Currículo para cambiar el mundo

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Regiones 06 08 2017

En Empowering Global Citizens: A World Course, Fernando Reimers y cuatro coautores de la escuela de graduados de educación de la Universidad de Harvard proponen un curso interdisciplinario K-12 que apunta a desarrollar las competencias cognitivas, interpersonales e intrapersonales específicas cruciales para prosperar en el siglo XXI. Entre esas habilidades: la capacidad social y emocional de entender y trabajar con personas de diversas culturas; la  creatividad para desarrollar soluciones sostenibles a problemas complejos; y  una sensación de confianza que las personas pueden (y están obligadas a) a hacer la diferencia.

El Curso Mundial está específicamente diseñado con  una perspectiva del  futuro que lo imagina interconectado, lleno de desafíos complejos que exigen un sentido de ciudadanía y colaboración que se expande más allá de las fronteras nacionales.

Para ser globalmente competentes, los estudiantes necesitarán pensamiento crítico, alfabetización intercultural, alfabetización digital y cooperación; necesitarán saber cómo trabajar juntos en proyectos compartidos; cómo utilizar la tecnología como herramienta de aprendizaje; y cómo verse como agentes de innovación y sostenibilidad.

El Curso Mundial comienza en Kínder de 5 años para que descubran que "nuestro mundo es diverso y hermoso, y podemos aprender de diferentes maneras, como contar, entrevistar, describir, contar cuentos y ver imágenes." Los temas a desarrollar son: Lo que tenemos en común y cómo diferenciamos,  El valor del emprendimiento social, La evolución de las civilizaciones, El poder de los ciudadanos comunes para mejorar la sociedad y el mundo, La realidad actual de la migración de población.

Los estudiantes de secundaria continúan el Curso Mundial con los cinco cursos semestrales: El entorno, Sociedad y salud pública, Conflictos y resoluciones mundiales, Economía del desarrollo: crecimiento y desarrollo en América Latina, Tecnología, innovación y globalización

Esta interesante propuesta reseñada en el blog de noticias de Harvard por Heather Beasley Doyle (A Curriculum for Changing the World,08/05/2017), toma como referente las metas del desarrollo sustentable de la ONU y oscila entre actividades guiadas hasta proyectos que los alumnos escogen y realizan.

La principal acotación que cabría hacer es la de procurar que todas esas  competencias y valores estén presentes transversalmente en todos los quehaceres de la escuela, en vez de aparecer como un curso desconectado del resto del currículo escolar lo que reduce notablemente su impacto.

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1296946670405865

Artículos afines:

Iniciativa disruptiva para una Secundaria hasta los 19 años 
 
Sugiero replantear el nuevo currículo presentado por el Minedu

Cómo cambiar la educación, si los padres tienen en la cabeza la escuela tradicional
Guillermina Tiramonti, ex directora de FLACSO, en audio MDZ Radio online: 
- "Somos gente que tiene distinta formación y distintas preferencia ideológica y teórica, que estamos convocados para pensar la posible realidad del país en el 2030 y aportar ideas para llegar a ese momento lo mejor preparados posible.
- "Estamos muy anclados en la coyuntura y tenemos que poder aportar para llegar a ese momento de otra manera".
- "Para cambiar la educación es necesario acordarlo con los gremios, consensuarlo con los padres, porque tienen en la cabeza la escuela a la que ellos fueron, la escuela tradicional, pero desde mi punto de vista, tienen que estar los partidos políticos. Hasta ahora, solo se ha negociado con corporaciones".
- "Se trata de que los chicos empiecen a trabajar a partir de propuestas de proyectos, problemas reales que tienen que solucionar. Participan conocimientos de distintas disciplinas. Hay que pensar en un aula en la que están presentes distintos docentes de las diferentes disciplinas".

Los padres y el currículo 2016

El currículo individualizado 

Eliminar currículo por grados

Emergencia y Currículo.  Planificadores sin ejecutores

VIDEO Nuevo enfoque pedagógico siglo XXI y críticas al nuevo currículo nacional (Hora N)

Harvard y el nuevo curriculo escolar XXI: Empowering Global Citizens: A World Course, Fernando Reimers, Harvard;  A Curriculum for Changing the World:PREPARING STUDENTS FOR AN INTERCONNECTED, GLOBAL SOCIETY — STARTING IN KINDERGARTEN  Informa Heather Beasley Doyle, 8/5/2017, (escuela de educación de Harvard)   

¿Y si estamos ahogando la sed de aprender de los niños con un bombardeo de estímulos? Los incentivos externos saturan los sentidos, empachan y anestesian la capacidad de saborear lo lento de lo ordinario CATHERINE L’ECUYER  "¿Dónde marchitó aquel asombro? ¿Y si la sed de aprender se hubiera ahogado en un océano de información sin sentido, en un bombardeo de estímulos externos compuestos por ruidos, contenidos y horarios que no respetan el orden interior de los niños, y por qué no decirlo también, de nosotros sus padres? Para que la sed sea sostenible, es preciso dejar beber poco a poco a la persona de una fuente que se ajuste a sus necesidades reales. ¿Hay que sorprenderse si uno se ahoga intentando tomar un sorbo de una boca de incendio? El asombro es lento, saborea la realidad a la que se acerca por primera vez, o como si fuera por primera vez. En cambio, los estímulos externos que saturan los sentidos empachan, embotan, anestesian el deseo, la sensibilidad y la capacidad de saborear la dimensión estética y lo lento de lo ordinario".  

Audio de la entrevista completa: https://soundcloud.com/mdzol/guillermina-tiramonti-en-mdz-radio 

La educación se ha roto. Hemos enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como hemos crecido en ese sistema, creemos que es normal, pero es una locura.Enseñamos en las escuelas lo que los colonialistas ingleses querían que aprendiese la gente: matemáticas básicas para poder hacer cálculo, literatura inglesa… Hoy no tiene sentido. Tenemos que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene

En el futuro, si quieres un trabajo, debes ser tan diferente de una máquina como sea posible: creativo, crítico y socialmente experto. Entonces, ¿por qué se les enseña a los niños a comportarse como máquinas? Los niños aprenden mejor cuando la enseñanza se alinea con su exuberancia natural, energía y curiosidad. Entonces, ¿por qué son arrastrados en filas y hechos para quedarse quietos mientras están llenos de hechos? Tenemos éxito en la adultez a través de la colaboración. Entonces, ¿por qué la colaboración en las pruebas y exámenes se llama trampa? Los gobiernos afirman querer reducir el número de niños excluidos de la escuela. Entonces, ¿por qué sus currículos y pruebas son tan estrechos que alienan a cualquier niño cuya mente no funciona de una manera particular? Los mejores maestros usan su carácter, creatividad e inspiración para provocar el instinto de aprender de los niños. Entonces, ¿por qué el carácter, la creatividad y la inspiración son suprimidos por un régimen sofocante de microgestión? Los profesores ahora están dejando la profesión masivamente con lo que se pierde lo invertido en su fromación, en carreras destruidas por el exceso de trabajo y un régimen de trituración espiritual que trae la estandarización, las pruebas y el control de arriba hacia abajo. Cuanta menos autonomía se les conceda, más se les culpa por los fracasos del sistema. Nuestras escuelas enseñan habilidades que no sólo son redundantes sino contraproducentes. Nuestros niños sufren este sistema deshumanizante para nada.