La escuela y la inteligencia artificial (IA)

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Correo 14 07 2017

Los niños que entraron a la educación inicial en el año 2016 egresarán en el 2030 a un mundo que estará dominado por máquinas inteligentes, lo que demandará de ellos poseer habilidades más allá de las tradicionales en aritmética y literacidad, otras como pensamiento crítico, creatividad, empatía, colaboración, capacidad de profundizar en conocimientos específicos y darle sentido a su aprendizaje. 

Por su parte la Inteligencia Artificial habrá transformado las aulas y el aprendizaje, permitiendo a los maestros crear contenidos personalizados para cada estudiante así como monitorear y rastrear el progreso de cada niño, tanto en literacidad y aritmética como en atributos personales amplios como la resiliencia, mentalización, perseverancia. Esos alumnos deberán desarrollar la capacidad de involucrarse con preguntas éticas que les plantea la tecnología y sus implicaciones en la privacidad, transparencia, equidad y detectar los sesgos que tendrán incorporados los algoritmos del software inteligente que afectará sus vidas (las máquinas inteligentes aprenden a procesar información y decidir en función de cómo fueron programados por los humanos que los diseñaron).

El gran reto para los curriculeros y autoridades ministeriales que piensan en los problemas del presente, así como para los maestros y padres que imaginan (equivocadamente) que la universidad del 2030 será idéntica a la de hoy, está en diseñar hoy una escuela que responda a los requerimientos de sus egresados dentro de 14 años, entendiendo que el egresado que hoy cursa la alta secundaria no requerirá lo mismo que el que recién entra a inicial o primaria.  

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1251430258290840?pnref=story

Artículos afines.

Alfabetización tecnológica para políticos (Invasión de la Inteligencia Artificial)

Transformación digital: cultura y personas, no solo tecnología

'Smart cities'¿Cuáles son las ciudades más inteligentes del mundo?

Los robots en la política

Esta máquina escribe discursos que dejan en evidencia a los políticos. Una inteligencia artificial es capaz de construir discursos políticos originales a partir de una base de datos de discursos anteriores

"Los discursos políticos por lo general tienen una estructura muy simple, por lo que los resultados del generador son muy buenos", explica Valentin Kassarnig

Inteligencia artificial, problemas artificiales

Incluso Stephen Hawking desconfía de la inteligencia artificial. El auge de la poderosa inteligencia artificial será lo mejor, o bien, lo peor que le ha pasado a la humanidad, no lo sabemos con certeza, dijo el científico 

El robot capaz de aprobar las pruebas de acceso a la universidad  Torobo-kun es mucho mejor, porque este robot fue capaz de aprobar los exámenes de ingreso a la universidad de Tokio, la más prestigiosa de Japón, obteniendo mejor nota que el 80% de los alumnos presentados y quedando entre los mejores en materias como matemáticas. La mayoría de los estudiantes acumulan conocimiento sin entenderlo, se limitan a memorizar cosas. Y las inteligencias artificiales pueden hacer eso mejor que nosotros, lo que me lleva a pensar que necesitamos un nuevo sistema educativo”. 

La educación se ha roto. Hemos enseñado a la gente de la misma forma durante los últimos 100 años y, como hemos crecido en ese sistema, creemos que es normal, pero es una locura.Enseñamos en las escuelas lo que los colonialistas ingleses querían que aprendiese la gente: matemáticas básicas para poder hacer cálculo, literatura inglesa… Hoy no tiene sentido. Tenemos que enseñar herramientas que ayuden a las personas a tener una vida gratificante, agradable y que les llene

En el futuro, si quieres un trabajo, debes ser tan diferente de una máquina como sea posible: creativo, crítico y socialmente experto. Entonces, ¿por qué se les enseña a los niños a comportarse como máquinas? Los niños aprenden mejor cuando la enseñanza se alinea con su exuberancia natural, energía y curiosidad. Entonces, ¿por qué son arrastrados en filas y hechos para quedarse quietos mientras están llenos de hechos? Tenemos éxito en la adultez a través de la colaboración. Entonces, ¿por qué la colaboración en las pruebas y exámenes se llama trampa? Los gobiernos afirman querer reducir el número de niños excluidos de la escuela. Entonces, ¿por qué sus currículos y pruebas son tan estrechos que alienan a cualquier niño cuya mente no funciona de una manera particular? Los mejores maestros usan su carácter, creatividad e inspiración para provocar el instinto de aprender de los niños. Entonces, ¿por qué el carácter, la creatividad y la inspiración son suprimidos por un régimen sofocante de microgestión? Los profesores ahora están dejando la profesión masivamente con lo que se pierde lo invertido en su fromación, en carreras destruidas por el exceso de trabajo y un régimen de trituración espiritual que trae la estandarización, las pruebas y el control de arriba hacia abajo. Cuanta menos autonomía se les conceda, más se les culpa por los fracasos del sistema. Nuestras escuelas enseñan habilidades que no sólo son redundantes sino contraproducentes. Nuestros niños sufren este sistema deshumanizante para nada. 

 Una revolución digital que hay que afrontar como una oportunidad. Los expertos aseguran que un buen uso de la robotización creará dos millones de empleos