie de amenazas a la salud mental y seguridad de los niños y jóvenes por lo que debe ser excluida de la escuela 

5) Contra el área de arte que contiene elementos de música y danza, porque la primera produce sonidos con decibeles tan altos que dañan la audición de los niños y alteran a los niños del espectro autista, y las clases de danza porque éstas insinúan un coqueteo sexual inaceptable.

6) Contra la práctica de los deportes, porque a través de las competencias que esta anima se daña la autoestima de los perdedores o suplentes, lo que los aleja de la práctica física tan necesaria para el cuidado de su salud. Además, es inaceptable que el uniforme deportivo de las mujeres incluya el uso de shorts, porque pueden ser un factor de seducción a los varones.

Si estas razones para eliminar el currículo nacional no fueran suficientes, podría enumerar decenas adicionales sobre la letra y sentido de cada ítem del currículo, que puede tener una lectura que linda con la perversión. De modo que el poder judicial debería declarar inaplicable el currículo nacional, dándole a los padres de familia de cada colegio el derecho a decidir qué deben enseñar los profesores. Y si no se ponen de acuerdo, no deberían enseñar nada, con lo que se cuidará la pureza de su mente.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1424861974281000 

06 09 2017 SEGUNDA PARTE

EPÍLOGO: PROPONGO UNA DEMANDA JUDICIAL CONTRA EL CURRÍCULO NACIONAL

Ayer posteé una columna con este título, haciendo una exageración sarcástica de los extremos a los que podríamos llegar si es que los enunciados que regulan el currículo nacional fueran objeto de un proceso judicial cada vez que un grupo de padres siente que deberían ser  modificados u omitidos. Algo parecido puede ocurrir si se judicializan los reclamos de padres respecto a las notas o desaprobados escolares de sus hijos (por demandas de los padres contra el colegio o un profesor por ponerle una nota que creen inadecuada) o las sanciones por indisciplina.  Todo eso atenta contra las responsabilidades rectoras del ministerio de educación, y la capacidad de las autoridades nacionales y escolares de desarrollar su gestión a su mejor entender. 

En países como Estados Unidos en los que esto se ha ido dando crecientemente, el resultado ha sido perjudicial para los alumnos.  Sometieron a las editoriales y currículos escolares a lo “neutral” o “políticamente correcto” -es decir, no tocar ningún tema conflictivo cuya deliberación es la más formativa-  y atar de manos a los directores  a la hora de ejercer su autoridad para organizar una vida escolar disciplinada dentro de los colegios acordes a su reglamento interno. Sumado a ello, los enormes costos en dinero y tiempo para atender los extenuantes procesos judiciales. 

¿Quién gana con todo esto? En el cortísimo plazo, además de las remuneraciones de los  abogados de ambos lados,  algunos padres podrán sentir que ganaron. Pero al analizar la indefensión en la que dejan a sus hijos frente a las realidades de la vida y de sus propias características personales que debieran ser atendidas, los grandes perdedores  son los alumnos involucrados y el conjunto de la escuela. Esta ve debilitada su autoridad y capacidad de gestión por cuidarse de las demandas que podría acarrear cualquier cosa que sea problemática, pero cuyo trato está en el ámbito profesional  y que es parte de la realidad sobre la cual sus hijos tienen que aprender a  informarse y tomar posición.

Imaginemos por ejemplo a padres que no quieren que en el colegio se hable de drogas “no vaya a ser que se convierta una tentación para sus hijos” o que no se aluda a la vida sexual de los jóvenes aduciendo que “si se habla de ellas se legitiman”. ¿Ayuda eso a los niños y jóvenes? ¿Los prepara y protege para la hora de estar tentados por uno de esos estímulos? ¿Genera los espacios de confianza para que los alumnos quieran recibir consejo de los maestros?

No tratar cosas reales complejas y conflictivas en el colegio pese a la recomendación de los especialistas, solamente a pedido de los padres (lo que significa usualmente que ellos tampoco lo hacen), solo deja a los alumnos desamparados para enfrentar las realidades del mundo que no corresponden a la utopía deseada por estos padres. 

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1429035163863681

Artículos afines:

Poder Judicial resuelve eliminar la enseñanza de las matemáticas. (Educación Sexual)

Turquía: El nuevo plan de estudios turco elimina la teoría de la evolución. Ankara impulsa una enseñanza con más islamismo y menos énfasis en Ataturk

Paraguay ordena retirar de la web del Ministerio de Educación materiales sobre ideología de género. El Gobierno que encabeza Cartes ha solicitado al Ministerio de Educación la retirada de todo material relacionado con la ideología de género, impuesto por el anterior Gobierno. Y el titular de Educación ha dejado claro que en las aulas se explicará que la familia está compuesta por papá, mamá e hijos.

Uruguay: Tribunal de apelaciones rechazó amparo de padres contra guía de educación sexual.  La justicia les dijo que tienen otras vías judiciales y administrativas para reclamar