Edad, experiencia y cargos en educación

Atención, se abre en una ventana nueva. PDFImprimirCorreo electrónico

Regiones 07 05 2017 

Hay en Europa ventajas en el hecho de tener una burocracia ministerial que hace su carrera de vida profesional en la función pública, lo cual se ve reflejado en el hecho de que para ser funcionario encumbrado o director de institución educativa hay que ser una persona mayor. Eso garantiza la continuidad de las políticas y una evolución meditada de sus desarrollos. Pero hay una desventaja en el hecho que se cuestionan muy poco el sistema que ayudaron a crear (con cierta ceguera de sus limitaciones) y que hay poco input de mentes creativas jóvenes capaces de sentir el mundo presente en términos distintos a los del pasado. 

Eso hace que se cuestionen poco el formato de su currículo escolar por áreas tradicionales, el asunto de la separación de la primaria /secundaria (de 1 al 9no y del 10mo al 12avo grado), la forma de calificar para el ingreso a la universidad, la rigidez del currículo nacional único y centralizado, los tests en las áreas tradicionales como sistemas de control de los logros escolares, el encumbramiento de la matemática y el inglés como si fueran los sinónimos indiscutibles de la buena escolaridad, la elección vocacional prematura (a los 14 años) de la secundaria que seguirán y que marcará su futuro de una manera muy rígida, la falta del soporte emocional para los niños con problemas psicológicos y familiares, (aunque hay conciencia de la necesidad de abordar habilidades sociales), la falta de un currículo que diversifique opciones de igual valor para niños con talentos diversos más que en función de la jerarquización superior  de la matemática y el inglés, etc.

Su idea sobre la manera de superar los problemas de segregación entre escuelas y escolares (especialmente con hijos de inmigrantes), la carencia de profesores y la disminución de candidatos a serlo, suele ser económica: más dinero para las escuelas y mejores sueldos para los profesores. 

Desde mi modesta óptica, esta convicción de que basta poner más dinero para resolver sus problemas y reformas en el mundo de la educación escolar no creo que los llevará muy lejos. La falta de ideas innovadoras requiere de incentivos diferentes a los solamente presupuestales. Su ausencia los mantendrá anclados en PISA y el siglo XX

En FB: https://www.facebook.com/leon.trahtemberg/posts/1141459805954553?pnref=story