La tecnología impacta la educación

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 11 08 2017 

Según la OECD en los países más ricos el 30% de los adolescentes no alcanza la competencia en al menos matemáticas, lectura o ciencias. En los países pobres sólo una cuarta parte de los alumnos de secundaria lo logran. 

Esto se ha mantenido así durante los últimos 15 años pese a los miles de millones gastados en informática en las escuelas que cada vez se orientan más a utilizar software personalizado promovido por Mark Zuckerberg y Bill Gates. Sin embargo esto sólo traerá un cambio si se cambian los paradigmas de la enseñanza y la tecnología esté al servicio de la enseñanza y no al revés. (“How the science of learning can get the best out of edtech”, The Economist, Jul 22nd 2017)

Manejados mal, los dispositivos pueden distraer más que aportar. Una manera de hacerlo bien es mediante la enseñanza personalizada que se está experimentando en  cientos de escuelas norteamericanas de distritos escolares comprometidos con introducir el "aprendizaje digital personalizado". En la India, software como Mindspark puede identificar lo que un niño sabe y plantear las preguntas  compatibles con eso lo que está evidenciando ciertas ganancias en matemáticas y lectura.

Otra forma es reemplazar el uso de libros de texto por material y pruebas online como se está haciendo en algunas escuelas en California, a la par que se evalúa el progreso de los niños,  descargando esa tarea de los profesores que en cambio pueden visualizar mejor lo que pasa con cada alumnos.  

Este buen uso de la tecnología sigue dependiendo de los profesores, que siguen siendo cruciales para  el aprendizaje de los alumnos.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1305028639597668?pnref=story 

Artículos afines:

La tecnología debe ser invisible   

De la brecha digital a la brecha de creatividad

Computadoras deterioran aprendizajes de escolares

Las TICs deben transformar la escuela 

¿Está confirmado que la tecnología mejora los aprendizajes? 

Usar laptops e internet en clase afecta rendimiento  

Computadoras deterioran aprendizajes de escolares 

Aprendizajes en la era digital (el impacto de internet)  

La tecnología en la educación de aquí al 2018   

La poderosa economía de la educación. El sector tiene ante sí el desafío de reducir la desigualdad en los pupitres. La mejor estrategia, por lo tanto, pasa por minimizar el tiempo de ajuste entre velocidad tecnológica y educación. “Resulta imprescindible anticiparse y diseñar medidas educativas que ayuden a reducir los costes de transición. Cuanto más rápido sea el cambio, menor será el impacto”, analiza Oriol Aspachs, director de Macroeconomía de CaixaBank Research. Pero el cambio no es abrazar con desespero las tecnologías de la información sino identificar qué persigue el mercado de trabajo (creatividad, habilidades comunicativas, emprendimiento) y adaptarse. El filósofo Fernando Savater censura esta obsesión reciente de mezclar en las aulas la memoria y el deseo de las empresas. “La educación no puede supeditarse a lo inmediato, no puede responder solo a formar ‘empleados’ o ‘empleables’ ni puede dejar que las compañías diseñen, de acuerdo con sus necesidades, los planes de estudio. Educar es desarrollar la humanidad e ilustrar a los futuros ciudadanos. Los saberes en apariencia inútiles en el plano de la rentabilidad crematística (literatura, filosofía, historia) son los más útiles para la persona libre, no para el que tenga vocación de siervo; que es lo opuesto a la ciudadanía”. Quizá el sentido profundo de la educación sea solo eso: crear ciudadanos y no siervos. 

Los 20 retos de la educación del siglo XXI: La creatividad y la inteligencia emocional son dos ámbitos que debe desarrollar la escuela del futuro (ABC.ES EDUCACIÓN  M. J. PÉREZ-BARCO 11/12/2013)